13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Manizales tiene tasas de desempleo superiores a las de América Latina

8 de octubre de 2013
8 de octubre de 2013

manizales

Esta inconformidad de los ciudadanos encuestados es un problema de cuidado, dado que el empleo es un tema que define la calidad de vida que pueda ofrecerle una ciudad a su comunidad.

Si bien Manizales ha realizado grandes esfuerzos en este tema y se destaca como la ciudad del Eje Cafetero con menor tasa de desempleo, es necesario que los gobernantes locales sigan enérgicos en el tema de mejorar las condiciones de calidad de vida en la ciudad.

Cifras de empleo en Manizales

Durante el 2012 Manizales presentó cifras muy similares a las del 2011 en los tres principales indicadores del mercado laboral: la participación laboral disminuyó de 59,5% a 59,2%, la tasa de ocupación aumentó de 53,1% a 53,2% y  la tasa de desempleo pasó de 10,6% a 10,1%.

Es importante resaltar que aunque se cumplió la meta del Plan de Desarrollo Municipal de mantener la tasa de desempleo por debajo del 12%, no se alcanza la meta del Plan de Desarrollo Nacional, que debe ser inferior al 10%. Adicionalmente, Manizales y en general Colombia tienen tasas de desempleo superiores a las de América Latina (6,7%) y a las de países de ingreso similar como Chile y Perú (7%).

Así mismo aún no se alcanza la meta relacionada con la informalidad, pues el objetivo es mantenerla debajo del 40% y la tasa registrada en 2012 fue 42,6%.

En cuanto a la tasa de participación, es necesario aclarar que Manizales se sigue destacando por su baja participación laboral, la cual es de 59,2%, lo cual la ubica con porcentajes similares a Barranquilla y Cartagena, pero muy por debajo de Bucaramanga y Bogotá, cuya participación supera el 70%.

Fuerza laboral, condición para la ciudad del conocimiento

Sobre la fuerza laboral de Manizales se ha generado una gran preocupación, pues de la población mayor de 25 años, solo el 11% ha culminado su educación superior o ha realizado un postgrado, el 45% tiene secundaria completa y aún el 44% no tiene bachillerato. Este es un elemento que condiciona bastante las posibilidades de desarrollo basado en conocimiento, apuesta de futuro de la capital de Caldas.

Aunque entre 2011 y 2012 se generó cerca de 1.800 puestos de trabajo, aumentó la informalidad laboral, al pasar de  74.705 a 76.970 personas en Manizales.

Por otra parte, Manizales presentó en 2012 una tasa de 7,6% en subempleo objetivo (personas insatisfechas con su trabajo que estaban buscando empleo) y de 25% en subempleo subjetivo (personas insatisfechas con su trabajo que no realizaban ninguna actividad de búsqueda de empleo). Este indicador presentó una mejora con respecto a 2011 al bajar de 11,1% a 7,6%.

¿Ofrece Manizales oportunidades a los egresados?

Manizales se reconoce en el contexto como ciudad universitaria, por ende es importante analizar las oportunidades que se da a los profesionales, técnicos y tecnólogos que se gradúan de sus Instituciones de Educación Superior (IES).

De acuerdo con cifras del 2011, Caldas forma el doble de los profesionales que requiere su sistema productivo.  De cada diez egresados, cuatro cotizaron al sistema de seguridad social en el departamento, otros cuatro en otros departamentos y dos no se encontraban realizando sus aportes.

Los principales destinos a los que emigran los egresados de las instituciones caldenses son Bogotá (15%), Risaralda (5%), Antioquia (5%) y Valle del Cauca (4%).

Cabe destacar que Caldas y Manizales son expulsores netos de personas con título de educación superior: por cada cuatro profesionales que se van, tan solo llega uno de otro departamento. Aunque no se han estudiado a fondo las razones por las que esto se produce, cuando se examinan los salarios de los egresados de Caldas, se encuentra que quienes trabajan fuera del departamento tienen en promedio salarios entre 25% y 35% más altos que los de quienes trabajan aquí.

El empleo en frases de una experta

Manizales Cómo Vamos dialogó con Irma Soto Vallejo, Directora del Observatorio del Mercado del Trabajo de la Universidad de Manizales, quien compartió las siguientes reflexiones sobre el empleo en Manizales:

-El Diagnóstico Socioeconómico del Mercado del Trabajo realizado en el 2012 por el Observatorio del Mercado del Trabajo de la Universidad de Manizales se caracteriza la estructura productiva de Manizales.

-La industria metalmecánica demanda mano de obra y es la más estable en Manizales.

-Se dice que los call center explotan al personal, pero con encuestas a quienes laboran en estos sitios se hicieron hallazgos interesantes. La mayoría del personal son ciudadanos entre 18 y 25 años de edad. Para la mayoría es su primera experiencia laboral y muchos se encuentran estudiando y tienen grandes necesidades de formación desde las TIC y de una segunda lengua.

-En la potencialidad para el desarrollo, las TIC son las que han jalonado un progreso en las organizaciones, pero tenemos una brecha grande en lo relacionado a la formación.

-La fuga de los cerebros en Manizales es muy grande, esto genera una gran deuda social en la ciudad, el departamento y la región para capturar ese personal que se forma.

-Hay que hacer estrategias a largo plazo y estructurales para seguir reduciendo el desempleo en la ciudad. Hacer que la industria se quede aquí y desarrollar sectores promisorios.

-El Eje Cafetero todavía depende del sector primario de la economía y este se puede desarrollar por medio de la agroindustria y el turismo. Para ello es necesario incluirle una política pública.

-Las estrategias para solucionar el problema del desempleo son coyunturales, generan empleo inmediato. Pero Manizales tiene que generar estrategias de desarrollo más grandes. Por ejemplo, tenemos problemas de conectividad vía terrestre y vía aérea y hay que brindarles mayores posibilidades a los empresarios.

-Hay que potencializar los sectores promisorios como TIC, turismo y agroindustria y hay que conectar el sector educativo con estos temas.

-Es necesario apostarle a la regionalización, no hay que hacerlo desde un punto de vista político-administrativo, pero sí desde proyectos de desarrollo. Por ello, hay que encontrar eslabones de conexión entre Risaralda, Quindío y Caldas.