13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Rajados los ministros vallecaucanos

29 de julio de 2014

cabezon

El periódico azucarero  recoge la opinión de los más destacados “chontaduros” del país con un resultado deplorable para la dirigencia del valle con asiento en el Consejo de Ministros.  

LA VOZ DEL PUEBLO

El Presidente Juan Manuel Santos, que mantiene una relación cercana con el empresariado vallecaucano, nombró en su gabinete a cuatro ministros nacidos en ese Departamento y mantuvo en su círculo íntimo a varios caleños. El balance es más bien desalentador. No se puede afirmar que por tener una representación regional tan importante en el Gobierno Nacional el Valle haya sido especialmente favorecido con las políticas gubernamentales o la inversión pública y en cambio sí la inmensa mayoría de ellos tuvieron un desempeño mediocre.

VALLE ES VALLE, LO DEMÁS ES LOMA

En La Barca le mostramos al país la muy exclusiva y enorme  participación valluna  en la alta nómina del gobierno Santos. Se dice, por ejemplo, que ya no se habla en Bogotá de la  Casa de Nariño sino de la Casa del Valle. Y que Colombia está regentada por nuevos huéspedes alojados ahora en el principal edificio del perímetro histórico de la gran capital.  La masiva presencia de caleños en el Gobierno mereció incluso un artículo de la revista Semana que en una de las cuatro ediciones de mayo de 2012, bajo este título: “El poder caleño en la administración Santos” y este agregado: “Tras revisar con lupa el círculo cercano de Juan Manuel Santos, salta a la vista que los caleños están pisando duro”.

BALANCE NEGATIVO

La significativa  presencia de funcionarios vallecaucanos en este primer cuatrienio dde Santos dejó, sin embargo, un balance más bien negativo. La República, el respetado diario económico de Bogotá, realiza una encuesta con empresarios para medir el clima de opinión entre los hombres de negocio y entre las preguntas que les hace a los consultados les pide evaluar la gestión de los ministros. Peor no podría ser, al finalizar los cuatro primeros años de Santos, los que recibieron las peores calificaciones del total de 37 ministros que tuvo durante el gobierno fueron precisamente los cuatro vallecaucanos.

LOS RAJADOS

La peor calificada fue la ministra de Cultura, Mariana Garcés, que terminó su gestión con una pobre calificación de 2.2. La de Educación, María Fernanda Campo, nacida en Buga, quien desempeñó durante cuatro años el ministerio de Educación, recibió una calificación final de 2.5, la misma que los empresarios le asignaron al ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, curiosamente su ex esposo y con quien tiene un hijo en común. Cierra el bloque de los peor calificados el caleño Federico Renjifo, quien durante su melancólico paso por el ministerio de Minas sacó un precario 2.6.

NIVELES DESFAVORABLES

La empresa Cifras y Conceptos, la de César Caballero,  en una encuesta realizada para “Red más noticias”, concluyó que los ministros vallecaucanos tenían más altos niveles de desfavorabilidad que de favorabilidad, con el agravante, según el cual, sus gestiones son completamente  desconocidas para la mayoría de los consultados.