13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

A la cárcel dos oficiales del Ejército que se quedaron con dinero incautado y la nómina de los soldados

27 de febrero de 2014
27 de febrero de 2014

De acuerdo con la investigación, adelantada por un fiscal seccional de Cúcuta, los oficiales capturados en San Vicente del Caguán (Caquetá) y Nariño habrían participado en al menos siete hechos que fueron relacionados durante la audiencia de imputación de cargos de la siguiente manera.

El primer caso obedece a una denuncia según la cual se transportaron seis kilos de cocaína en un helicóptero del Ejército Nacional, los cuales fueron vendidos a 2.5 millones de pesos cada uno, que fueron entregados por el capitán Chaguala, con una parte de ese dinero se compraron dos armas de fuego.

Otro de los casos investigados tiene que ver con un hurto realizado por dos civiles en Palma de Vino, en El Tarra, el 14 de agosto de 2013. El dinero producto del delito fue entregado al capitán Chaguala en el batallón de esa población, para la repartición.

En septiembre del mismo año fue asaltada la casa de un campesino en El Tarra, de donde hurtaron 42 millones de pesos que fueron llevados por los asaltantes al Batallón del El Tarra, donde se los entregaron al capitán Chaguala para la repartición.

Otro hecho tuvo que ver con la entrega de dos armas de fuego por parte del capitán Chaguala a un miembro de la red para realizar los hurtos; se trató de una pistola 9 milímetros, con munición calibre 3.80 milímetros, dos proveedores y diez cartuchos y un revólver calibre 38 corto con una caja que contenía 50 cartuchos.

Al expediente también fue anexado el caso de un desmovilizado que se entregó al Ejército Nacional, al que el capitán Chaguala le entregó una pistola para que  pareciera como si fuera el desmovilizado el tenedor del arma de fuego, esa pistola fue reconocida como la que se utilizó en los dos hurtos ocurridos en El Tarra.

Igualmente los oficiales son procesados por la denuncia de un Cabo, radicada el 13 de mayo de 2013, por hurto del dinero de la nómina de los soldados regulares, a quienes les descontaban 30 mil pesos de su salario sin explicación alguna, que hacía el capitán Chaguala para dirigirlo al teniente coronel Fernando Cabrera Montealegre.

El último hecho adjudicado a los dos oficiales tiene que ver con el hurto de 25 millones de pesos incautados en la Operación Atacador, efectuada el 30 de agosto de 2013 en El Tarra.

De acuerdo con los hechos ese día los militares condujeron a un capturado a la Estación de Policía de El Tarra y en el trayecto le quitaron 25 millones de pesos que llevaba en billetes de 50 mil, dinero que el teniente a cargo de la operación le entregó al Teniente Coronel Mario Fernando Cabrera Montealegre, quien se apropió del dinero.

Por estos hechos el juez de control de garantías de Cúcuta impuso medida de aseguramiento en centro carcelario pro cargos de fabricación, tráfico, porte de armas de fuego y municiones agravado en concurso con hurto calificado y agravado, fraude procesal, peculado por apropiación y uso, prevaricato por acción y omisión trafico fabricación o porte de estupefacientes, los detenidos no aceptaron cargos y fueron enviados al Batallón de Caballería No 5 Grupo Mecanizado Maza, en Cúcuta.