13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cárnicos y productos hortofrutícolas, punta de lanza para conquistar el mercado canadiense

17 de mayo de 2014
17 de mayo de 2014

La invitación la formuló el funcionario a los productores del país en el marco del IV Diálogo Canadá- Colombia 2014, en el cual invitó a mirar los TLC como una oportunidad de crecimiento y no como una amenaza.

“Estos tratados son un proceso de aprendizaje, dan señales para que el Gobierno tome medidas y estimule ciertos sectores, en ellos tenemos grandes oportunidades pero también importantes retos”, afirmó el Ministro Lizarralde.

Para el jefe de la cartera agropecuaria una de esas oportunidades se encuentra en Canadá con toda la cadena hortofrutícola y es allí en donde los productores deben volverse más competitivos.

“Una de nuestras metas es sembrar en los próximos cinco años un millón de hectáreas de cultivos hortofrutícolas, los cuales, junto a los cárnicos y los procesados son las cadenas más apetecidas por los canadienses. Éstos tendrán más oportunidad si llegan con un valor agregado, es decir, listos para comer”, afirmó el MinAgricultura.

En este espacio de diálogo el Ministro hizo un llamado a los productores para que hagan uso de las líneas de crédito, los incentivos a la capitalización rural, el Fondo Agropecuario de Garantías y los seguros que se ofrecen desde la entidad para la cadena hortofrutícola.

“Debemos hacer esfuerzos para orientar las inversiones hacia lo que el mundo nos está pidiendo. Nuestros suelos tienen potencialidades para sembrar uno u otro cultivo, pero nosotros debemos sembrar en lo que seamos más eficientes y donde tengamos más posibilidades en el mercado”, aseguró el Ministro Lizarralde.

En este aspecto, recalcó que el Ministerio viene trabajando para que en todo el sector agropecuario se haga un uso adecuado de los recursos, focalizándolos donde tengan mayor impacto.

“Los subsidios indiscriminados no generan ningún impacto en el sector rural ni contribuyen a reducir la pobreza extrema, debemos propender por el crecimiento y el desarrollo integral del campo a través de la provisión de bienes y servicios públicos, así como de beneficios o subsidios cuyo foco y propósito esté dirigido a incrementar la productividad y competitividad del campo”, aseguró el Ministro.

Las megametas en agricultura

Durante la conferencia del Ministro Lizarralde sobre Políticas de Gobierno y Desarrollo Sostenible, el jefe de la cartera hizo especial énfasis en las denominadas megametas de la entidad para los próximos cinco y diez años, a través de las cuales se busca potencializar el sector agropecuario, eliminar la pobreza extrema rural y posicionar a Colombia como una de las principales despensas de alimentos del mundo.

Las primeras megametas están trazadas a diez años y se basan en tres puntos: primero, en lograr el desarrollo productivo y competitivo del sector agropecuario, forestal, acuícola y pesquero, “con un crecimiento sostenido del PIB agropecuario mínimo del 5% anual en la siguiente década”, indicó el Ministro Lizarralde.

Segundo, reducir a la mitad la brecha urbano–rural de pobreza por ingresos en la próxima década (de 1.4 a 0.7) y, tercero, duplicar el área cultivada en Colombia “a 10 millones de hectáreas, de las cuales cinco millones tendrán adecuación de riego y drenaje”, indicó.

Metas megas a cinco años

Así mismo, recalcó que existen diez megametas a corto plazo enfocadas a aprovechar los TLC, impulsar la vivienda rural y articular las políticas sectoriales, entre otras.

La primera, busca conquistar los mercados internacionales. “Por ello queremos incrementar en un 20% anual las exportaciones hacia los países que hacen parte de los tratados y equilibrar en los próximos cinco años la balanza comercial de productos agropecuarios y piscícolas con los países de la alianza”, explicó.

La segunda, enfocada a formalizar dos millones de predios en los próximos cinco años; la tercera está orientada a sembrar 1.5 millones de hectáreas en la Orinoquía y la cuarta a cultivar 150.000 hectáreas anuales en la Región Caribe. “En esta última debemos tener sistemas de intensificación sostenible pecuaria y desarrollar una cultura exportadora que permita ofrecer volúmenes y estándares de calidad de una forma constante”, señaló el Ministro Lizarralde.

La quinta meta busca lograr la plena articulación de los instrumentos de política del sector (oferta institucional), con un enfoque de mercados nacionales e internacionales que impacten positivamente zonas con dificultades económicas y sociales como Tumaco, Catatumbo, Puerto Wilches, Urabá chocoano, antioqueño y cordobés, sur de Tolima y sur del Caribe.

“El sexto se dirige a desarrollar un sistema de innovación agropecuaria que le permita a los productores acceder a tecnología de punta para sus procesos productivos y aprovechar la agrobiodiversidad; y, el séptimo, busca utilizar en un 100% la tecnología de la información y las comunicaciones – TIC en el Ministerio y sus entidades adscritas y vinculadas”, señaló el Ministro de Agricultura.

La octava megameta consiste en llegar a 2.5 millones de hectáreas con sistemas de adecuación de tierras (riego, drenaje y control de inundación); la novena, está encaminada a generar 100.000 soluciones anuales de vivienda rural nueva por cinco años a partir del 2015; y, la décima a obtener un estatus sanitario con trazabilidad e inocuidad, lo cual “consolidará el acceso a los mercados internacionales y protegerá la salud de los colombianos”, destacó.

Por último, recordó que el Ministerio viene trabajando desde ya en estos temas y reafirmó que seguirá abierto para escuchar de todos los sectores y las bases agropecuarias las propuestas que tengan para fortalecer el campo colombiano.