19 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«El fin de la desigualdad empieza con el desarrollo regional que el país requiere»: Presidente Name

25 de julio de 2014
25 de julio de 2014

 

«El estudio de una reforma tributaria progresiva como se sugiere desde distintos sectores, la reforma a la salud que ya tiene allanado el camino con la ley estatutaria que aprobamos en la legislatura pasada, el mejoramiento de la educación pública, la transformación de la justicia, el presupuesto general de la Nación de 2015, el nuevo Plan de Desarrollo Nacional, la revisión a la ley de ordenamiento territorial para medir el futuro de la autonomía regional, los ajustes al Sistema General de Regalías, los nuevos incentivos a la recreación y al deporte, el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, la política de buen gobierno y anticorrupción, la conveniencia de una nueva ley de televisión, la plataforma social y económica del posconflicto y otros temas de indiscutible importancia, merecerán la consagración y dedicación que espera la opinión pública de nuestra parte, para que tomemos las decisiones correctas a la hora de la aprobación», indicó el Senador Name Cardozo en el acto de reconocimiento que le ofreció la Universidad Autónoma del Caribe por su elección como Presidente de la Corporación.

El legislador habló en el marco de la conmemoración de los 47 años de la Universidad en donde se graduó como administrador de empresas y sostuvo que «Nada puede ser mejor para las regiones colombianas, en especial para la Costa Caribe de donde provengo, que la recuperación del poder político en cabeza de la honrosa designación que se me ha hecho para presidir el Congreso. Indudablemente se trata de un magnifico comienzo para la nueva vida que le espera a las regiones de mi país».

El Senador Name Cardozo manifestó que «Desde la Presidencia del Congreso de Colombia espero también ser el garante del cumplimiento de los compromisos que ha planteado el señor Presidente de la República, doctor Juan Manuel Santos, hizo con las regiones. Y en este proceso aspiro y espero contar con el concurso, repito, de todos los sectores del país. Juntos podemos, solos es imposible lograr los cambios que anhelamos».

Sobre el papel que debe jugar la Universidad Autónoma en este proceso, el congresista por el Partido Social de Unidas Nacional, La U, expresó que «sé que recibiremos generosos aportes para el debate y la adopción de la normativa requerida, especialmente lo que se refiere a la reforma a la educación y al desarrollo regional».

A continuación el texto de la intervención del Presidente del Senado, José David Name Cardozo:

Un compromiso por Colombia y sus regiones

Palabras del Senador José David Name Cardozo en el Acto de reconocimiento a su gestión Universidad Autónoma del Caribe

Barranquilla julio 24 de 2014

Agradezco a las directivas de la Universidad Autónoma del Caribe y a su señor Rector, doctor Ramsés Vargas Lamadrid, el reconocimiento que se hace a mi labor profesional y legislativa, a propósito de mi exaltación como nuevo Presidente del Congreso de Colombia, dignidad a la que llego luego de dos periodos constitucionales consecutivos en el Senado de la República.

Me alegra y enorgullece profundamente que provenga de la Universidad en la que me formé como Administrador de Empresas, al tiempo que me embarga la emoción al recordar esos tiempos estudiantiles durante los cuales abundaban los sueños y se compartía en pasillos, plazas y salones de clases con compañeros y compañeras ávidos de construir futuro en buenas condiciones de vida.

Esta es mi Universidad, a ella le dedico gran parte de mi gratitud como profesional y por ella y por su contribución al desarrollo de la educación superior en Colombia y la Costa Caribe, siempre estaré dispuesto a hacer lo que sea necesario para que el desarrollo humano mire hacia adelante en nuestras latitudes.

Me complace sobremanera apreciar el desarrollo infraestructural de la universidad, el crecimiento de la población estudiantil y la planeación que tiene la institución para prepararse y enfrentar con éxito los retos que enseña la actualidad.

Aquí los sueños y las esperanzas alzaron vuelo y se pulimentaron nuestras habilidades y competencias para la vida y el servicio a la Patria y a la región.

Pero los sueños y las esperanzas para hombres y mujeres de fe y correcta intención, nunca terminan. Hoy son más hermosos que nunca e implican un mayor desafío de cara a las grandes responsabilidades nacionales.
Entendiendo la importancia del momento que vive nuestro país frente a la posibilidad de un acuerdo de paz con la subversión, la necesidad de darle vocería a la lucha por el desarrollo regional y la atención que merecen y reclaman las víctimas del conflicto y los millares de personas vulnerables que deambulan en los campos y ciudades, entre otros aspectos vitales de la agenda nacional, decidí asumir la Presidencia del Congreso de la República a nombre del Partido Social de Unidad Nacional, La U.

En este contexto, el gran reto es trabajar prioritariamente la plataforma legislativa de la paz en la era del posconflicto y ahondar los esfuerzos institucionales por el desarrollo de las regiones colombianas que implican la provisión de recursos presupuestales, la autonomía administrativa, reforma fiscal, ajustes al sistema de regalías, reforma a la salud y a la educación, mayor esfuerzo en infraestructura, prevención frente al cambio climático, financiación para el emprendimiento, fortalecimiento de la participación de la mujer y atención en nutrición a la primera infancia, para mencionar algunos de una variado portafolio de temas.

He agradecido a quienes depositaron su confianza en mi elección como nuevo Presidente de la corporación y a quienes han estado al margen, también les he renovado mi invitación a que trabajemos unidos por el país, ya que la actualidad no está para profundizar diferencias ni odios sino para pensar en el futuro bienestar de los colombianos.

Como atlanticense, como hijo de Barranquilla, vocero de la Costa Caribe, y representante de las regiones que no han sido escuchadas secularmente, haremos que se canalicen las justas aspiraciones de los entes territoriales que fueron determinantes a la hora de concederle un nuevo mandato a la paz.

En ese contexto serán importantes, insisto, el Plan de Desarrollo Nacional, el Presupuesto del año 2015, y los instrumentos para fortalecer la descentralización y madurar la autonomía regional, en el marco de una transformación para el posconflicto y la reivindicación de unos departamentos y municipios tradicionalmente marginados por el centralismo.

Me siento con la capacidad y la formación necesarias para manejar el proceso legislativo y toda la tarea administrativa que representa el funcionamiento del Congreso, rodeado del apoyo de los Senadores y Representantes a la Cámara así como del compromiso de un destacado equipo profesional de hombres y mujeres que laboran en las diferentes dependencias de la corporación.

Me siento muy optimista respecto de la responsabilidad asumida y espero que sea muy grande el respaldo de cada uno de los sectores del país en la nada sencilla tarea de generar las condiciones que nos permitan cada día ser mejores. Desde la eternidad me acompaña la voz sabia y prudente de mi padre, José Antonio Name Terán, quien hace 30 años se posesionaba como Presidente del Senado en un instante también crucial para la vida nacional.
Tenemos un panorama lleno de asuntos vitales para trabajar sobre lo fundamental, como diría el doctor Álvaro Gómez Hurtado.

El estudio de una reforma tributaria progresiva como se sugiere desde distintos sectores, la reforma a la salud que ya tiene allanado el camino con la ley estatutaria que aprobamos en la legislatura pasada, el mejoramiento de la educación pública, la transformación de la justicia, el presupuesto general de la Nación de 2015, el nuevo Plan de Desarrollo Nacional, la revisión a la ley de ordenamiento territorial para medir el futuro de la autonomía regional, los ajustes al Sistema General de Regalías, los nuevos incentivos a la recreación y al deporte, el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, la política de buen gobierno y anticorrupción, la conveniencia de una nueva ley de televisión, la plataforma social y económica del posconflicto y otros temas de indiscutible importancia, merecerán la consagración y dedicación que espera la opinión pública de nuestra parte, para que tomemos las decisiones correctas a la hora de la aprobación.

Nada puede ser mejor para las regiones colombianas, en especial para la Costa Caribe de donde provengo, que la recuperación del poder político en cabeza de la honrosa designación que se me ha hecho para presidir el Congreso. Indudablemente se trata de un magnifico comienzo para la nueva vida que le espera a las regiones de mi país.

He dicho que la paz la firmaremos en Colombia sobre la base de un irrestricto apoyo al desarrollo de unas regiones periféricas y sureñas que han sido las que más han sufrido los rigores del conflicto armado en los últimos 50 años. El desarrollo regional no es una dádiva del poder central, sino un acto de justicia con aquellos departamentos y municipios del país que durante décadas abandonó y trató casi que despectivamente.

Desde la Presidencia del Congreso de Colombia espero también ser el garante del cumplimiento de los compromisos que ha planteado el señor Presidente de la República, doctor Juan Manuel Santos, hizo con las regiones. Y en este proceso aspiro y espero contar con el concurso, repito, de todos los sectores del país. Juntos podemos, solos es imposible lograr los cambios que anhelamos. De la Universidad Autónoma del Caribe sé que recibiremos generosos aportes para el debate y la adopción de la normativa requerida, especialmente lo que se refiere a la reforma a la educación y al desarrollo regional.

Estaremos atentos.

Muchas gracias,

José David Name Cardozo
Senador de la República Partido de La U.
Presidente del Honorable Congreso de la República