14 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En el limbo cafeteros brasileños por sequía

12 de marzo de 2014
12 de marzo de 2014

cafe

«Nunca vi una sequía de este tipo en mi vida, en algunos lugares encontramos frutos del café marchitos sobre el árbol. Anticipamos una caída de la cosecha de 25% a 30%», lamenta Leandro Gomes Ribeiro Costa. Su cooperativa, Coopamig, obtiene cada año 3,5 millones de sacos de 60 kilos de los cafetales de Minas Gerais, principal región cafetera de Brasil.

«En algunas zonas la pluviometría de enero y febrero no alcanzó el 10% del promedio histórico. Y este periodo del año es muy importante para que los granos del café se hinchen y consoliden», explica.

En general, entre 40% y 50% de la mercadería de la Coopamig alcanza la talla mínima requerida para ser vendida en grano. Pero «este año ese porcentaje caerá», explica el cafetero. «Vamos a tener mucho café molido. El café en grano, que se utiliza para el expreso, será escaso», agrega.

– «Corazón negro» –

Los 5.800 miembros de la cooperativa Cooparaiso, en el suroeste de Minas Gerais, esperan asimismo una baja de la productividad.

«Cosechamos normalmente 500 litros de cerezas de café para producir un saco de 60 kilos de granos, luego de lavado y secado», cuenta Marcelo Almeida, ingeniero agrónomo. «Este año, no sabemos cuál será la cifra exacta pero serán necesarios seguramente 600 o 700 litros», señala.

Durante sus visitas a los productores, a quienes encuentra «muy preocupados», el técnico constató toda suerte de defectos en los cafetos. AGENCIA AFP.

«A veces encontramos solo un grano de café en lugar de dos en la fruta. O lo que llamamos ‘corazón negro’: las dos células están todas secas, no se desarrollaron. Y algunos frutos están vacíos: verdes y bellos por fuera, pero sin grano por dentro», describe./AFP