11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Curiosidades inteligentes de las hormigas.

10 de mayo de 2014
10 de mayo de 2014

catellanos jorgeSe estima por ahora que las hormigas pueden vivir durante un buen tiempo y es situación curiosa, por demás, que resulta particularmente enigmática teniendo en cuenta su tamaño, los peligros a los que están expuestas y las características que estos fascinantes insectos sociales poseen.

Por más curioso que pueda parecer, la longevidad de las hormigas es una temática que ha sido objeto de varios estudios científicos a lo largo de los años.

Las investigaciones realizadas hasta la fecha han señalado que si bien hay casos en que las hormigas pueden vivir muchos años, existen ciertas variantes que se deben mencionar, y, según sea la especie de la hormiga, su longevidad tendrá un promedio determinado.  Todo depende de qué especie de hormiga se trata, y cabe subrayar que algunas no son tan longevas como popularmente se cree.

Verbigracia, en el caso de una hormiga que pertenece a la especie Faraón o la Fantasma, hay una excepción: su vida solo será de unas pocas semanas. En cambio, si por otro lado tenemos una hormiga Rufa su longevidad es mucho mayor, pudiendo vivir de 1 a 3 años.

Los científicos indican que en el caso de las hormigas Reina de la especie Rufa, el promedio se eleva a 15 años mientras que la de especie Faraón no llega a un año. Sin embargo, el máximo de longevidad de una hormiga reina del que se tiene registro fue de 30 años y tuvo lugar en una colonia de laboratorio. Las hormigas obreras, por su parte, tienen un promedio de vida común de unos 2 años.

De conformidad con un estudio que se publicó hace ya un par de años, cuando se completó el primer mapa genético de las hormigas se reveló que la hormiga reina contiene el mismo material genético que las hormigas comunes y que, al fecundarse, esta se convierte en reina, su ADN se modifica y su longevidad se multiplica, lo cual es tremendamente sorprendente.

En otras especies, con la muerte de la reina, la colonia desaparece. Así de importante son estas señoras… Por ello debemos apoyar nuestros lideres. Aunque si la vision es poderosa continua desarrollandose aún si el lider visionario desaparece. Su equipo de trabajo sigue desarrollandolo de continuo, es la esperanza que tiene que convertirse en realidad constante.
Hormigas que se comportan como el agua…
Las hormigas son apasionantes de por sí. Sea por donde sea que las miremos, las hormigas tienen el potencial de atraer la atención de cualquiera, y no es por nada que son uno de los insectos que suelen ser objeto de investigación científica en mayor cantidad de oportunidades.
En esta oportunidad analizamos su comportamiento social, obviamente el elemento propio más atrayente de la vida de las hormigas. Y lo hacemos prestando atención a su comportamiento organizativo y coordinado. Las hormigas pueden comportarse igual que lo hace el agua.

Micah Streiff y su equipo del Georgia Institute of Technology en Atlanta han estudiado a diversos grupos de hormigas en diversas ocasiones. En una intrépida pero llamativa analogía con la física, apreciaron que grupalmente estos insectos se comportan como los fluidos, se desplazan hacia abajo, respetando y tomando la forma regular o irregular de la superficie en que se deslizan.
En Proverbios 6:6 podemos leer esta palabra digna de ser recordada: “¡Vé a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio!”.
La Biblia nos fue dada por el Creador de todas las cosas. En ella no hay ninguna palabra innecesaria o sin sentido, manifiestan los eruditos. De modo que, ¿podría ser posible que nosotros podamos aprender de las hormigas?

Al respecto y a propósito del semanario alemán “Der Spiegel”, Nº 48/2003, tomamos la siguiente contribución sobre este tema:

“Corrida hacia la muerte».

Misterioso les parecía hasta ahora a los investigadores el comportamiento de las hormigas conductoras que eran separadas de la pista feromón de su pueblo. En vez de ponerse a buscar la perdida marca odorífera, los animales aislados se organizan y corren uno detrás del otro en círculos hasta que mueren extenuados. La fatal corrida en círculos, aparentemente, es el precio de una estrategia de supervivencia sumamente exitosa, según la tesis de Frèdéric Delsuc, científico de la Universidad de Palmerston North, en Nueva Zelandia: Solamente la cacería en grupo les daría a estas hormigas la posibilidad de vencer presas más grandes y de poder transportarlas. Se organizan en colectividades – haciendo que cada hormiga individual se orientara, incondicionalmente-, por el comportamiento de sus congéneres. Mientras la pista feromón, la cual trasmite tarea y dirección a los animales, esté intacta, la dinámica de grupo funciona. Por el contrario, si las sustancias directivas indicadoras del camino están ausentes, el truco de supervivencia se convierte en una trampa: Las hormigas buscan el fin de la fila y simplemente corren detrás del mismo hasta que mueren.”

Aquellas que continuan en la fila, en la direccion mayoritaria de la comunidad, que conservan el norte, que van por donde todas fluyen: sobreviven; aquellas que se salen del camino, inevitablemente perecen.

“¡Vé a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio!”,

Estos pequeños seres, en todos los órdenes, son un ejemplo para todos. Agreguemos algunos aforismos de sabiduria plena sobre este diminuto insecto:

¿Cómo se comen un elefante las hormigas?.  De poco a poco…
A quien Dios bien quiere, la hormiga a buscarle viene. Aunque tu enemigo sea pequeño como una hormiga, cuídate de él como si fuera un elefante. Cada hormiga tiene su ira. Considera como a un elefante a tu enemigo aunque no sea mayor que una hormiga. Cuando el árbol está desarraigado, las hormigas lo toman por asalto. Cuando recoge la hormiga, no te sientes en la viga. Dios tiene cuidado de la hormiga que yace bajo la piedra. Dios ve en una noche oscura el rastro de una hormiga negra sobre una piedra negra.  El mejor predicador es la hormiga. El que asierra yarumos, que aguante las hormigas. Hasta una hormiga muerde si la hostigas. Hormiga no pela alambre. Hormiga que no camina, mal convida a su vecina. Hormigas y amigos no van donde los graneros están vacíos. Imita a la hormiga, si quieres vivir sin fatiga. La cigarra para cantar y la hormiga para trabajar: a una u otra has de imitar. La hormiga no predicó, pero mucho enseñó. Las hormigas está apuradas, señal de mal tiempo. Las hormigas reunidas pueden vencer al león. Llevando de cada camino un grano, abastece la hormiga su granero para todo el año. Lo que junta la hormiga en un año, lo carga el camello en su pezuña. Muchas hormigas matan un camello. No hay mejor doctrina que la de la hormiga: su doctrina es el trabajo. No hay tal doctrina como la de la hormiga. Para una hormiga, una vaso de de agua es un océano. Quien está en ventura, hasta la hormiga le ayuda. Quien imita a la hormiga en el verano, no tendrá que pedir pan prestado en el invierno. Si en verano soy cigarra, y de septiembre a mayo hormiga, no te apures madre mía, que ha de irme bien la vida. Si tu enemigo es una hormiga, cuéntalo como si fuera un camello. Sigue la hormiga, si quieres vivir sin fatiga. A fuerza de constancia y fina intriga, un elefante se tragó una hormiga. Mas hace una hormiga arriera que un buey echado. No hay que ser tan dulce porque te hormigas.

Asi las cosas seran muchas las investigaciones que se seguiran realizando para demostrar que este insecto poderosamente equipado para sobrevivir, que realiza sus tareas sin supervision alguna y donde cada uno responde eficientemente por su tarea en beneficio de toda la comunidad, es realmente sabio en todos sus caminos.

[email protected]