22 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Santos llama al orden a la Contralora Sandra Morelli y al Fiscal Eduardo Montealegre

11 de octubre de 2013
11 de octubre de 2013

 

El jefe del Estado consideró inconveniente esta confrontación personal entre los dos personajes.

Concretamente, en su cuenta en Twitter, el presidente Santos escribió a primera hora de hoy:

“Les reitero muy comedidamente a los órganos de control no llevar diferencias personales a campo institucional. A nadie conviene”.

El hecho es que por un lado, la Fiscalía investiga supuestas interceptaciones y seguimientos ilegales de la Contraloría a los periodistas Ramiro Bejarano y Cecilia Orozco, además irregularidades en el contrato de arriendo de la nueva sede de la contraloría por valor de 2 mil 500 millones de pesos.
En desarrollo de este proceso, el pasado 11 de septiembre más de 30 funcionarios de la fiscalía se tomaron la sede de la Contraloría en Bogotá para realizar una inspección.

La diligencia tuvo dos motivos, según lo explicó la fiscalía en un comunicado: El primero de ellos, por denuncias de la Asociación Sindical de Trabajadores de la Contraloría General, referidas a presuntos sobrecostos en la contratación (arriendo) de las actuales dependencias del ente de control”, por un costo de 2.500 millones de pesos.

La segunda razón, “las denuncias presentadas por los periodistas Ramiro Bejarano Guzmán y Cecilia Orozco Tascón, relacionadas con presuntos seguimientos e interceptaciones ilegales”.

Frente a estos hechos, la Contralora denuncio al fiscal Montealegre ante la Comisión de Acusación de la Cámara, por supuestamente utilizar las investigaciones penales para “interferir con el proceso de responsabilidad fiscal” que está a punto de fallarse contra la cúpula de Saludcoop, debido a que “ha tenido o tiene intereses personales en el caso”, pues fue abogado de la controvertida EPS, devengando “honorarios por 4.000 millones de pesos”.

En su denuncia, Morelli estableció: “Al parecer la Fiscalía ha simulado adelantar una investigación contra la Contraloría por un supuesto delito de interceptación ilegal de comunicaciones (…) movida por otro propósito: interferir el proceso de responsabilidad fiscal que la Contraloría adelanta contra la EPS Saludcoop”.

Además, la contralora Morelli recusó al Fiscal Montealegre, así como al Vicefiscal Jorge Perdomo, argumentando una “enemistad grave” y pidió un investigador ad hoc para que los procesos “sean resueltos de manera imparcial y objetiva”.

Armada Nacional afirma que investiga salvaje paliza a cadete en buque Gloria

Bogotá, 10 de Octubre ¬_RAM_.-.  El comando de la Armada Nacional anunció en las últimas horas una investigación en torno a las denuncias sobre los salvajes e inhumanos tratos a que son sometidos los alférez o cadetes reclutas y que quedaron evidenciados en un video grabado, nada mas ni nada menos, que en el buque ARC “Gloria”, insignia de la marina colombiana.

Paradójicamente la víctima de la paliza, el cadete Jaime Castellanos, fue retirado de la Escuela Naval de Cadetes luego del episodio, bajo el argumento de que “su rendimiento disciplinario no alcanzó el requerido”, según las propias palabras del contralmirante Jorge Carreño, director de la misma institución militar.

En un lacónico comunicado, el comando de la Armada afirma que tras conocer “presuntas conductas que van en contra de las políticas institucionales de buen trato”, dispuso la apertura de la investigación y añade que además se tomaron “medidas adminitrativas” del caso.

Independientemente, la Fiscalía anunció un indagación sobre los mismos hechos, tras la denuncia instaurada por la mamá del alférez Jaime Daniel Castellanos Valbuena.

En el video denuncia, se observa a varios integrantes de la tripulación del buque “Gloria” golpeando alternativamente con “tablas y tubos” al joven recluta.

La madre del muchacho advierte en la denuncia escrita que su hijo fue golpeado “de una manera inhumana, brutal despiadada, degradante y con mentalidad de sevicia, recibiendo más de 50 golpes constantes en su espalda, cadera y cabeza”.

Agrega que “uno de los militares pone la rodilla sobre el cuello de mi hijo para inmovilizarlo y someterlo totalmente e impedir cualquier movimiento, mientras que es golpeado y le disparan chorros de agua salada con mangueras de alta presión”.

La progenitora de Jaime Daniel le pidió a la Armada Nacional brindarle atención médica a su hijo y practicarle exámenes médicos, “ya que presenta constante dolor en su espalda, cabeza y columna. Además de la afectación sicológica y moral que ha causado este grave acto a mi hijo”.

El salvaje episodio se registró durante un crucero de entrenamiento del buque insignia de la Armada colombiana realizado por el Oceano Pacífico, entre mayo y agosto pasado, en desarrollo del cual tocó entre otros puertos, la base de Pearl Harbor en Hawái y Hong Kong, en China.

El comunicado del alto mando de la Armada Nacional, es el siguiente:

“El Comando de la Armada Nacional tuvo conocimiento de presuntas conductas que van en contra de las políticas institucionales de buen trato, en desarrollo de actividades relacionadas con el servicio en una de sus Unidades, por lo que de manera inmediata se ordenaron las investigaciones del caso y se tomaron medidas administrativas para seguir cumpliendo con los postulados de respeto a los principios y valores y manejo del talento humano que se inculcan durante la carrera naval.

La Armada Nacional reitera su compromiso y voluntad indeclinable por propender por el respeto y bienestar de todos los miembros de la Institución.