5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

China hace las Américas

12 de enero de 2015

En un mundo caracterizado por la inestabilidad económica, con el desplome del precio de las materias primas y con índices de crecimiento nacionales cada vez más magros, el anuncio chino de invertir 250.000 millones de dólares en la próxima década en una sola región —en este caso Latinoamérica y el Caribe— es un canto de sirena muy difícil de resistir, sobre todo en algunos países en los que sólo una inyección de millones de dólares puede paliar relativamente una gestión económica ruinosa, imposible de enmascarar con discursos políticos altisonantes.

China ha decidido desembarcar en Latinoamérica de manera abrumadora, no solo por el monto de capital que empleará, sino también por sus objetivos —aumento del intercambio comercial hasta los 500.000 millones de dólares anuales— y por el nivel de representación política que está empleando en la operación.

España no debe ser un espectador en este proceso. Latinoamérica es vital para la inversión exterior de nuestro país, y aunque no pueda competir en cifras con Pekín, cuenta con dos factores que debería hacer valer: el primero, que su importante presencia empresarial, desde hace años, ha supuesto un beneficio para todas las partes. Y el segundo, que los mejores modelos —económicos, pero también políticos y sociales— para Latinoamérica son los de las sociedades democráticas.

EL PAÍS, MADRID/EDITORIAL