11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Consejo electoral dirá si o no a foto de Uribe en el tarjetón

7 de octubre de 2013

 

El Consejo Nacional Electoral, máxima autoridad en estos asuntos, sentó doctrina al respecto en las elecciones del año 2006, cuando Enrique Peñalosa, candidato a la alcaldía de Bogotá, intentó poner su retrato tamaño cédula en el tarjetón.

En esa oportunidad, el Consejo negó tal posibilidad por considerar que eso iría en contra del principio de igualdad y perjudicaría a los otros candidatos.

Si se mantiene la tesis, en el tarjetón del Centro Democrático no se podrá poner la foto de Uribe.

Para evitar suspicacias y ceñirse a la legalidad, el Registrador nacional del estado civil, Carlos Ariel Sánchez, elevó una consulta al consejo electoral, mediante la cual ese organismo deberá ratificar o modificar su posición del 2006 frente a la pretensión de Peñalosa.

Las firmas pendientes

Dicen que una firma no se le niega a nadie, pero si así van a pensar todos los que quieran respaldar a los precandidatos de Uribe, más de un lío puede presentarse.

Se supone que un ciudadano solo puede votar una sola vez, así que si respalda con su firma más de un candidato, estaría incurriendo en una irregularidad. Este por lo menos es el concepto de algunos enterados en asuntos electorales.

Cada uno de los tres precandidatos a la presidencia por el uribismo requieren entre 700 mil y un millón de firmas para inscribir su candidatura en la Registraduría nacional del estado civil, entidad encargada de avalar la legalidad de las firmas presentadas.

Algunos sostienen que si se da la situación descrita antes, podrían presentarse problemas de tipo legal que hasta ahora nadie sabe cómo se resolverían.

Pacho picó en punta

Por eso algunos creen que Francisco Santos, el virtual candidato del Centro Democrático, se avivó -y dejó plantados en el partidor a sus otros dos contendores, Carlos Holmes Trujillo y Oscar Iván Zuluaga.

Hablando en términos hípicos, Pachito se robó la largada y les sacó varios cuerpos de ventaja a sus contrincantes, cada día con menos opción.

Por Holmes Trujillo nadie hace una apuesta y es el físico descarte de la competencia, y Zuluaga, que hasta hace algunos días aparecía con alguna opción, se desplomó después de su frentera  petición a José Obdulio Gaviria para que retire su aspiración al senado.

Así las cosas, podría hipotecarse la casa y apostarla a la candidatura uribista de Pachito Santos.

Y para qué firmas?

Al final, de acuerdo con lo analizado por estudiosos y conocedores de todo el engranaje electoral, queda en claro que no se necesitan firmas, y que lo que emprendió Pachito Santos obedece más a su obsesión por la candidatura que a reglas de riguroso cumplimiento.

Las gentes se preguntan si va a realizarse una consulta popular simultáneamente con las elecciones de marzo para cuerpos colegiados, con el fin de definir el candidato de Uribe, para qué se recogen firmas ahora?

Y por cuáles movimientos, entonces, lo harían Oscar Iván Zuluaga y Carlos Holmes Trujillo ? Ya Pacho inscribió uno con nombre distinto al Centro Democrático que, en últimas, será la organización partidista que respaldará la candidatura.

Por lo tanto, parece que lo que se está haciendo ahora por parte del ansioso ex vicepresidente, no es más que una simple  botada de corriente.

A todas estas, ¿qué dirá este lunes el ex presidente Uribe cuando se reúna con los tres miembros de su tinglado?

Y no se electrocutó

Amilkar Acosta, el nuevo ministro de Minas y Energía, se tragó enterito (con asombrosa facilidad) el eléctrico sapo de la venta de Isagen, y no se electrocutó como algunos temían.

Obstinado a más no poder contra la venta de la empresa generadora hasta ocho días antes de su nombramiento, Acosta dio un giro de 180 grados cuando se divulgó el decreto que lo integró al gabinete ministerial.

En el último consejo de ministros, se aprobó incrementar el precio base para la venta de Isagen, elevando de $2.850 a $3.178 el valor de la acción, lo que se hizo ante la gran demanda que se ha registrado por parte de potenciales compradores.

Nadie informó al término de ese consejo, que el titular de minas y energía se hubiera opuesto o siquiera dejado un constancia en contra de la determinación. ¿Se dan cuenta?  Se lo tragó enterito y salió indemne.

TOLON TILIN

Se imagina el lector el tamaño que tendría el tarjetón para Senado, en las elecciones del 9 de marzo, si le da al Consejo Nacional Electoral por aplicar la política de todos en la cama o todos en el suelo, al autorizar la inserción  de las fotos de las cabezas (y caras) de la  totalidad de listas de candidatos  a la nueva cámara alta?

[email protected]