25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por engañar con producto para determinar el sexo de los bebés, Superindustria sanciona a PERCOS S.A.

26 de agosto de 2014
26 de agosto de 2014

 

Proclamas o anuncios tales como “¿Ya conoces el sexo de tu bebé? Descúbrelo a partir de la 10 semana de embarazo”; “Primera y única prueba de identificación del sexo del bebé para usar en casa”; “Resultado en 5 minutos” y “90% de efectividad”, no contaban con soporte científico.

Mediante Resolución No. 44810 de 2014, la Dirección de Investigaciones de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), impuso a la comercializadora PERCOS S.A, una multa de NOVENTA Y DOS MILLONES CUATROCIENTOS MIL PESOS ($92.400.000) equivalentes a CIENTO CINCUENTA SALARIOS MÍNIMOS LEGALES MENSUALES (150 SMLMV), por infringir los artículos 23, 29 y 30  de la Ley 1480 de 2011, al suministrar información y publicidad engañosa a las consumidoras acerca de la efectividad del producto “INTELLIGENDER” para determinar el sexo del bebé con una simple prueba casera de orina realizada después de la décima semana de gestación.

El caso en concreto

La Dirección de Investigaciones de Protección al Consumidor, en el curso de una investigación administrativa, tuvo acceso a distintas piezas publicitarias emitidas por varios medios de comunicación del producto “INTELLIGENDER” comercializado por PERCOS S.A., en las que se anunciaba a las consumidoras la efectividad de una prueba casera de orina realizada después de la décima semana de gestación con la que se determinaba el sexo del bebé.

Luego de analizadas dichas piezas publicitarias, junto con las pruebas aportadas por la investigada al proceso, se encontró que las proclamas o anuncios sobre el producto ofrecido, no contaban con ningún tipo de respaldo técnico o científico que fueran suficientes e idóneos para demostrar que los beneficios ofrecidos respecto del producto“INTELLIGENDER” fueran efectivamente reales y comprobables, configurándose así las respectivas infracciones a las normas relativas a la información y la publicidad contenidas en el Estatuto del Consumidor (Ley 1480 de 2011).