2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Participación laboral femenina en Bogotá aumenta en un 30%

6 de enero de 2015
6 de enero de 2015

 

De acuerdo con Roberto Prieto Ladino, Subsecretario de Información y Estudios Estratégicos de la SDP, “una mujer que pasa de no tener redes de apoyo para el cuidado de sus niños a tenerlas, aumenta su probabilidad de participación laboral en 30 puntos porcentuales”. Las alternativas que tienen estas madres para el cuidado de sus hijos son sus familiares, personas externas a la familia (vecinos y amigos) y las redes públicas como los hogares del Bienestar Familiar.

Además, el estudio arrojó que si ellas viven con más personas, o sea en una familia extendida, disminuye su probabilidad de participación laboral en 4,5 puntos porcentuales. “Encontramos que a mayor número de personas en el hogar, las mujeres disminuyen su participación en el mercado laboral. Esto puede ser producto de la idea que aún se tiene de que las madres deben dedicarse a cuidar los niños y otras personas, como hijos mayores, el conyugue, compañeros u otros familiares, son los que están en la obligación de propender por buscar los ingresos del hogar”, explicó Prieto.

Las localidades de Bogotá donde hay mayor participación laboral femenina son Usaquén y Barrios Unidos con un 70-75 %, seguidas de Kennedy, Chapinero, Teusaquillo, Suba y Antonio Nariño con un 60%. Por su parte, Sumapaz y Santa Fe cuentan con la menor participación en la ciudad con un 40%.

La participación laboral femenina tiende a ser menor en hogares de mayor capacidad adquisitiva, es decir, a más ingresos menos necesidad de las mujeres para laborar. “El estudio nos permite inferir que las mujeres con niños pequeños o en edad escolar participan menos del mercado laboral si están en hogares donde hay mayor nivel de riqueza. Si en sus hogares hay más dificultades económicas participan más en el mercado laboral”, indicó el funcionario.

Entre otros hallazgos, se encontró que variables como el nivel educativo y la edad de la mujer están positivamente relacionadas con la participación en el mercado laboral. En efecto, “un año más en la edad de la mujer aumenta su probabilidad de participación en 1,5 puntos porcentuales. En el caso del estudio, se encontró que un año más de educación de la mujer aumenta esa probabilidad en 3 puntos porcentuales”, dijo.

Según el Subsecretario, este diagnóstico le permitirá a la Administración Distrital tener mayores insumos para la toma de decisiones de Política Pública para que las mujeres participen más en el mercado laboral sin descuidar el cuidado de sus niños y con unas condiciones dignas de trabajo decente.

“La Política Pública debe garantizar el cuidado de los niños en edad preescolar a través del fortalecimiento de programas como jardines infantiles y otras actividades culturales. De igual manera, se deben establecer incentivos adecuados para que se demande mano de obra femenina”, concluyó.