18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Préstamos gota a gota: problemática social

1 de mayo de 2014

uriel ortizEsta es una nueva problemática social, que empieza a preocupar a las Autoridades de todos los municipios, especialmente del Eje Cafetero. Es preocupante que cientos de jóvenes bachilleres hijos de distinguidas familias, solo piensen en terminar su ciclo de secundaria para vincularse en una de estas organizaciones, que una vez reclutadlos, los llevan a ciudades totalmente desconocidas, les confiscan sus documentos, para evitar que se fuguen sin pagar los gastos de su viaje. Son muchos los casos de jóvenes que se encuentran en cárceles en el exterior sin   siquiera saber cual la razón de su desgracia. Otros han sido asesinados por las mismas mafias del negocio, que como en el narcotráfico, un error se paga hasta con la muerte.  

Negar también que cientos de municipios del País se encuentran en el ojo del huracán por la magnitud del problema, sería como tapar el sol con las manos y dar paso a toda una orgía de crímenes  atroces, que lamentablemente se cometen con nuestros correligionarios en el exterior, donde muchas veces se ignora la identidad de las víctimas y los criminales se quedan sin castigo.

El problema de los préstamos: gota a gota, es tan grave, que ya tiene connotaciones internacionales de orden social y jurídico, que a los Gobiernos de Latinoamérica, no les queda otra alternativa que iniciar un frente unido para combatirlo, como efectivamente lo están haciendo, pero en forma individualizada, sin que lamentablemente existan convenios o tratados bilaterales o multilaterales, que en razón a tan delicada situación debería formar parte de la Agenda Internacional de lucha contra el crimen organizado.   

Todo empezó hace más de quince años, cuando un grupo de jóvenes, con el fin de buscar solución a los mas angustiosos problemas del desempleo, les dio por empezar el negocio del gota a gota, que no es más que préstamos de determinada suma de dinero sin mayores exigencias, sin fiadores, pero a un interés más allá de lo permitido por Ley.

El negocio empezó a pintar tan bien, que fue creciendo en tal forma, que los promotores extendieron sus tentáculos mas allá de las fronteras de sus terruños y con el correr de los años decidieron internacionalizarse llegando a Ecuador, Perú, Venezuela, Chile, Brasil, en fin donde las difíciles  circunstancias de sus habitantes así lo exigían.

Lamentablemente con el negocio del gota a gota, fue creciendo también toda una ola delincuencial armada, para cobrar a como fuera, los dineros dados en préstamo en forma tan sorprendentemente fácil, que en dicha red cayeron respetables pequeños y medianos comerciantes, empresarios e industriales, que con el ánimo de salir adelante no tuvieron inconveniente de firmarles a los emisarios de los capataces del negocio hasta la pena de muerte. Cuando por desgracia los acreedores empiezan a quedar mal en las cuotas, reciben todo tipo de amenazas y son muchos los casos en que sus bienes les son confiscados a la fuerza.

Lamentablemente esta problemática social, que está despertando con furor, es la consecuencia de las injusticias sociales en que viven los Países donde se desarrolla el negocio. Para ir a la fija los empresarios del gota a gota, mandan hacer estudios de factibilidad y entre más pobreza y dificultades se presenten para acceder a un crédito bancario, la mejor solución está en incurrir en el ilícito de vincularse como deudor simplemente presentando su documento de identidad y aceptando las cuotas diarias que se deben pagar puntualmente y a determinada hora, so pena de empezar a recibir amenazas.

¿Pero, cual es la solución? La palabra la tienen las Autoridades, Municipales y Regionales, que no disponen de visión para crear microempresas con fundamento en la valoración del Recurso Humano frente a los diferentes procesos de desarrollo. No podemos continuar asistiendo a la peor vergüenza internacional, simplemente porque nuestros gobiernos, no tienen ni la visión y desconocen la misión de su cargo para enfrentar tan grave problemática social, que de continuar como va, puede degenerar en toda una ola de violencia peor que la del narcotráfico.

Debemos aceptar que los municipios afectados por este flagelo, disponen de todo un inventario de recursos naturales, susceptibles de ser explotados con mayor rentabilidad, sin necesidad de acudir a negocios que ponen en entredicho la estabilidad social, y económica de nuestras regiones.

Considero que frente a este problema, se debe promover un foro a nivel del Eje Cafetero, para que analizada la problemática social que está generando el gota a gota, se evalúen las posibilidades de generación de empleo, especialmente con las oportunidades derivadas de los tratados y convenios TLC, y el Paisaje Cultural Cafetero.