12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los alcaldes tienen que certificarse en convivencia: Mininterior

2 de octubre de 2013
2 de octubre de 2013

 

Fueron algunas de las medidas presentadas por el Ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, durante un debate de control político sobre la violencia en el fútbol en la Comisión Séptima del Senado de la República.

El jefe de la cartera política aseveró que «en Colombia hay una grave crisis de convivencia (…) Elegimos matarnos por una camiseta, no podemos celebrar acabando con la vida de quien lleva la camiseta del equipo contrario».

El Ministro Iragorri Valencia enumeró las 14 leyes, decretos y resoluciones expedidas para sancionar la violencia dentro y fuera de los escenarios deportivos, afirmando que la normatividad actual es suficiente pero que los esfuerzos de las autoridades deben enfocarse en fortalecer e incentivar la convivencia.

En este sentido, anunció la realización de un programa de convivencia con todos los alcaldes el país, que contemple actividades educativas que permitan a los jóvenes vincularse y a los municipios certificarse en convivencia y cumplir con la normatividad vigente.

“Que esa certificación sea el resultado de la aplicación de ese programa educativo, esa es la motivación para los alcaldes, así como la disminución de los índices de violencia por riñas o por violencia intrafamiliar, en otras palabras que sea un programa de motivación que obligue a los alcaldes a realizar planes de convivencia”, explicó Iragorri Valencia.

El Ministro del Interior reiteró las propuestas hechas por la Comisión de Seguridad, Convivencia y Comodidad en el fútbol, que buscan establecer un sistema biométrico para evitar el ingreso de hinchas sancionados a los estadios, cuya cifra actual asciende a 400.

Así mismo, que clubes deportivos contribuyan con la carnetización de los barristas,  a fin de garantizar no sólo su seguridad dentro de los escenarios deportivos, sino durante los desplazamientos que realicen para asistir a partidos de fútbol fuera de sus ciudades de origen.