12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cacaocultores deben prepararse para crecer: Minagricultura

11 de julio de 2014
11 de julio de 2014

En reunión con la Junta Directiva de Fedecacao, el Presidente Ejecutivo, Eduard Baquero López, y el gerente técnico, Fernando Moreno, en la que también estuvieron el viceministro de asuntos agropecuarios, Hernán Román Calderón; el director de cadenas agrícolas y forestales, Miguel Fadul Ortiz; y el coordinador de la cadena cacao, William Granados, se hicieron diferentes anuncios y se dio un nuevo espaldarazo a la institucionalidad que representa la Federación.

En efecto, entre los anuncios del ministro estuvo la asignación del manejo de los recursos de un contrato plan para cacao en la zona de Urabá (Antioquia, Córdoba y Chocó) que ya se encuentra listo y falta la aprobación para el giro de los recursos por parte de Planeación Nacional.

De igual manera el jefe del despacho agrícola ya envió una carta a su colega de Relaciones Exteriores para que se presente al Congreso de la República de manera pronta, la afiliación de Colombia a la Organización Internacional del Cacao (ICCO), petición que se venía haciendo desde hace varios años por parte de Fedecacao.

Los recursos para eso ya están, por parte de Fedecacao – Fondo Nacional del Cacao y había faltado esa voluntad política que ahora la hay con el Ministerio. Los beneficios de estar en la ICCO son muchos porque se puede recibir ayuda internacional y la participación en diferentes programas y proyectos.

También Lizarralde Montoya anunció que se ayudará para que una empresa especializada realice los estudios necesarios para determinar cómo el cacao contribuye en la captura de CO2, con el fin de tener en la venta de certificados de reducción de emisiones, dentro del Protocolo de Kyoto, una nueva opción de negocio.

Anunció, igualmente que en 2015 la asistencia técnica será dirigida directamente por Corpoica para evitar convocatorias que a veces las ganan los que saben diligenciar documentos pero no son expertos en el tema. En todo caso, gremios como Fedecacao, van a poder seguir brindando este servicio bajo las nuevas condiciones que se establezcan.

Expresó el apoyo del Ministerio para la promoción del cacao colombiano en los mercados internacionales para lo cual se seguirá trabajando de manera coordinada con Proexport y demás entidades que están en dicha área.

En tal sentido, expuso que ahora que Fedecacao ha incursionado en el tema de las exportaciones y busca consolidar una oferta en el mercado internacional, luego de atender la demanda de la industria colombiana, como prioridad por ser el aliado natural, debe acudir a los instrumentos que tiene el gobierno como los incentivos por medio de Bancóldex.

Aseguró que la nueva Banca de inversión del Ministerio se va a encargar de estructurar el negocio del cacao y conseguir los inversionistas necesarios para que el cultivo siga su expansión y desarrollo.

Reiteró la meta de sembrar un millón de hectáreas de cacao en el país para lo cual se tienen los materiales tanto de Corpoica como de Fedecacao. La primera lanzó recientemente dos materiales y la Federación hará lo propio próximamente pero con 9 de los cuales 4 son de Santander y 5 de Arauca pero que ya han sido probados en las diferentes zonas agroecológicas del país con muy buenos resultados.

Además, manifestó que se debe empezar rápidamente con la renovación de cacaotales envejecidos y que con los clones pueden mejorar su productividad hasta en un 200%.

Para ello anunció un posible cambio en la destinación de los recursos que se venían otorgando como apoyo a la comercialización y que se aprobaron cuando el precio fue muy bajo. Sin embargo, como las condiciones de mercado han cambiado y los precios están en niveles aceptables para el cacaocultor, existía la posibilidad que dicha ayuda no se mantuviera en el segundo semestre, ya que la resolución por la cual se aprobó tenía vigencia hasta el 30 de junio. Además, este auxilio, en muchas ocasiones no estaba llegando al productor.

De esta manera, el Ministerio en acuerdo con la Federación, plantearon la posibilidad de dirigir los recursos del subsidio del segundo semestre al tema de la renovación e incluso en un monto superior lo cual tiene un impacto mayor, es de largo plazo y beneficia directamente al cacaocultor y su familia porque le garantiza productividad y competitividad.

Así mismo, propuso reforzar el tema de la comercialización por parte de Fedecacao para que se encargue de comprarle al productor y venderle a la industria nacional que es el socio natural en el negocio.
La reunión concluyó con una sentencia del titular del despacho agrícola: “El Ministerio de Agricultura va a tener que acompañar al cacao quiéralo o no porque es un sector con una inmensa perspectiva”.

A lo cual agregó que las políticas que se están implementando en pro de los cacaocultores se van a mantener independientemente si él sigue al frente del Ministerio o si hay cambio.