4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mafia inmobiliaria apunta sobre terrenos de Base Naval de Cartagena

7 de diciembre de 2014

La maniobra de los constructores privados, para darse un suculento banquete con el terreno de la Base Naval de Cartagena, busca que se incluya en el PEMP un cambio de uso de suelo de la franja donde hoy se levanta el complejo militar, y que es de «uso institucional».
El terreno de 40 hs que ocupa la Base Naval de Cartagena perteneció a la compañía petrolera canadiense Andian National Petroleum, lo compro el gobierno colombiano en 1960 y se lo cedió a la Armada Nacional.

No es nueva la versión puesta a circular en el sentido de que la base será trasladada a la isla de Tierrabomba, sólo que ahora la presión viene desde bien adentro de los ministerios de defensa y de cultura con la amenaza de la pérdida del título de la UNESCO otorgado a Cartagena en 1984, para montar el gran negocio inmobiliario del milenio, con el incalculable valor del metro cuadrado en esa franja, y construir mas edificios y condominios que afectarían las áreas visuales del Centro Histórico y sus alrededores.

El arquitecto Alberto Samudio, reconocida autoridad local en la restauración y defensa del patrimonio colonial de Cartagena, a propósito de la amenaza de pérdida del titulo de la UNESCO declaró: «eso lo vengo escuchando desde hace años. Es una amenaza que siempre hace el ministerio. No por quitarle a Cartagena el título de patrimonio, la ciudad va a dejar de ser lo que es.

«Si Cartagena no tiene el Plan Especial de Manejo y Protección PEMP es responsabilidad del Ministerio.
«El PEMP estaba casi listo al final de la administracion de Judit Pinedo y ellos hicieron varios cambios entre esos que se prohibía la construccion de marinas en todas las bahías y además quisieron meter dentro del área de influencia del Centro Histórico todo el predio de la Base naval.

«Eso es tan sencillo como que incluir el terreno de la Base naval en el PEMP les permitiría hacer un cambio de uso de suelo, actualmente estan impedidos porque ese terreno es de uso institucional y tendrían además la libertad para levantar edificios hasta de 30 pisos» dijo el arquitecto mas experimentado y documentado en la defensa de la estética colonial de Cartagena en los últimos cuarenta años.

En medios de Opinión locales independientes de la presión mediática que se ejerce en Cartagena en favor de los megaproyectos multimillonarios, se lanzó la alerta sobre lo que se trama, en altos niveles de mucho poder, incluso dentro del gobierno para caerle a unas tierras de astrónomica valoración monetaria.

No han terminado de causarle a Cartagena el grave atentado ecológico y paisajístico del túnel de Crespo, cuando se ve venir otro zarpazo en perjuicio de la estética y el patrimonio colonial de la ciudad.