23 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al término del Consejo de Ministros en Calarcá

14 de febrero de 2014
14 de febrero de 2014

Hoy ha sido un día muy fructífero. Lo iniciamos aquí en el Quindío, aquí en Calarcá, en la plaza entregándole como regalo de cumpleaños a la señora Gobernadora (del Quindío, Sandra Paola Hurtado) 200 patrulleros y patrulleras adicionales para que contribuyan a mejorar la seguridad en todo el Quindío –se van a repartir en todos los municipios– y diciéndoles a estos patrulleros y patrulleras lo importante que es que se comprometan con las comunidades. Que cada policía esté en su comunidad ganándose los corazones de la gente.

La Fuerza Pública es más efectiva si se gana los corazones, la ayuda y el apoyo de las comunidades.

Luego nos fuimos a una reunión de todo el Consejo de Ministros con los gobernadores de los cuatro departamentos del Eje Cafetero y de Antioquia, y con unos representantes de los alcaldes.

Nosotros venimos haciendo este ejercicio a lo largo y ancho del país. El ejercicio comienza 24 o 36 horas antes. Todos los Ministros y todos los altos funcionarios se reparten en los diferentes municipios, inician unos diálogos, unas conversaciones con las comunidades, con los alcaldes de esos municipios para estar mejor sintonizados con las regiones.

Y luego nos reunimos, como nos reunimos hoy aquí en Calarcá, todo el gabinete, para hacer una especie de rendición de cuentas. Comienzan los gobernadores, luego los alcaldes y luego los ministros responden a las inquietudes, explican en qué van los diferentes proyectos y eso es parte del principio del Buen Gobierno, que yo he defendido tanto desde que comencé mi vida pública. La rendición de cuentas, la transparencia, son partes fundamentales del principio del Buen Gobierno.

Yo quiero agradecerles a los gobernadores y a los alcaldes y alcaldesas, a nuestra querida Alcaldesa de Calarcá (Carolina Cárdenas), a nuestra anfitriona, a nuestra querida Gobernadora del Quindío, anfitriona también, y a todos los que participaron en este ejercicio, porque lo que vimos es algo muy importante para cualquier democracia, para cualquier país.

Lo que hoy percibimos y lo que estamos percibiendo a lo largo y ancho del país es una coordinación entre los gobiernos municipales, gobiernos departamentales y el Gobierno Nacional. Esa es una condición fundamental para poder producir resultados.

Llevamos 42 meses de Gobierno y ya estamos mostrando unos resultados muy importantes. Sabemos que nos falta muchísimo camino por recorrer pero nos sentimos muy orgullosos de lo que hemos hecho, y lo que hemos hecho aquí en esta región cafetera, el Eje Cafetero, en Antioquia, lo que hemos hecho aquí en el Quindío, porque realmente hay mucho para mostrar.

Esta es una región muy importante, muy tradicional; una región que ha sido líder en muchos aspectos, una región muy cercana a mi corazón, porque yo inicié mi vida profesional en el Eje Cafetero, defendiendo a los cafeteros. Mi primer mi primer puesto fue con los cafeteros y he defendido a los cafeteros durante toda mi vida.

Por eso, me complace enormemente que la primera parte del Consejo de Ministros haya sido una reunión del Conpes, del Consejo Nacional de Política Económica y Social.

Y ahí aprobamos un Conpes para el Eje Cafetero, un Conpes para darle base jurídica, pero no tanto jurídica sino institucional y de desarrollo a esa decisión que tomó la Unesco de señalar esta región como una región especial, un Paisaje Cultural Cafetero con características especiales, como un patrimonio de la humanidad.

Eso nos obliga a toda Colombia y a esta región a actuar de cierta forma, a tener ciertos límites y a promover cierta forma de vivir, cierto desarrollo, cierta cultura, para poder mantener ese estatus especial como Patrimonio de la Humanidad.

Y lo que hicimos hoy después de un ejercicio muy concertado con los gobernadores, con los alcaldes, fue aprobar un documento que fija los proyectos y las políticas que se van a llevar a cabo en los próximos años para que ese Patrimonio de la humanidad mantenga su idiosincrasia, mantenga sus características, y para mejorar el nivel de vida de toda su población.

Se aprobaron algo más de 100 mil millones de pesos que van a ser ejecutados en los próximos años con ese objetivo, con ese destino.

Y creo que es una buena noticia para esta región, para todo el Eje Cafetero, porque eso lo que significa es que vamos a ver cada vez mejor calidad de vida, más inversiones y más oportunidades en esta región.

Luego hicimos un balance de todo lo que hemos venido haciendo en estos 42 meses de Gobierno en materia de educación, en materia de infraestructura, en materia de generación de empleo.

Sabemos que aquí hay un problema de desempleo especial. Aunque ha mejorado el empleo en esta zona, sigue siendo un desempleo por encima del promedio nacional. Y por eso los proyectos que se han aprobado, se han venido adelantando con esos objetivos en mente. Objetivos que tienen que ver con la parte social, objetivos que tienen que ver con la generación de empleo y objetivos que tienen que ver con el desarrollo rural. Porque el desarrollo rural, tiene un componente muy importante en toda esta región.

Y en ese orden de ideas, lo que hoy ratificamos fue la decisión que tomó el Gobierno Nacional de comenzar a distribuir el PIC, el apoyo que les estamos dando a los caficultores; un apoyo nunca antes visto: un billón de pesos.

Estamos repitiendo lo que se hizo, el esfuerzo que se hizo el año pasado. Con el precio hoy, el precio internacional, que por fortuna ha venido subiendo con la devaluación que hemos tenido en las últimas semanas, el precio interno, el precio por carga, más el componente de ayuda, le está representando al cafetero un ingreso cercano a los 700 mil pesos por carga. Eso ya es un ingreso importante. El porcentaje de utilidad, el promedio frente al costo de producción, es un porcentaje importante.

Y eso debe contribuir enormemente durante todo este año a dinamizar la economía de toda esta región. Lo que queremos ver es precisamente eso: que se irrigue ese dinero y se convierta en más oportunidades de trabajo, en más empleo.

Pero como complemento estamos haciendo unas inversiones muy importantes, nunca antes vistas en volumen, en esta región. Inversiones en infraestructura, en vías, grandes calzadas, dobles calzadas, pero también en vías terciarias. En pequeñas vías, que sabemos que hay una inmensa necesidad de esas pequeñas vías, para que los campesinos saquen sus productos en mejores condiciones.

Hemos hecho unas inversiones –óigase bien– entre todo lo sumado, por 38.8 billones de pesos, 42 por ciento por encima de lo que se venía invirtiendo.

Y lo que hemos querido asegurarnos es que estas inversiones se traduzcan en más bienestar, en más competitividad, en más desarrollo.

Estamos viendo ya unos indicadores importantes. Por ejemplo en materia de regalías, esta región fue muy beneficiada por la redistribución de las regalías. Y ahora estamos viendo ya 500 mil millones de pesos, 500 mil millones en proyectos específicos solamente por el aumento de las regalías.

Hemos visto ya unas reducciones en el desempleo: en Armenia el 13 por ciento, en Pereira el 33 por ciento; Pereira que tenía uno de los problemas más graves de desempleo de cualquier ciudad, ha venido reduciendo, aunque todavía sigue demasiado alto. En Manizales se disminuyó el desempleo en 29 por ciento, pero todavía siguen siendo un promedio por encima del promedio nacional. 19 por ciento en Medellín.

En infraestructura solamente hemos invertido más de 19 billones de pesos. Esta región va a ser una de las regiones más beneficiadas con las inversiones de las concesiones en Cuarta Generación. Esas inversiones son unas inversiones muy muy grandes, que van a beneficiar a Antioquia por supuesto, pero todo el Eje Cafetero se va a beneficiar.

Hay una serie de autopistas adicionales –no las voy a mencionar todas, ustedes las conocen–, que hemos venido revisando en qué va cada una de ellas, en qué estado se encuentra cada proyecto, cómo están comenzando ya algunas, cómo se están estructurando otras, pero todo va marchando.

En solamente vías terciarias, para darles un ejemplo de lo que se ha invertido, se han construido o rehabilitado 3 mil 495 kilómetros. Uno se pregunta ¿y eso qué representa? Eso es como ir de Calarcá, de aquí, a Cartagena dos veces. Es esa distancia que hemos o construido en vías nuevas, o mejorado.

¿Eso en qué se traduce? ¿Todas estas inversiones en qué se traducen? Pues en más competitividad, menos tiempo entre ciudad y ciudad, y sobre todo una mejoría en la competitividad de los productos por las vías terciarias.

Algo que para mí es muy importante: la inversión social. Ustedes saben que mi obsesión es luchar contra la pobreza, sobre todo contra la pobreza extrema y empezar a disminuir realmente la desigualdad en este país.

Ahí estamos haciendo una labor muy importante y aquí en esta zona se está haciendo una labor muy importante. Por ejemplo, ésta es una de las zonas donde ha tenido más éxito el plan de las viviendas gratis para los más pobres: 57 mil viviendas intervenidas. ¿Eso cuánto es? Es como construir dos veces Calarcá. Lo que hemos construido y estamos construyendo en dos veces Calarcá.

En pobreza los indicadores han venido reduciéndose, y me da mucha pena mencionarlo, pero menos en Armenia.

Y, Alcaldesa, ahí tenemos que hacer un esfuerzo adicional y yo me voy a encargar con la alcaldesa de Armenia de hacer ahí un esfuerzo adicional, porque hemos visto la pobreza disminuyéndose sustancialmente en otras ciudades, en otros municipios y tenemos que hacer lo mismo en Armenia.

Aunque no estoy satisfecho con ninguno, porque todavía, mientras haya una familia en pobreza extrema, no vamos a descansar, ni debemos descansar.

En educación. Ayer lanzamos un proyecto muy ambicioso. Y la gente me pregunta ¿pero por qué tan ambicioso?

Y yo les respondo: porque si uno no es ambicioso, si uno no se pone objetivos grandes, objetivos importantes, nunca los va a alcanzar.

¿Cuál fue ese objetivo que lanzamos ayer? De ser el país más educado, más educado de toda América Latina el año 2025. Eso requiere un esfuerzo de todo el mundo, requiere de una gran inversión, requiere un compromiso de los maestros, de los padres de familia, por supuesto, del Gobierno; del Ministro de Hacienda, que le va a tocar poner mucho más recursos.

Pero eso es lo que nos va a sacar adelante después de lograr –Dios mediante– la paz en este país.

Si pasamos la página del conflicto y nos dedicamos a la educación, este país no tiene límites, a este país no lo para nadie. Y por eso ese objetivo de convertir a Colombia en la nación más educada de toda América Latina es muy importante.

Nos hemos focalizado en los diferentes estamentos de la sociedad, en los diferentes niveles de la vida: el programa de Cero a Siempre, dándoles atención integral a los niños y niñas. Allá está mí ejército de Cero a Siempre. Muchas gracias por esa labor que hacen ustedes.

De veras que es muy importante esa labor que hacen ustedes. No hay más importante de una sociedad que darles una atención integral a los niños y las niñas entre los cero y los cinco años. Está comprobado que si uno cuida los niños en esa etapa, después van a ser mejores estudiantes y luego mejores ciudadanos.

Decretamos la educación gratis para todos los niños y niñas de Colombia del grado cero al grado once.

Estamos generando empleo como nunca antes, aunque nos falta mucho. Y también estamos atendiendo al adulto mayor. Aquí en esta zona hemos multiplicado por tres la atención al adulto mayor. Hemos hecho un gran esfuerzo. Sabemos que nos hace falta mucho todavía, pero ese esfuerzo, multiplicar por tres esa atención, ha sido muy importante.

De manera que en su conjunto el balance que hoy discutimos con los gobernadores y gobernadoras y con los alcaldes es un balance positivo. Muy positivo.

También somos conscientes, soy el primero, en reconocer que nos falta muchísimo camino por recorrer. Pero vamos en la dirección correcta y vamos a buen ritmo. En muchas cosas tenemos que meter el acelerador; las necesidades siempre, siempre son mayores a las capacidades de satisfacer esas necesidades.

Pero ahí está la habilidad del gobernante: de usar los recursos limitados para satisfacer la mayor cantidad de necesidades posibles. Priorizar bien. En mi caso la priorización es lo social, los más vulnerables, los que más lo necesitan. Y así vamos haciendo y construyendo una sociedad más justa.

Y creo que a pesar de los problemas que todavía tenemos en materia de seguridad, en materia de desempleo, en materia de infraestructura, podemos decir que hoy sin duda laguna estamos mejor de lo que estábamos hace unos años.

¿Que nos falta mucho? Ciertamente.

Pero también que si logramos la paz –y ese es otro de los grandes retos–, si ponemos fin a ese conflicto que nos ha desangrado durante 50 años, ahí podremos concentrar todas nuestras energías en lograr esos objetivos grandes: el país más educado de América Latina en el año 2025, erradicar la pobreza extrema para esa fecha, bajar el desempleo a la mitad de lo que está hoy en los próximos cuatro años. Objetivos grandes son los que podemos y debemos ponernos y también cumplir.

Por eso muchas gracias a todos ustedes por estar aquí. Con la ayuda de ustedes estoy seguro que seguiremos en el camino.

Y quiero agradecerles nuevamente de corazón.

Alcaldesa, muchas gracias por su hospitalidad. Este es un pueblo maravilloso, el pueblo de Calarcá. Siempre lo llevaremos en el corazón

Aquí le dimos a nuestra querida Alcaldesa una serie –como dicen– de regalos de despedida.

Pero aquí en Calarcá estamos haciendo cosas importantes, en el Quindío también. Sabemos de las necesidades, Gobernadora. Usted las expuso en forma muy brillante y muy clara. Y usted va a tener en este servidor, sobre todo hoy el día de su cumpleaños, un aliado permanente.

Y a todos ustedes, y a todos los alcaldes y a todos los gobernadores, muchas gracias. Muchas gracias, porque trabajando juntos es como vamos a seguir progresando.

Que Dios los bendiga y muchas gracias.