22 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Colombia tienen derecho a soñar con buenos gobernantes con más del 50% de aceptación electoral”: Angelino Garzón

3 de julio de 2014
3 de julio de 2014

 

Y agrega:

Ejerciendo su derecho constitucional algunas personas en Bogotá D.C., Cali y en otras ciudades y regiones del país, han comenzado a postular sus nombres como posibles candidatos y candidatas a alcaldías y gobernaciones.

En este sentido, y respetando su autonomía, me permito sugerirle a los partidos de la U, Liberal, Conservador, Verde, Centro Democrático y Cambio Radical, entre otros, solicitar a sus futuros candidatos y candidatas a cargos de elección popular para octubre de 2015, basar su gobernabilidad en principios y valores éticos, muchos de los cuales ya están definidos por los propios partidos políticos, y estimular procedimientos democráticos como la elección popular para elegir los candidatos o candidatas previamente inscritos, así éstos no pertenezcan a dichos partidos.  

Públicamente he manifestado que si el Dios de los cielos y el Milagroso de Buga me dan vida y salud, el 14 de mayo de 2015 anunciaré si soy candidato a la Alcaldía de Bogotá D.C., Cali o no seré candidato a nada. Dicha decisión la tomaré de manera personal, familiar y no la supeditaré a la opinión de ninguna persona natural o jurídica.

Aunque en este momento no hago parte de ningún partido político, de llegar a ser candidato estoy dispuesto a someterme a los procesos de selección interna que definan los partidos. Igualmente defenderé el derecho que tienen los candidatos y candidatas a invitar a votar por ellos, por otros candidatos o por el voto en blanco.

Así mismo, estimularé que se promueva un acuerdo público de cero tolerancia con la corrupción, la compra y venta de votos. Como proceso pedagógico sería interesante que la persona que salga elegida como gobernante local o regional lo haga con la aprobación de más del 50% de la población electoral, en caso contrario que se repitan las elecciones.

Lo primordial es reivindicar el derecho al voto y a la democracia, luchar contra la sucia práctica de compra y venta de votos, contribuir a la no polarización política y consolidar ciudades y regiones sostenibles e incluyentes. El camino de la paz de Colombia presupone el diálogo, el entendimiento y la cooperación entre los diferentes sectores políticos y sociales del país. Debemos reivindicar el derecho de ser diversos como base de la igualdad, de la unidad y de la no discriminación.

El sentido común nos enseña que el propósito de los candidatos y candidatas no debe ser solamente ocupar un cargo de gobierno, ni ejercer poder político, sino esencialmente ser útiles a la población, defendiendo el sueño de las ciudades y regiones del país de tener gobernantes eficientes, transparentes e incluyentes con más del 50% de aceptación de la población electoral.