25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Judicializados tres policías y dos civiles por homicidio en night club de la Primero de Mayo

17 de septiembre de 2014
17 de septiembre de 2014

Como presuntos responsables del delito de homicidio culposo en concurso homogéneo y sucesivo, en concurso con lesiones personales culposas en concurso homogéneo y sucesivo, y abuso de autoridad  por acto arbitrario e injusto, fueron judicializados el teniente de la Policía y comandante del  CAI de Centenario, Javier Orlando Murcia Monroy y la patrullera Yuri Isleni Rodríguez García.

Asimismo, contra  el estudiante de la Escuela de Cadetes General Santander, Camilo Ernesto Chavarro Murillo; la dueña del centro nocturno, Luz Marina de la Peña Rozo, y el portero del establecimiento, José Gregorio Luna Murcia, el fiscal imputó los delitos de homicidio culposo en concurso homogéneo y sucesivo con lesiones personales culposas.

Según la investigación, los hechos acaecieron en el night club hacia las 4 y 30, cuando llegó un grupo de uniformados de la Policía, con el propósito de exigir el abandono del lugar de todos los que se hallaban dentro del negocio ingiriendo licor y departiendo, pues la norma señalaba servicio solo hasta las tres de la madrugada.

Ante la negativa del portero y de los propietarios del lugar de abrir las puertas para el ingreso de los uniformados, el estudiante Chavarro Murillo, habría rociado gas por debajo de la puerta en cuatro o cinco oportunidades, lo cual minutos más tarde comenzó a hacer efecto en los asistentes, quienes con tos y ahogo, intentaron salir del sitio, sin lograrlo debido a la negación del vigilante para abrir las puertas.

Luego de varios minutos, el grupo de más de 100 personas que se hallaba en el recinto, al conocer la presencia de las autoridades intentó abandonar el lugar formándose un motín en las escaleras de salida.

De acuerdo con lo expresado por el fiscal del caso, el proceder irregular de la  Policía habría ocasionado el hecho en el que resultaron 6 personas muertas (5 mujeres y un hombre) y otras 15 con heridas. Indicó además que la aplicación del gas fue como un detonante, pues quienes comenzaron a sentir ahogo y dificultad respiratoria iniciaron la estampida para poder salir.

En el sitio, entre las escaleras y el segundo piso, perdieron la vida Catherine Rincón López, Ana Torrado Puchi, Leydi Johana Santos Muñoz, Andrea Pinzón Salgado, Gladis Patricia Rincón Pinzón y el joven Andrés Rincón  Romero; quienes fallecieron al presentar asfixia y lesiones en varias partes de sus cuerpos.

Los imputados no aceptaron los cargos y permanecen en libertad pero vinculados al proceso.