23 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se quemaron Adriana Franco y Amparo Sánchez

10 de marzo de 2014
10 de marzo de 2014

Aunque muchos de sus amigos le aconsejaron que no aspirara al Senado, la representante liberal Adriana Franco desestimó sus apreciaciones y se lanzó al agua no obstante que su grupo estaba fuertemente fracturado.

Con enemigos de mucho calibre en su mismo partido como Mario Castaño y el agravante de varias deserciones, Franco decidió seguir adelante. Su tozudez obtuvo el castigo al conocerse en la noche de ayer los resultados electorales: se quemó y sin ninguna posibilidad de redimirse con la llegada de nuevos datos electorales porque su votación fue demasiado baja (25.898 votos)

Sin curul en el congreso, presumiblemente Adriana Franco perdería su jefatura política desbancada por su contradictor, Mario Castaño, hoy representante a la cámara electo.

El otro caso es el de la ex secretaria de Infraestructura de Caldas, Amparo Sánchez, la consentida de la casa Yepes. En el último boletín de la Registraduría Nacional del Estado Civl figura con 28.150 votos, una suma que no le dio ninguna posibilidad para llegar a la cámara alta. No olvidemos que en las elecciones antepasadas su copartidario y jefe Arturo Yepes sacó casi 45 mil votos y se ahogó para senado.

A Sánchez la pudo haber perjudicado una información de El Espectador, publicada a última hora, en el sentido de que tuvo nexos o fue socia de una firma de ingenieros, de la cual hizo parte el autor de una matanza sindical en el Urabá antioqueño. Aunque Sánchez se defendió y explicó que ella hizo parte de esa sociedad, hace 28 años, con existencia efímera, cuando el personaje en cuestión no había cometido delito alguno, esa publicación que la relaciona con sucesos viejos, de los que es ajena, le causó un daño.