2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“En el campo lo nuevo es hacer y hacerlo bien”: MinAgriculturaa

30 de diciembre de 2014
30 de diciembre de 2014

 

Con la premisa de que el agro juega un papel protagónico en el posconflicto y que la paz se siembra en el campo, el jefe de la cartera aseguró que “estamos sembrando la semilla de la prosperidad, trabajando de la mano con nuestros campesinos”.

Iragorri Valencia envió un saludo de fin de año para los campesinos de Colombia y señaló que a partir de ahora “en el campo renace la esperanza”, por eso, resaltó la labor del servidor público: “como funcionario que está al servicio de la gente, no solo saludando a los queridos, sino también ejecutando y realizando acciones, para que los recursos lleguen a los que realmente lo necesitan”, explicó.

Durante este 2014 también se desarrolló un proceso de articulación con las entidades adscritas y vinculadas al MinAgricultura, con el objetivo de optimizar los servicios que prestan al sector rural, apuntando a la nueva visión regional de la cartera.

Créditos fáciles y ágiles

Dando cumplimiento a uno de los compromisos asumidos por el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, se trabajó de la mano con el Banco Agrario para facilitar el acceso de los campesinos a créditos que se ajusten a su medida.

Para eso, el banco en 2014 ha desembolsado más de $4,2 billones, de los cuales el 53 % se destinó al sector agropecuario, por valor de $2,2 billones; y de estos, el 93 % ha sido dirigido a pequeños productores.

“Estamos convencidos de lo que estamos haciendo en materia de créditos, pero no quedaremos satisfechos hasta que el último de los deudores esté con sus deudas refinanciadas”, sentenció el Ministro de Agricultura.

Adicionalmente, el banco ajustó las condiciones de crédito en 40 de los productos agropecuarios con mayor demanda de financiación, para lograr que los plazos, periodos de gracia, amortización a capital y pago de intereses se ajusten a los ciclos vegetativos y productivos de estas actividades.

Pero la gran novedad en materia de crédito fue el lanzamiento de ‘Agroágil’, una solución financiera para todos los agricultores, que busca la bancarización de la población rural para que tenga acceso a un crédito suficiente, oportuno y ajustado a sus líneas y tiempos de producción.

Así mismo, como parte del plan del plan integral, se diseñó ‘Sembrando Sueños’, una nueva cuenta que permite que, a partir del hábito del ahorro, los clientes puedan acceder a ‘Agroágil’.

Sin embargo, esta financiación para el campesino no puede limitarse al desembolso de dinero. El Ministro indicó que todo recurso debe tener acompañamiento, para garantizar que el campesino ponga a producir de la mejor manera su tierra: “Que no se vuelva a desembolsar un solo crédito, o de Finagro o del Banco Agrario, si no va acompañado de asistencia técnica, pues sin esta, jamás seremos competitivos”, dijo.

En cuanto al Fondo Nacional de Solidaridad Agropecuaria (Fonsa), se han visitado más de 600 municipios, en los que han atendido a más de 45 mil clientes sujetos del programa, que corresponden a cerca del 65 % del potencial de beneficiarios, quienes ya firmaron sus pagarés por un valor de $200.000 millones.

“Vamos cumpliendo la meta de llegar a 80 mil beneficiarios del Fonsa, quienes tienen deudas de hasta $20 millones. Además, se han refinanciado las de quienes no están cubiertos por este instrumento, por $350 mil millones”, explicó Iragorri Valencia.

En balance, durante 2014 se han contabilizado más de $400.000 millones en normalizaciones y arreglos de cartera, cifra con la que se han beneficiado cerca de 28.000 clientes del banco.

Trabajando con, por y para los campesinos

Para cumplir con los objetivos trazados para el Ministerio, uno de los estandartes más elevados de la nueva política agropecuaria es la descentralización de la gestión y los recursos: “Estamos tomando decisiones, con y para la gente”, dijo Iragorri.

“Pensamos en toda la comunidad: campesinos, indígenas, afrodescendientes, raizales… para poner a producir la tierra. Acá cabemos todos, y todos debemos aprender a trabajar juntos”, señaló el alto funcionario en su balance de final de año.

Es por eso que se pusieron en marcha los Planes de Articulación Rural (‘Pares’), una estrategia que ha planeado coordinadamente la ejecución de 800 mil millones de pesos con vigencia de 2015, tiene enfoque territorial y se basa en los principios de Buen Gobierno: transferencia y participación.

A la fecha, La Guajira, Norte de Santander, Tolima, Magdalena, Caldas, Antioquia, Cundinamarca, Cauca, Boyacá y Nariño ya definieron los principales temas de trabajo por el sector agropecuario para 2015. Los departamentos faltantes tendrán su respectivo ‘Pares’ el próximo año.

“Son los campesinos los que definen en qué vamos a invertir el dinero. También son los que ejecutan los recursos”, explicó el jefe de la cartera, quien además señaló que la idea es fortalecer a las organizaciones, que se han visto tan ampliamente afectadas por el conflicto.

Para esta labor se construyeron 32 documentos departamentales con las líneas base de lo que se debe hacer durante 2015, con el fin de mejorar la productividad agropecuaria y dignificar la vida del campesino en cada región.

Otra iniciativa de descentralización, que tuvo su génesis en 2014 y se extenderá por todo el próximo año, son los Agroencuentros: “El objetivo de estos es abrir un espacio para facilitar soluciones reales y efectivas a las necesidades de productores y empresarios, generando además negocios que beneficien a todos”, explicó.

El primer encuentro de este tipo se realizó en Popayán, el 10 y 11 de diciembre, con un resultado muy ambicioso: inversiones por 80 mil millones de pesos para el desarrollo productivo del Cauca.

Se proyecta que para 2015 se realizarán otros cinco Agroencuentros de este tipo en igual número de regiones del país.

‘Iris’, una plataforma de transparencia

Al cierre del año el Ministerio de Agricultura lazó la plataforma Interactiva Referencial de Intervenciones Sociales (‘Iris’), en la cual institucionalidad, gremios y campesinos podrán hacer seguimiento en tiempo real de los compromisos adquiridos tanto en los diálogos sociales como los ‘Pares’.

“Vamos a tener un semáforo, en rojo o verde, que nos indique si vamos bien o mal, y    que nos permita ver qué está pasando con los recursos de los campesinos o quiénes están haciendo las distintas obras, entre otros temas”, explicó el jefe de la cartera.

Además, la plataforma servirá de herramienta para que el MinAgricultura realice un seguimiento minucioso de los avances en las metas país, consignadas en el Plan Nacional de Desarrollo. “Mediante ‘Iris’ vamos a poder medir cuál es el plan, los presupuestos, el objetivo, cómo y en qué vamos, etc. Así mismo, podremos a corregir lo que haya que corregir”, concluyó el Ministro.

Esta plataforma se lanza entendiendo la responsabilidad que acarrea descentralizar las acciones y los recursos; pero sobre todo, “porque tenemos que responderle a la gente del campo, que tiene una gran esperanza de lo que podamos hacer”, sentenció.

La tierra regresa a las víctimas

Colombia es el único país que está restituyendo a las víctimas en medio del conflicto y el mundo ha reconocido y destacado esta labor como una política ejemplar. Muestra de eso son las 72.316 solicitudes de inscripción al Registro de Tierras Despojadas y Abandonadas Forzosamente (RTDAF), registradas durante 2014.

“No venimos a echarle tierra a la historia, estamos dando tierra para cambiar la historia, porque donde se enterraron tantas vidas vamos a sembrar un nuevo futuro: Colombia en paz y tierra de campesinos reconocidos en sus derechos”, dijo el Ministro Iragorri.

La Unidad de Restitución de Tierras informó que van 14.334 casos con trámite administrativo finalizados y 1.808 casos con sentencia. En consecuencia, 85.132 hectáreas actualmente tienen sentencia restitutiva.

“Eran territorios despojados por grupos armados ilegales, mandaban los fusiles, pero a partir de ahora se escuchará el canto alegre y esperanzador de nuestros campesinos. Ese canto retumbará en todo el mundo”, dijo Iragorri Valencia.

Además, el RTDAF representa la única base de datos georreferenciada del país sobre despojo y da un aporte invaluable a la verdad sobre el despojo de tierras en el país. Esta implementación ha evidenciado conflictos por el uso del suelo y las carencias en materia de sistema de administración de tierras, entre otros.

“Estas tierras que se entregan serán el hogar de nuestros campesinos. Adiós a la violencia, lo que hemos hecho hasta ahora, las 300 mil hectáreas pendientes de sentencia y las 24 mil demandas que vamos a presentar en 2015, harán posible que este programa sea un éxito aún mayor”, sentenció el alto funcionario.

Vivienda para dignificar al campesino

Con la convicción de que la vivienda rural es la base para la dignificación del campesino en Colombia, el Ministerio ha emprendido una labor para entregar y adjudicar soluciones de vivienda rural.

Entre agosto de 2014 y diciembre de 2014 el Ministerio de Agricultura ha entregado 49.306 soluciones de viviendas rurales, con un valor aproximado del subsidio de $369.903. Esta acción se ha ejecutado en 524 municipios de 28 departamentos.

Adicionalmente, durante el mismo periodo se han adjudicado 94.237 soluciones de vivienda rural, con un valor aproximado del subsidio por $1.127.004 millones. Con estas soluciones de vivienda rural se han beneficiado 720 municipios, ubicados en 31 departamentos.

Mujeres y jóvenes rurales: con más campo en el campo

Gracias al programa de ‘Mujer Rural’ del Ministerio se ha logrado contribuir a mejorar las condiciones de vida de las mujeres del campo y sus núcleos familiares, destinando mínimo un 30 % de los recursos y políticas de la cartera a fomentar programas para esta población.

Durante 2014, se cofinanciaron proyectos productivos de 168 organizaciones de mujeres rurales por un valor de $6.643.200.000. A la vez, en el mismo periodo se realizaron 11 talleres de desarrollo de capital humano y social que beneficiaron a 700 mujeres campesinas.

Así mismo, por medio del programa ‘Formación para el Joven Rural Nacional’, que se realiza en convenio con el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios en el Exterior (Icetex), se busca formar a los jóvenes del campo en capacidades técnicas y empresariales, que les permitan generar ingresos en coherencia con las oportunidades de desarrollo de su entorno, municipio y región.

«Se nos está envejeciendo el campo, por eso estamos implementando acciones efectivas para que los jóvenes se queden en el campo y lo ayuden a resurgir», afirmó el Ministro.

Para este fin, el Ministerio destinó recursos por el orden de los 26.600 millones de pesos, con los que se busca financiar a cerca de tres mil estudiantes con hasta el 100 % del valor de las matrículas.

Se abre el mercado con Asia

En un trabajo conjunto entre los Ministerios de Agricultura, Comercio, Industria y Turismo se logró la aprobación en el Congreso de la República del Tratado de Libre Comercio con Corea y del Protocolo de la Alianza para el Pacífico.

Estos acuerdos son de vital importancia para el campo, porque posibilitan la entrada de productos colombianos de origen agropecuario a los mercados de los países asiáticos.

En el caso del TLC con Corea, que es un país altamente importador de alimentos, permitirá que Colombia le venda productos a un comprador que invierte 26 mil millones de dólares mensuales en este rubro.

Por su parte, gracias a la ratificación de la Alianza para el Pacífico, se abren las puertas para que el bloque de los países que la componen (Chile, México, Perú y Colombia), pueda llegar a los consumidores de todos los países asiáticos con productos agrícolas y pecuarios.