17 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los antidepresivos estarían relacionados con la diabetes

15 de octubre de 2013
15 de octubre de 2013

antidepresivos

Y algunos factores, como las dosis y el tiempo de uso, también influirían, según un equipo de Reino Unido. No obstante, unos datos contradictorios demuestran que se necesitan más estudios.

«No se puede hablar de una asociación definitiva», dijo la autora principal, Katharine Barnard, de la universidad británica de Southampton.

«La relación es clara», agregó, aunque a aclaró que, hasta ahora, los estudios no dicen si los fármacos realmente causan diabetes.

«Los resultados (…) están, estudio por estudio y fármaco por fármaco», indicó el doctor Peter D. Kramer, profesor de psiquiatría de la Brown University, en Providence, Rhode Island, y portavoz de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

«Este estudio dice que hay un motivo para preocuparse», sostuvo Kramer, que no participó del estudio. «Es algo que debemos observar y analizar», añadió.

La cantidad de recetas de antidepresivos en Reino Unido aumentó de 20,1 millones a 46,7 millones entre 1999 y 2011. El equipo de Barnard reunió 25 años de investigaciones para comprobar si existe una relación entre el uso de los antidepresivos y el riesgo de desarrollar diabetes y halló un estudio sobre 17 informes de variaciones del azúcar en sangre asociados con el uso de antidepresivos.

Esos informes eran de pacientes a los que les aumentó la glucosa en sangre entre las tres semanas y los cinco meses posteriores al inicio del tratamiento antidepresivo.

Los niveles de azúcar en sangre se normalizaron cuando los pacientes dejaron de tomar los fármacos. Los autores hallaron también 21 estudios más grandes, a entre 1.000 y más de 200.000 participantes, con resultados contradictorios.

Por ejemplo, en un estudio sobre unas 166.000 personas con depresión, los investigadores se concentraron en 2.200 a las que les diagnosticaron diabetes.

Los que habían utilizado dosis de antidepresivos moderadas o altas durante dos años eran un 84 por ciento más propensos a desarrollar diabetes que los que no habían tomado esos fármacos recientemente.

En otras investigaciones, la relación entre el uso de antidepresivos y la diabetes fue mucho más débil o tan pequeña que podría atribuirse al azar, según publica el equipo en la revista Diabetes Care. Tres revisiones previas habían hallado que los riesgos podían variar según el tipo de antidepresivo.

Pero los resultados analizados en esos estudios no siempre coincidían. La calidad de los estudios revisados era variada, según aclara el equipo. Además, los autores habían utilizado distintos métodos para evaluar la depresión y la diabetes.

Y ninguno había sido realizado de forma aleatoria, que es el diseño preferido para el un estudio. Para Kramer, los resultados indican que hay que ser cautelosos.

«Si una persona está tomando antidepresivos, hay que controlarla para saber si tiene diabetes o tolerancia a la glucosa. Y si está engordando, debe consultar al médico», manifestó. Reuters.