7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Niño empieza a impactar duro en el país

4 de enero de 2015
4 de enero de 2015

En los últimos días, la reducción en el contenido de humedad atmosférica ha traído como consecuencia días más soleados, con aumentos de la temperatura en amplios sectores de las regiones Caribe, Orinoquía y en sectores del centro y norte de la región Andina, principalmente.  

Se destaca, algunas zonas del centro y norte de las regiones Caribe y Orinoquía en donde la temporada seca se ha acentuado, registrándose valores de temperaturas máximas importantes, especialmente en áreas de los departamentos de Cesar, Córdoba, Magdalena, Riohacha, Arauca, Casanare y Vichada; de igual forma, en áreas de los valles interandinos en donde el comportamiento de las máximas viene registrando un incremento significativo. Es importante mencionar, que en la mayor parte del país se registran temperaturas máximas por encima de los valores medios máximos multianuales de temperatura; dicha situación, sumada a un fortalecimiento de los vientos en superficie, da lugar a que se presenten en este momento condiciones propicias para la ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal en buena parte de las regiones Caribe, Orinoquía y en el centro y norte de la región Andina.

Por su parte, el fenómeno conocido como las ‘heladas meteorológicas’, han empezado a registrarse en áreas del Altiplano Cundiboyacense; sin haber sido aún fuerte y sin una marcada recurrencia, el fenómeno ya ha hecho presencia en municipios como Sopó y Mosquera en Cundinamarca, y en Sogamoso Cerinza, Toca y Paipa en Boyacá. Los valores de mínimas más extremos en lo que va de la temporada, se han registrado en el día de hoy viernes 2 de enero de 2015, en Sogamoso (-3.6 °C), Cerinza (-3.0 °C) y Paipa (-2.0 °C). Se prevé que las condiciones propicias para la ocurrencia de este evento se sigan presentando e inclusive es probable que durante el presente mes se presenten eventos un poco más fuertes y más generalizados en áreas del Altiplano Cundiboyacense.

Con respecto a los niveles de los ríos, se mantiene una tendencia marcada al descenso en la mayor parte de los cursos de agua del país; sobresale el hecho de que se registren en este momento niveles en el rango de medios a bajos para la época, siendo notoria la disminución de los niveles en el río Magdalena entre Puerto Berrio y Puerto Wilches, en donde los niveles presentan en este momento valores muy bajos para la época, lo que dará lugar a restricciones en la navegación.

Por lo anterior, el IDEAM recomienda a las autoridades ambientales regionales y de las grandes ciudades, a los Comités Regionales y Locales para la Gestión del Riesgo de desastres en cabeza de las autoridades departamentales y municipales, desde ya estar atentos a la evolución del tiempo y mantener activos los planes para la prevención y atención de incendios de la cobertura vegetal, así como a la comunidad en general tomar las medidas de precaución necesarias para el desarrollo de las actividades agrícolas, recreativas y deportivas que involucren el uso del fuego para evitar la ocurrencia de este tipo de eventos que tanto daño causan al patrimonio ambiental, social y económico del país.

Así mismo, a los diferentes sectores agrícolas, a fin de que se realicen actividades preventivas que puedan mitigar los efectos dañinos que puedan generar las heladas.