7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Pantalla & Dial

24 de diciembre de 2014
24 de diciembre de 2014

edgard hozzmanSus orígenes se pueden remontar a finales del siglo XVIII. Gracias al bailarín Sebastián Cerezo, quien según la folclorista y escritor español, Juan Antonio de Iza Zamacol: “Los mozos viendo bailar a Cerezo, lo figuraban volando, por lo que las gentes se recomendaban ir a ver al bolero”  

Hay otra versión de la época, según la cual los gitanos de Andalucía bailaban un ritmo al que llamaban bolero.

Sin embargo, la teoría más valedera para los estudiosos e investigadores de este género romántico, es el que el bolero, nació en Las Antillas, como una ramificación del danzón cubano y más tarde  revitalizado por las habaneras, las que tuvieron mucho que ver con la evolución del ritmo original.

Los primeros boleros nacieron las peñas, reuniones en las que se daban cita, músicos, poetas y cantantes, luego de cumplir con sus obligaciones laborales, muchos de ellos obreros y artesanos.

El primer bolero del que se tiene referencia es “Tristezas”  del guitarrista cubano, José “Pepe” Sánchez 1885, fecha que fue tomada como referencia para la celebración del primer siglo del Bolero.

A lo largo de más de un siglo, el Bolero continúa teniendo vigencia, los cambios generacionales, políticos y avalancha de nuevos ritmos no ha hecho mella a esta noble y bella expresión musical, oportuna disculpa para nuestros afanes y necesidades románticas, en el que se traducen, sentimientos y emociones.

Grandes artistas y compositores de este género, Agustín Lara, Consuelo Velázquez, Roberto Cantoral, Benny Moré, Hermanos Rigual, Bobby Capó, Los Panchos, Javier Solís, María Grever, Carmen Delia Dipini, Lucho Gatica, Los tres Ases, Olga Guillot, Tito Rodríguez, Frank Domínguez, Los Tres Reyes, Sonia López, Armando Manzanero, Daniel Santos, Felipe Pírela, Milthino, Mario Clavel, Hugo Romaní, Roberto Yanes, Antonio Prieto, Alci Acosta, entre otros más

=============================

FOLKLORE DE COLOMBIA

Folk, pueblo, gente Lore, ciencia. Folklore, en este término se conjugan todos los sentimientos, conocimientos, tradiciones, vivencias y tradiciones de un pueblo, raza o cultura.

Nuestra música vernácula nació de la necesidad de expresión e identidad de una nueva cultura, enriquecida, étnica y filosóficamente por tres razas, tan diferentes como sus origines y derroteros.

Los pioneros de nuestro folclore,  fundieron en su poesía, sentimientos y ritmos la cotidianidad de sus respectivas regiones, fiel reflejo de su idiosincrasia.

La información, poética y musical transmitida de generación en generación, por la tradición y la necesidad de exteriorizar sus afanes, pasiones, ilusiones e ideales, fortaleció y dio identidad al folclore colombiano, tan heterogéneo como nuestra geografía.

Originalmente nuestros ritmos, tuvieron una gran influencia autóctona, africana y europea, en su proceso evolutivo fue definitivo el aporte de la música gregoriana, vasca y andaluza.

De este crisol surgieron todos los ritmos que hoy le dan identidad a cada una de nuestras regiones, canciones y ritmos que son nuestro patrimonio e identidad cultural.

La evolución de los diferentes ritmos, creó la necesidad de instrumentos acordes a los requerimientos musicales de sus intérpretes y compositores, así nacieron, el tiple, el cuatro llanero, las bandolas, llaneras y andinas, el requinto , el arpa llanera (34-38 cuerdas ) los capachos,  la caja vallenata, el acordeón vallenato, entre otros instrumentos.