13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Con tutela ordenan instalar mallas de protección en cárcel Picaleña

20 de mayo de 2014
20 de mayo de 2014

 

El Juzgado Tercero de Familia de Ibagué acogió la demanda del Defensoría del Pueblo y ordenó la instalación de las mallas de seguridad con el fin impedir que se vuelvan a registrar casos de caída de los internos desde los pisos altos.

Actualmente, los internos se ven obligados a dormir en los pasillos de la cárcel debido al hacinamiento (que llega al 92%), que el bloque 1 cuenta con una capacidad para albergar a 1.567 y están recluidos 3.015. En todo el centro carcelario Picaleña hay 6.220 reclusos y se tiene capacidad para 4.600 personas.

En su sentencia, el Juzgado reiteró que se deben instalar las mallas de manera urgente, “mientras se toman medidas para mejorar las condiciones de hacinamiento que existen en el complejo penitenciario”.

La Defensoría del Pueblo denunció a mediados de abril sobre el riesgo que corren los reclusos por no tener las barreras. Incluso, se dio a conocer al jugado el caso del interno Omar Sánchez, quien estaba en el pabellón 7 del bloque 1 y una mañana cuando “al parecer estaba durmiendo, volteó a su lado izquierdo y cayó al vacío sufriendo trauma craneoencefálico severo que lo llevó hasta la muerte mientras era trasladado al Hospital Federico Lleras Acosta”.

La Defensoría del Pueblo decidió entablar la acción de tutelas luego de haber realizado varias visitas al centro de reclusión sin tener respuestas efectivas de las autoridades penitenciarias para la solución del problema. Ahora, la Entidad estará vigilante del cumplimiento de la sentencia de tutela para proteger los derechos fundamentales de los internos.