9 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡Pobre Caldas, tan desamparado! (I)

15 de agosto de 2014

No obstante tener este departamento una ubicación geográfica envidiable, pues está casi en el centro de Colombia, más parecería indicar que fuera uno más de la periferia condenado al abandono y olvido por parte del establecimiento central. Y no me refiero a que tengamos, como en otras regiones, carencia de los servicios básicos domiciliarios. No. El problema que venimos padeciendo de tiempo atrás, y es mucho tiempo, no es por la falta de presencia de los órganos de control (Fiscalía, Procuraduría y Contraloría), sino que su presencia es vana por su inoperancia, con desidia, con alcahuetería por amistad y compradrazgos y otras yerbas más que son coadyuvantes de la corrupción y, por ende, de la impunidad, y los referentes no sólo son los funcionarios públicos, sino la casi totalidad de su clase política.

En Caldas y su capital han ocurrido hechos de corrupción graves y contubernios ignominiosos de algunos funcionarios y políticos con grupos ilegales, como ha ocurrido en otras regiones de Colombia y que han sido reprimidos, pero en esta comarca la situación es muy distinta, aquí todos están “vacunados” contra el articulado del estatuto penal y del código único disciplinario, y nunca pasa nada, y si se logra la apertura de una investigación, penal o disciplinaria, no pasa de las diligencias preliminares y termina en los anaqueles con el consabido auto inhibitorio, a pesar de ser estas conductas delictivas o ser falta gravísima, y que son notorias y conocidas públicamente. ¿Será que los políticos y funcionarios caldenses, así como los miembros de grupos al margen de la ley que operan en esta región son de mejor estrato social que los del resto del país que ya fueron investigados y condenados?

En este departamento hemos tenido de “todo como en botica”, desde captadoras o pirámides ilegales manejada por el Alcalde capitalino de la época hasta el minúsculo y burdo “serrucho” en la adquisición de la silletería del estadio Palogrande, pasando por grandes negociados en la Licorera a través de la adjudicación de contratos de distribución de sus productos y la inexplicable suspensión de la destilación a fin de facilitar el camino a su privatización; suscripción de contratos leoninos con empresas de apuestas de suerte y asar; el “regalazo” descarado e impune que se hizo de Termales del Ruiz por parte de Inficaldas al Hotel Carretero de propiedad de una familia López; el hurto increíble de varios vehículos inmovilizados por las autoridades de tránsito de Manizales; el carrusel de contratación y despilfarro que se ha dado en el Aeropuerto del Café; como también, las estrechas relaciones de ciertos políticos locales no sólo con organizaciones paramilitares, sino con reconocidos narcotraficantes. Y todo lo anterior sigue en la impunidad, y sus protagonistas muy tiesos y muy majos y las autoridades haciéndose los ciegos y los sordos y manejando un cinismo alcahuete extremo inadmisible.  

Los caldenses que pedían a gritos el relevo de Barco y Yepes por deshonestos y corruptos, situación que jamás se probó y que no pasó de ser chismes de Cafés, ya tienen para su tranquilidad y gusto una nueva clase política dominante instaurada por “Zurriaga” y la “Marquesa del Alto del Perro” (léase Adrianita Gutierrez), a través de sus amanuenses y correveidiles Lizcano y un tal Penagos, eso sí, más clientelista y corrompida que la anterior, con balance negativo en la tarea legislativa y en las de obras públicas, sólo posan de sanguijuelas de la burocracia, resultando más letal el remedio que la enfermedad. Y ya que estamos en las comparaciones, que de por sí son odiosas, aquellos llegaron al parlamento y al manejo político del departamento por sus ideas y su capacidad de convicción, caso contrario ocurrió con estos que alcanzaron esas posiciones bajo la égida del paramilitarismo y  narcotrafico, y sus ideas y capacidad se impusieron por métodos persuasivos de fatiga estomacal y extorsión burocrática.

Los métodos persuasivos en mención vienen siendo puestos en práctica de manera sistemática por estos nuevos “titanes” de la política en Caldas, tanto en los empleos del nivel nacional, como departamental y municipal, como en el reparto, sin control fiscal, de los “cupos indicativos” y que terminan en plata de bolsillo engrosando patrimonios y/o corrompiendo electores. En unos casos aprovechan su posición parlamentaria ante el poder central, en otros aprovechan al máximo el desconocimiento (léase ignorancia) del manejo de la cosa pública por parte del mandatario departamental o municipal y le exigen o enrostran su respaldo electoral y financiero a la campaña que alcanzó la victoria para la gobernación o alcaldía, y quitan y ponen con la misma facilidad que mueven las piezas del ajedrez sin inmutarse, y cometen injusticias y atropellos, incurren en el tráfico de influencias o comprometen los recursos públicos ante futuras demandas, y todo sucede bajo la impavidez cómplice y corrupta de las autoridades contencioso-administrativas y del ministerio público.

Un amigo común me contó que el tema de actualidad en los mentideros políticos es la situación sui generis del gobernador de Caldas, Julián Gutiérrez, en su aspecto político-administrativo, que siempre se distinguió por ser un liberal a secas, pero que su apetito por el primer cargo del departamento lo dejó en un estado de hibridez y sin ninguna ideología, lo que lo forzó a acoplarse al variopinto ideológico de sus nuevos mentores políticos y a denodarse desesperadamente por cumplir las exigencias para calmarles los apetitos burocráticos, lo que lo ha llevado a incurrir en tumbos garrafales en su precaria gestión administrativa, situaciones que ni siquiera se hubiesen presentado con aquel gobernante caldense a quien la Corte Suprema absolvió por ignorancia invencible.

También dizque comentan, que es tanta la desubicación política que no obstante haber dado a entender su apoyo a la reelección del presidente Santos, el día de las elecciones (segunda vuelta) por Radio Manizales-Todelar, de viva voz pidió al pueblo caldense que depositara su voto por “Zurriaga”, creyó ingenuamente que Santos también perdía en ésta, no tuvo en cuenta que muchos antiurisbistas estábamos en fila a fin de evitar una hecatombe. ¿Será que el gobernador desconoce la prohibición que tiene un funcionario público de intervenir en política? Sí esa intervención es cierta, para qué carajos es que sirve la Procuraduría?

Y lo más grave de todo este paseo es el desconocimiento del manejo de la cosa pública y, más   peligroso aún, es la carencia casi absoluta de una eficiente asesoría jurídica en la que sean expertos en derecho administrativo y conocedores profundos de la contratación y  del régimen laboral de los empleados públicos y trabajadores oficiales. Se corrobora esta afirmación en los atropellos innecesarios que se han cometido con muchos funcionarios del orden departamental.

No conozco al señor gerente de Empocaldas ni conozco su filiación política ni me interesa, no sé de donde es oriundo, pero por lo que he leído en el Diario local y los comentarios de muchos de mis amigos ingenieros, con este señor, de quien se dice es eficiente e impoluto, se están cometiendo muchas injusticias y atropellos únicamente por el prurito de saciar los apetitos desordenados de burocracia de los mentores ya mencionados.

En la segunda parte de este artículo profundizaré sobre éste y otros tumbos.

Apostilla: Señores Fiscal, Procurador y Contralora General, pasadas las elecciones parlamentarias solicité públicamente que se investigara la conducta de todos los Congresistas caldenses, por presunto peculado por la desviación de recursos de los cupos indicativos que, todo parece indicar, se destinaron a prácticas corruptas con electores, no dándose su destinación especifica, ya que hasta ahora no se conoce ninguna obra adelantada por ellos, pero sí un buen caudal de votos. Colombia ya no aguanta más impunidad.

Manizales, agosto 14 de 2014.

Columnas del autor

*La posesión de Juan Pa, curiosidades y lunares.
*El espinoso y humillante viacrucis con las «EPSs»
*Oposición, sí, pero seria sin demagogia, y sin «pelar el cobre».
*¡Qué peligro! con esa Derecha tan extrema.
*Si por allá truena, por acá caen centellas.
*“Vamos a reformar, lo que haya que reformar” Presidente Santos.
*El bazar de los cadáveres.
*¡Por Dios! No se coma este cuento «chino»…
*¿Qué diablos es lo que quiere la gente?
*Manipulaciones sórdidas y vergonzosas.
*Los engendros del mal.
*Se debe votar por el menos malo y por el menos feo.
*¿Quiénes son los borregos, Maestra?
*Mapia: una optimización vial con técnica ecológico-económica.
*Conviviendo con una pestilencia viviente
*Señora Contralora, controle esta “ratería”
*Señores de la Corte Suprema y Consejo de Estado: ¡Por favor, salven este país!
*El Presidente Santos frente al “Voto en blanco”
*No es una “Mermelada”, es un Peculado..
*El Inútil, el Emergente y el Perverso.
*Caldas, una “Olla” política nauseabunda.
*La necesidad de una IZQUIERDA unida y fuerte.
*Por los que no se debe “VOTAR” (II)
*Centro Democrático. Vs. El agónico Partido de la “U”.
*El caso de Orlando Sierra y la solidaridad de cuerpo.
*Por los que no se debe “VOTAR”.
*¡Qué vergüenza para Caldas, y para el país!!
*¡Elecciones a la vista! ¿Será que algunos sí merecen el voto?
*Se dificulta la reelección de algunos Congresistas.
*Partidos políticos ‘parasitarios’ y ‘excretados’.
*Este país está ‘despelotado’
*Óscar Iván “el obsecuente” y Uribe “el feroz”
*Al oído de Alfonso Gómez Méndez, Ministro de Justicia y del Derecho.
*Uribe Centro Democrático. ¿Qué es esto?
*El resurgir de una esperanza liberal.
*Uribe, “Verdugo” de su propio engendro.
*Carta al Fiscal General.
*¡Ojos abiertos y oídos despiertos! Uribe y sus listas cerradas y ‘providenciales’.
*Del sainete de las tres “IAS”, no se hace un caldo. ¡Qué vergüenza!
*En este país, hasta la sal se está corrompiendo.
*Lo nocivo de las veleidades y corrupción, sobre todo administrando justicia
*¡Oye! ¿Y quiénes ganamos las elecciones?
*Disentir o Denunciar: ¿Estigma o Muerte?
*Burócratas voraces, cínicos y pérfidos
*Ciegos, sordos y mudos, y, además
*De los que aspiran gobernar a Caldas, y de otras yerbas
*
Una ‘elección’ con impronta indeleble de una vergüenza.
*El Hermano menor de un Cacique político.
*Recordatorio abierto.
*¿Volverán los ‘paracos’ a colgar sus nidos en el Capitolio?
*¿Por qué esa obsesión de una Constituyente?
*La encrucijada del Alcalde Gustavo Petro.
*Las flaquezas graves e insólitas del Presidente.
*Glosario de Vergüenzas y de otras verdades.
*Los “arañazosimpunes a la Seguridad Social
*La Paz: el camino no es ‘culebrero’, pero es casi intransitable.
*Algo va del Alcalde Petro a la ex Senadora Piedad.