19 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Alemania y Argentina , tras la Copa del Mundo Brasil 2014

13 de julio de 2014
13 de julio de 2014

Hablando por momentos como si ya hubieran ganado el partido, los dos jugadores dijeron en la concentración, que Alemania tiene más talento, más experiencia, un día más de descanso y más que suficiente confianza para derrotar a Argentina como lo hicieron en la final de 1990 y en los cuartos de final del 2006 y el 2010.

“Estamos aquí para ganar el Mundial”, dijo Lahm.

“Todos disfrutamos mirando la semifinal (Argentina-Holanda) y no nos importó quién jugara en la final”, agregó.

Lahm dijo que los futbolistas alemanes no solo tienen más experiencia en las últimas fases de un Mundial que los ayudará el domingo, sino también que cada jugador en el equipo disputó las finales de la Liga de Campeones, la Copa de Alemania o la final de la copa de Inglaterra.

“La experiencia que tenemos en todo el equipo es definitivamente una ventaja para nosotros”, comentó.

“Creo que la profunda experiencia en todo nuestro equipo es definitivamente importante para un torneo como este”, agregó. Müller y Lahm incluso contestaron cómo planeaban celebrar la victoria del domingo. Müller dijo que había mucha confianza en el equipo que cuenta con su ‘generación dorada’, que llegó al menos a las semifinales de los últimos cuatro Mundiales y las tres últimas Eurocopas.

Argentina tiene lo suyo

La Selección Argentina tuvo sus últimos entrenamientos a puertas cerradas en su búnker de Cidade do Galo, cerca de Belo Horizonte, antes de viajar a Rio de Janeiro para la final del Mundial, partido para el que busca recuperar a Ángel Di María.

La última práctica albiceleste estuvo marcada por el anuncio de que el técnico Alejandro Sabella dejará la selección después de Brasil-2014.

Los jugadores cumplieron un plan de recuperación tras el esfuerzo en la semifinal contra Holanda, que se definió en los penales tras 120 minutos por momentos bajo una intensa lluvia.

Di María no pierde su ilusión de jugar la final en el Maracaná tras la lesión en los cuartos de final contra Bélgica que lo marginó del choque con Holanda. Si no es Di María, Sabella podría acudir a Sergio Agüero, que ya se recuperó y cobró uno de los tiros definitivos, para llevar a su equipo a la final. Alemania se confía, pero no la tendrá nada fácil.

El desenlace de una Copa Mundial de la FIFA™ que nos ha deparado numerosas sorpresas y revelaciones será, paradójicamente, un clásico entre dos excampeones del mundo: Alemania (con tres trofeos) y Argentina (dos), que se cruzan por tercera vez en un choque por el título mundialista.

Asistiremos así a una reedición de las finales de 1986, cuando la Albiceleste se impuso en México (3-2) para conquistar su último título, y de 1990, año en que triunfó Alemania (1-0) en Roma, y alzó asimismo su último trofeo. Únicamente Brasil e Italia se han enfrentado también dos veces en la final, en 1970 y 1994.

Alemania disputará igualmente su octava final mundialista, un récord absoluto, y tratará de convertirse en la primera nación europea que gana en Sudamérica, algo que logró, en sentido inverso, Brasil en Suecia 1958.

Los hombres de Joachim Loew acuden a este duelo habiendo atesorado un considerable capital de confianza. Ofrecieron una increíble impresión de facilidad, potencia y acierto en la semifinal contra Brasil (7-1), y han dispuesto de 24 horas de descanso más que sus adversarios, que además tuvieron que jugar la prórroga. Su esquema se basa también en la estructura del Bayern Múnich, con seis jugadores del equipo bávaro en cada partido, lo que asegura una compenetración que a menudo marca diferencias.

Sin embargo, los argentinos cuentan con nada menos que Lionel Messi. Algunos consideran que no está rindiendo a la altura de su potencial habitual, pero aun así es el único futbolista que ha marcado más de una vez desde fuera del área (3), el que más regates con éxito ha efectuado (82) y el único elegido en cuatro ocasiones Jugador del Partido Budweiser. Argentina también tiene a Javier Mascherano, autor de 552 pases, un auténtico guerrero capaz de mover montañas y motivar a sus compañeros, como al guardameta Sergio Romero antes de la tanda de penales ante los Países Bajos.

La agenda del domingo 13 de julio

Alemania-Argentina, estadio de Maracaná, Río de Janeiro, 16:00, hora local

¿Sabías que…?

Una tripleta: si Alemania gana, Europa sería la primera confederación que consigue tres Mundiales consecutivos, tras las victorias de Italia en 2006 y España en 2010. Antes de la final de este 13 de julio, la UEFA suma diez triunfos, por nueve de la CONMEBOL.

Experiencia: en caso de triunfo, Argentina pasaría a ser el equipo de mayor edad que gana la Copa Mundial de la FIFA. La media de los 23 futbolistas argentinos el día del saque inicial del torneo, el pasado 12 de junio, era de 28 años y 336 días. El récord actual corresponde desde 2006 a Italia, con una media de 28 años y 262 días.

Jugar en casa no es suficiente: por cuarto Mundial consecutivo, el campeón no será el país organizador. En 19 ediciones del certamen, solamente seis países se han beneficiado de la ventaja de actuar ante su público: Uruguay (1930), Italia (1934), Inglaterra (1966), Alemania (1974), Argentina (1978) y Francia (1998). Brasil y México, en cambio, son las únicas selecciones que han fracasado dos veces en casa.

Trece con diez: el alemán Thomas Mueller se ha convertido en el 13er jugador que marca al menos diez goles en la fase final de un Mundial, al igual que cuatro de sus compatriotas, Helmuth Rahn (10), Gerd Mueller (14), Juergen Klinsmann (11) y el poseedor del récord, Miroslav Klose (16). Esto explica que Alemania sea ahora el equipo que más dianas ha anotado en el Mundial (223), por delante de… Brasil (221).

Jugadores suspendidos

Ninguno

¡No te lo pierdas!
Exactamente 24 años antes de la exhibición de Alemania frente a Brasil en semifinales (7-1), la Nationalmannschaft se adjudicaba la Copa Mundial de la FIFA 1990 ante Argentina, gracias a un penal transformado por Andreas Brehme. Antes de este reencuentro de 2014, FIFA.com repasa una contienda en la que Beckenbauer se consagró y Maradona pasó desapercibido.

Pero también le dimos al reloj un poco más atrás, para alcanzar la final en la que ocurrió justamente lo contrario. Recordamos la coronación de astro argentino y sus chicos en México 1986, a costa de una Alemania que esa vez vio la cruz de la moneda.

El argentino Maxi Rodríguez tendrá presentes otras derrotas en vísperas de esta gran cita. En la final de Brasil 2014 podrá desquitarse de los reveses sufridos ante un combinado alemán que eliminó a Argentina en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. El centrocampista lo explica en declaraciones a la FIFA.

¿Quién vencerá en el Maracaná, y por qué? ¿Cuáles son las claves del encuentro, y qué puede inclinar la balanza a favor del equipo de Lionel Messi o el de Thomas Mueller? Tú tienes la palabra:“¿Quién será el campeón del mundo?”.

Un día como hoy…

El 13 de julio de 1930, a las 15:00, hora local, mientras caían algunos copos de nieve, se disputaban en Uruguay los dos primeros partidos de la historia de la Copa Mundial de la FIFA. En el pequeño Estadio Pocitos de Montevideo (5.000 localidades), Francia se medía con México, y al otro lado de la capital uruguaya, en el Gran Parque Central (23.500), Estados Unidos hacía lo propio ante Bélgica. En el minuto 19 de juego, el francés Lucien Laurent se convertía en el primer goleador oficial de la historia del torneo, al aprovechar de volea un centro de Ernest Libérati, el primer asistente. Francia terminó ganando 4-1, y Estados Unidos 3-0. En la final, Uruguay venció 4-2 a Argentina.