7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Al rescate arquitectónico de un barrio de Manizales

25 de diciembre de 2014
25 de diciembre de 2014

campamentoEl proyecto, emprendido por la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la U.N. Sede Manizales, hace parte del proceso de legalización de predios que adelanta la Alcaldía de Manizales en éste y otros dos barrios marginados: Chachafruto, en el cual también participa la U.N., y Bosconia, que aún no se interviene.

Según lo explicado por la profesora Tania Giraldo Ospina, profesora asociada de la U.N., el proyecto consiste en un proceso de planificación que incluye una estrategia territorial para mejorar áreas socialmente marginales y precarias en las condiciones de su hábitat.

La propuesta del grupo de la Sede Manizales busca consolidar el espacio público como hecho integrador entre Bajo y Alto Campamento (la división corresponde a la vía Panamericana), privilegiando sus cualidades paisajísticas.

Además, plantean dos equipamientos -uno cultural en Alto Campamento y uno educativo en Bajo Campamento- de acuerdo con la disponibilidad de suelos aptos para construir, así como la edificación de vivienda nueva para los habitantes que requieran ser relocalizados.

“Algunas de las viviendas más recientes se encuentran localizadas por fuera del perímetro urbano, es decir, están en suelo rural. También hay viviendas que se encuentran en áreas afectadas por riesgo implícito de deslizamiento y requieren ser relocalizadas”, afirmó la arquitectura Giraldo.

Experiencia académica

En el trabajo participaron nueve estudiantes del curso Taller de Línea de Profundización en Arquitectura y Hábitat, quienes hicieron una comprensión del barrio y su relación con el paisaje, pasando por el reconocimiento que hacen los habitantes de su territorio y finalizando con un proyecto arquitectónico a nivel de esquema básico, acorde con las necesidades expuestas por sus pobladores.

Para realizar un ejercicio de este tipo es fundamental el uso de un Sistema de Información Geográfica, ya que este se integra a las bases de datos. Por ello, los estudiantes aprendieron el uso del programa Quantum Gis (Qgis), que es un código abierto que permite visualizar, editar mapas y analizar todo tipo de datos usando la geografía como referencia, agregó la docente.

Participación comunitaria

Con el propósito de incluir a la población de Campamento se desarrolló un taller con la comunidad para realizar la cartografía social y un proceso participativo colectivo.

“La cartografía social es una herramienta creativa que facilita la elaboración de un relato grupal sobre un territorio y permite el conocimiento crítico de diversas realidades a partir de la memoria cotidiana y los saberes no especializados”, explicó la docente.

De las propuestas que surgieron de este espacio se concluyó que se debe conservar el parque infantil y la cancha del Maracaná, que hacen parte del pasado y la memoria colectiva; mejorar el cruce por la vía Panamericana, porque se considera un riesgo para las personas el transitar por allí; plantear un centro cultural, un equipamiento educativo como propuestas para el futuro y mejorar la cancha y el sistema de servicios públicos domiciliarios.

La profesora también dijo que el barrio Campamento tiene una ubicación privilegiada por ser un escenario paisajístico, logrando que todo lo que allí se proponga se aprecie desde la vía Panamericana o el municipio de Villamaría, por lo cual se constituye en un punto de referencia urbano.

(Por:Fin/FLPV/MLA)
U Nacional de Manizales