13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Reverbero de Juan Paz

15 de febrero de 2014
15 de febrero de 2014

Andrés Uriel lidera las reuniones y tira línea en todo. Y cuando tiene que poner los puntos sobre las íes, lo hace con  autoridad. El grupo coordinador de Centro Democrático es de lujo: Héctor Quintero Arredondo, Ana Cristina Moreno, Juan Fernando Jaramillo y Luis Fernando Begué. Hay entrega, camaradería, respeto y exigencia con mucho profesionalismo.

El SOS de Juan Carlos Vélez por fraude

Ningún medio de la gran prensa le ha hecho eco a la denuncia del senador de la U, Juan Carlos Vélez Uribe, sobre el riesgo de fraude electoral el próximo 9 de marzo. Vélez le dijo a El Reverbero de Juan Paz que “le he recomendado al Centro Democrático un plan de vigilancia especial, porque en estas elecciones se pueden perder 500 mil votos, que significan dos o tres curules para Senado. En las pasadas elecciones yo debí sacar 67.700 votos y saqué 62.700. ¿Dónde se perdieron? Uno no sabe si el robo fue el día de las elecciones, si en los escrutinios, si en la Registraduría o en el Consejo Nacional Electoral”.

Vélez explicó que “con todo lo que pasó en el Consejo Nacional Electoral con el logo de Centro Democrático, eso se puede reflejar en las elecciones”. Y añadió que ha pedido una veeduría internacional, “porque sería un fraude en contra de la oposición”. Vélez concluyó: – “Colombia es el país más lento del mundo en resultados electorales. Así salgan el mismo 9 de marzo, la resolución definitiva de los elegidos sale cuatro meses después”. Y una demanda en el Consejo de Estado se demora cuatro años”.

¿Para dónde va Luis Pérez?

Es cierto que el exalcalde Luis Pérez abrió sede en Riosur, al frente del Centro Comercial Oviedo. Pero el hombre dice que no ha decidido aún lanzar su candidatura a la Gobernación. Les dijo a varios amigos de El Reverbero de Juan Paz que se trata de un Centro de Pensamiento, “para pensar a Medellín y Antioquia”. Aunque otras fuentes contaron que Luis Pérez sigue recibiendo muchas visitas de alcaldes y concejales de diferentes municipios de Antioquia. Alguien también comentó que Luis Pérez va a esperar los resultados del próximo 9 de marzo para oficializar su decisión, porque considera que es muy prematuro hablar como candidato.

Sin embargo, los analistas políticos ven en Luis Pérez un rival muy fuerte de Liliana Rendón. El más fuerte de quienes han asomado la cabeza en el panorama actual. Los alcaldes lo visitan, lo consultan, le cuentan los problemas de sus municipios y los desafectos con el gobernador Fajardo. Aunque no descartan a otro que está agazapado en la administración municipal: Carlos Mario Montoya, quien seguramente tendrá el apoyo del alcalde Aníbal Gaviria, el grupo de Itaguí y de Fabio Valencia Cossio.

Librados los Fajardo Moreno

Lo anterior cobra mayor importancia en el contexto de las denuncias que realizó el concejal Bernardo Alejandro Guerra en el Concejo con relación a la empresa Fajardo Moreno, de propiedad de la familia del Gobernador de Antioquia, por sus reiterados incumplimientos en el pago de la obligaciones urbanísticas, al punto de ser la empresa más incumplida de la ciudad. En otras palabras en los gobiernos de Fajardo y Salazar favorecieron ampliamente a las empresas de esa familia. Y ellos no dicen ni mú…

Pero vean este datico: pretendió entregarle al Municipio el denominado “Parque Asís”, como pago de obligaciones urbanísticas de 10 proyectos por un valor superior a los $10 mil millones, en el mismo sitio donde la empresa depositó sin permiso miles de metros cúbicos de material de excavación de sus propios proyectos, y buscó asegurar el cumplimiento de la obligación con una póliza que cubría tan sólo $150 millones que le costó $800 mil.

El municipio salvado de un engaño

Las alertas insistentes de Guerra Hoyos en el Concejo de Medellín lograron impedir que en diciembre de 2014 el Municipio recibiera ese relleno ilegal de la empresa, que además fue mal conformado sobre suelo inestable, según un informe contratado por el Dagred y conocido por la Alcaldía en marzo de 2010, cuando Mauricio Valencia era el jefe de Planeación. Actualmente, hay en curso una acción de tutela interpuesta por vecinos del sector, habitantes del barrio El Tesoro – La Virgen de estrato 2, quienes se han visto afectados por la situación de alto riesgo en que los han puesto los 200 mil metros cúbicos de escombros.

En todo este proceso hay un concepto del Área Metropolitana, según el cual no se pueden realizar obras de mitigación del riesgo, sino que la empresa debe retirar todo el material que depositó ilegalmente. La empresa dice que el Municipio debe pagar la reubicación de las familias. Pero el Municipio responde que las familias se pusieron en peligro ellas mismas porque sus casas no tienen los mejores refuerzos estructurales. El pobre siempre termina pagando…

Nadie metió en cintura a los Fajardo

Durante los gobiernos de Fajardo y de Salazar en la Alcaldía, les permitieron a los Fajardo Moreno toda clase de excesos. Los miles de millones de pesos que deben en impuestos muchos constructores al Municipio de Medellín han sido cuidadosamente dejados de cobrar, y si se tiene en cuenta que la empresa Fajardo Moreno es la que encabeza la lista de “los mala paga”, se le puede exigir a Mauricio Valencia, ahora en Infraestructura del Departamento, que ofrezca una explicación de por qué no se tomó la molestia de hacer cumplir la ley… ¿No se oye, doctor Valencia?

Se marchita otra ilusión de Petro

Como un baldado de agua fría le cayó al destituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, el anuncio del registrador Nacional del Estado Civil, Carlos Ariel García, en el sentido de que la votación para la revocatoria, que sería el próximo 2 de marzo, fue aplazada hasta el 6 de Abril  por falta de recursos. El hecho es que la Registraduría necesita 33 días para contratar toda la logística, y los recursos del Ministerio de Hacienda, unos $35 mil millones, sólo llegarían dentro de ocho días.

A El Reverbero de Juan Paz le contaron que Petro entró en cólera apenas supo la noticia y se soltó en frases altisonantes. ¿Por qué? Porque Petro se estaba jugando una partida de ajedrez entre el Consejo de Estado que debe resolver en un fallo más un carrusel de 300 tutelas interpuestas por sus abogados y seguidores, contra la destitución del procurador Ordóñez, y la votación para la revocatoria que hasta el momento tiene ganada de sobra, según las encuestas. Porque curiosamente, Petro era enemigo de la revocatoria, pero cuando lo convirtieron en víctima de la Procuraduría se enamoró de ella, y ahora la añora…

De ganar en las urnas antes del fallo, Petro se convertiría en un héroe  político enfrentado a un concepto jurídico muy difícil de digerir, especialmente en el ámbito internacional donde las ONG de izquierda tienen mucha ascendencia y credibilidad. Por aquello de que la voz del pueblo es la voz de Dios… Y si el fallo del Consejo de Estado sale antes de la revocatoria, esta se cae de su piso… Suficiente razón para que Petro ande ahora pregonando que todo el establecimiento está contra él…

Lo que piensa César Gaviria de Uribe

Alguien muy llegado a la Casa Gaviria le preguntó al expresidente cómo ve el futuro del uribismo de cara a las elecciones del próximo 9 de marzo. Gaviria no es tan optimista como los seguidores del expresidente y menos con la foto de las encuestas, en el porcentaje de senadores y representantes. Según Gaviria, Uribe va a sacar 10 senadores y una representación mínima para la Cámara, comenzando por Antioquia donde pondrá dos y en algunos departamentos no sacará ni uno. – “Y Uribe con diez senadores y una presentación muy baja en la Cámara, será una oposición de discursos…” Vale recordar que la Casa Gaviria está con el Gobierno y el Partido Liberal que preside su hijo Simón, con aspiraciones dentro de cuatro años, forma parte de la Unidad Nacional.

Vargas les volvió a ganar…

¿Cómo se lee que la tarea de la campaña de reelección del presidente Santos hubiera pasado de la Fundación Buen Gobierno, a un comité del que harán parte voceros de la Unidad Nacional? Allí estarán, obviamente, el gerente general, Roberto Prieto; Juan Fernando Cristo, presidente del Senado; Simón Gaviria, director del Partido Liberal; Sergio Díaz-Granados, presidente del Partido de la U; Hernán Penagos, presidente de la Cámara y Alfonso Prada, del Partido Verde. La estrategia política también se ve en la foto: Vargas Lleras aparece entre Simón Gaviria y Sergio Díaz-Granados, como en un punto de equilibrio… Aunque en la mitad de todos los demás. – “Parece un preso en partido ajeno”, comentó un senador del Partido Conservador.

En la Unidad Nacional habían aflorado malestares de toda clase, manifiestos por los senadores Armando Benedetti y Roy Barreras, a quienes les tocará “tragarse el sapo” de ver a Vargas Lleras manejando el asunto de la reelección. Ambos han soltado frases muy duras contra Vargas Lleras. Roy Barreras siempre ha considerado a Vargas un peligro para Santos y lo calificó como “piedra de moler en el cuello” del Presidente. Y Benedetti dijo que dejar a Vargas dirigiendo la Fundación Buen Gobierno, es como “dormir con el enemigo”.

La Casa Gaviria vs. Vargas

Pero esa malquerencia con Vargas, como dicen las abuelas, no sólo se respiraba ostensiblemente en los rivales políticos de la U. En el Partido Liberal, unido umbilicalmente a la Casa Gaviria por Simón, el director del Partido, y su padre el expresidente César, las frases de batalla fueron públicas  en prensa y radio. Se hablaba de la rivalidad entre Vargas y los Gaviria en una clara puja hereditaria por el poder. De Simón, porque en el juego político aparecen sus aspiraciones a ser ministro de Santos y a la Presidencia para el 2018, y de Vargas, porque sigue en la cola… Vargas se siente con derecho propio a ser sucesor directo de Santos por haber sacrificado su más clara opción de llegar a la Presidencia en esta ocasión.

Simón llegó a decir de Vargas que el juego del exministro era esperar a que Santos fuera derrotado en la reelección para lanzar su campaña. Lo calificó de “desleal” y de haber “traicionado a Serpa y a Uribe”. Y en septiembre del año pasado, en el periódico El Tiempo, su padre, el expresidente César Gaviria, atacó fuertemente  a Vargas Lleras: – “Está dedicado a hacer sus listas y a inaugurar sus casas solito. Creo que eso lo está haciendo mejor que sus actuaciones en favor de la coalición que respalda al presidente”. Gaviria lo acusó también de haberse opuesto al nombramiento del liberal  Alfonso Gómez Méndez, en el Ministerio de Justicia, aparte de que se mostraba como el único leal indeclinable de Santos.

¿Por qué los celos contra Vargas?    

Pero en el fondo la preocupación de los dirigentes de los otros partidos es otra, porque reconocen que Vargas los supera en trayectoria, experiencia y favorabilidad en las encuestas.  Esa preocupación se llama Cambio Radical, partido que debe sacar el umbral para no desaparecer, unos 450 mil votos. Y Benedetti y Barreras también lo llegaron a decir abiertamente: Que Vargas se aprovechaba de su trabajo en la Fundación Buen Gobierno para tirarle un salvavidas a su partido Cambio Radical, en detrimento en las urnas del Partido de la U y del Partido Liberal. Tan es así, que Simón Gaviria dijo que Vargas hacía actos académicos en la mañana con la Fundación y en la tarde reuniones políticas con Cambio Radical. Esa reunión dizque fue caliente. Por eso enterraron la Fundación.

Con un Comité conformado por voceros de los partidos de la Unidad Nacional y unas gerencias regionales sin poder de decisión, le amarraron las manos a Vargas como coordinador central de la campaña de la reelección… Pero se las amarran para trabajar a favor de Cambio Radical. Pero como Vargas no es ningún bobito, de una vez se garantizó la fórmula vicepresidencial. Como decía Francisco Maturana, “perder es ganar un poco…” Sólo que Vargas volvió a demostrar que con un partido al borde de la extinción, los sigue venciendo en la carrera por la Presidencia. Y como le dijo un seguidor suyo a El Reverbero de Juan Paz: – “Vargas sabe que los reconocimientos que recibe “son los abrazos del oso…”

Los galardonados del Club de la Prensa

Los premios de periodismo que entrega el Club de la Prensa han ganado mucho prestigio y categoría. Por la independencia que muestra ante propios y extraños, porque se ganó un  nombre a nivel nacional y, sobre todo, sus galardones no necesitan lobby, lo cual no deja de ser un enorme orgullo para quienes reciben sus trofeos. El domingo pasado en un acto cálido y muy concurrido entregó sus reconocimientos, con un invitado de honor desde Cartagena, Juan Gossaín, quien hizo una intervención a su estilo a través del streaming.

Los premios cayeron así: en la Categoría de Prensa, al periodista Óscar Domínguez, columnista de El Colombiano; en la de Radio, a Luis Alberto Mogollón, de Caracol; en Televisión, a Mauricio Gómez, de CMI; en Medios Digitales, a Julio Betancur; en Medios Alternativos, al Periódico del Suroeste; en Revistas, a Carmen Vásquez fundadora y editora de Mundo Cocina, del periódico El Mundo; y en la de Profesor Universitario, a Jorge Alberto Velásquez Betancur, exdecano de comunicaciones de la UPB y vinculado actualmente a la misma Universidad.

Luego del acto, Gabriel Jaime Rico, gerente de Plaza Mayor, ofreció un  almuerzo para los galardonados, sus familiares y los invitados especiales. El Club de la Prensa, que preside en este periodo César Pérez Berrío, sigue trabajando por el respeto y la dignidad de la profesión, y complementando esta tarea con la capacitación de los periodistas de la ciudad, un legado de su fundador el siempre inolvidable Humberto López López. Buena esa por el Club de la Prensa.

Fajardo, el gran ausente

Pero entre los periodistas el comentario general giraba alrededor del desprecio del gobernador Fajardo por los periodistas. Fue muy notoria su ausencia, lo cual no ha sido extraño para el gremio, pues Fajardo nunca ha querido a los reporteros de Medellín. Ni siquiera envió un representante a este acto. Otra cosa es que le hablen de las “estrellas” de Bogotá. ¡Fajardo se derrite”! Lo que se comenta es que el hombre no le perdona a quien le dice las verdades, como por ejemplo que se le hubiera dado tanto despliegue el tema del contrato minero firmado con Manuel Antonio Mesa, esposo de su exfuncionaria y amiga personal y política Beatriz White, y el famoso préstamo de Bancolombia por $400 millones y una donación de $40 millones para su campaña por la Fundación de la misma entidad, compensados con el contrato de los bonos de la deuda pública y la refinanciación de la cartera del Departamento.

Estos negocios se hicieron con la venia de la secretaria de Hacienda, María Eugenia Escobar, quien tuvo como asesor de su despacho a un funcionario de Bancolombia, Juan Esteban Toro Valencia, todo a espaldas de la Asamblea. Como se sabe, los bonos de deuda pública quedaron en manos de Bancolombia, por $300 mil millones. Y aunque la Contraloría de Antioquia conceptuó que aquí no hubo daño patrimonial, el problema es para los principios de la transparencia que predica el gobernador Fajardo. Por este caso hay denuncia en la Procuraduría interpuesta por los diputados Jorge Gómez y Adolfo León Palacio.

La chispa de El Reverbero

“Cuando termine el Gobierno van a llamarme así, traidor de su clase”, dice sonriente el presidente Juan Manuel Santos, al tiempo que me muestra el título de la biografía de Roosevelt que lleva en la mano y que, por estos días de Año Nuevo, lo mantiene absorto: Traitor to his class (Traidor de su clase). Es un voluminoso libro del premio Pulitzer H.W. Brands, que habla de “la vida privilegiada y de la presidencia radical” de Franklin Delano Roosevelt. Patricia Lara. Entrevista. El Espectador. Enero 8 de 2011.

“Traidor de su clase”, no fue lo único que Roosevelt obtuvo de sus críticos. H.Hoover lo denominaba “un camaleón muy bien vestido” y H.L. Mencken escribía que si “El estuviera convencido de que el canibalismo le produciría los votos que tanto necesitaba, pondría a engordar a uno de sus opositores en el patio trasero de la Casa Blanca.”

A fuego leeento…

Hay candidatos que recurren a sus cualidades e imaginación para recoger simpatías. La senadora Marta Ramírez y Nicolás Albeiro Echeverry andan en campaña. Marta Ramírez canta y Nicolás trova y recita poesías. Pero sobre Marta hay otro detalle que la hace muy atractiva en su campaña: su fortaleza es que, como médica, conoce el sector salud como la palma de la mano y su bandera es defender los miles de millones de colombianos “atracados” por las EPS.

Regina Zuluaga, candidata
a la Cámara por Centro Democrático, está feliz por la acogida que tiene en los barrios. Y la recuerdan mucho porque como concejal de Medellín impulsó la descentralización educativa. Llevó la educación a los sectores populares. Y los programas para el adulto mayor.

La Contraloría General de la República falló en que SaludCoop debe responder por $1.4 billones… Y la Fiscalía General de la Nación nada de nada… ¿Oiga Fiscal Montealegre, a usted que fue defensor de SaludCoop le queda bien ese silencio tan prolongado? ¿O el silencio es una forma de seguir defendiendo a SaludCoop? Oiga Fiscal Montealegre, ¿no le parece que ya es hora que su entidad diga algo? ¡Por decencia!

Cada que se ventila el tema de Petro, no falta la referencia a la difícil situación del gobernador Fajardo en la Procuraduría, cuya definición jurídica está atada a la del alcalde de Bogotá. Mejor dicho, mientras más se demore el Procurador en resolver la destitución de Petro, más se prolonga la agonía de Fajardo, quien continúa con sus barbas en remojo…

La primera pregunta que le van a hacer a Vargas como fórmula vicepresidencial de Santos: – ¿Qué opina del proceso de paz de La Habana? Y su respuesta será: – “Próxima pregunta…”

Los periodistas de Antioquia, a quienes el gobernador Fajardo les hace desplantes cada que puede, se preguntan “si será que el hombre teme encontrarse con ellos en las alcantarillas, donde sus principios flotan en el lodo…”

¿Vieron la bajísima sintonía de “Yo me llamo”? Caracol Televisión estaba advertida por la falta de empatía de Amparo Grisales… Basta escuchar lo que dice la gente sobre por qué no sintoniza el programa… Muchos dicen: – “Me erizo tener que soportarla…”

Por los lados de La Alpujarra dicen
que el exalcalde Alonso Salazar reventó contra Aníbal porque le han sacado a su gente de esta administración. La política es igual aquí y en la Conchinchina…

El expresidente Pastrana dice que los jefes de “la mermelada” en la Costa Atlántica son Roberto Gerlein Echavarría y Hernán Andrade…