13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Convenio U.N.-Corpocaldas busca reducir riesgo de desastres

5 de agosto de 2014
5 de agosto de 2014

lusitania

Desastres como el que ocurrió en Lusitania están enmarcados dentro de este convenio que busca enfrentar los desastres y los modos de actuación tras una crisis.

Dicho marco, aprobado en 2005 por todos los estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tras el tsunami del Océano Índico, busca introducir en las políticas públicas los conceptos de prevención y evaluación de riesgos, así como la manera de enfrentar los desastres y los modos de actuación tras una crisis.

El grupo de trabajo en Gestión del Riesgo, adscrito al Instituto de Estudios Ambientales de la U.N. Sede Manizales (IDEA), y la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) avanzan en la ejecución de tres contratos interadministrativos que pretenden mejorar el conocimiento sobre la gestión del riesgo en la capital caldense.

El profesor Omar Darío Cardona Arboleda explica que la iniciativa apunta a la reducción del riesgo de desastres (RRD) para que sea una prioridad nacional y local.

También pretende evaluar y monitorear los riesgos; mejorar las alertas tempranas; utilizar el conocimiento, la innovación y la educación para crear una cultura de seguridad y resiliencia a todo nivel; reducir los factores subyacentes; y fortalecer la preparación en caso de desastres, a fin de asegurar una respuesta eficaz a todo nivel.

“Cada uno de los aspectos del Marco de Acción de Hyogo tiene un objetivo específico. Sobre estos tenemos avances con el Proyecto de Gestión del Riesgo para Manizales, desarrollado entre la U.N. y Corpocaldas. En el caso del RRD se espera que el proyecto aporte impulso al compromiso político y a la participación comunitaria”, amplía el experto.

Teniendo en cuenta que evaluar y monitorear desastres y mejorar las alertas tempranas es una de las prioridades de acción del convenio, los expertos prevén aplicar indicadores de vulnerabilidad, definir lineamientos para mejorar la recopilación de datos e información estadística sobre las pérdidas, ampliar los sistemas de alerta temprana y de información, generar desarrollo científico y tecnológico, socializar información y aportar en la modelación y predicción del clima.

En cuanto a la utilización del conocimiento, la innovación y la educación, en el convenio se trabajará en el desarrollo de un sistema de información de gestión y de protocolos para intercambio de información de amenazas.

Sobre la reducción de factores subyacentes es importante resaltar que se trata de mecanismos para compartir los riesgos financieros, ya que con estudios sobre cálculo de pérdidas para la red de acueducto y alcantarillado de la ciudad y para los inmuebles públicos y privados será posible rediseñar las pólizas de seguros de la ciudad y del seguro colectivo de Manizales.

Adicionalmente, el proyecto ha venido fortaleciendo las alianzas público-privadas en temas de gestión del riesgo, planificación del uso de la tierra y códigos de construcción, iniciativas que han generado estudios de deslizamientos y armonización de la microzonificación sísmica, como insumos para el Plan de Ordenamiento Territorial.

(Por:Fin/FLPV/dmh/AC)
U. Nacional de Manizales