11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El presidente Santos deja sola a Chinchilla en ONU

25 de septiembre de 2013
25 de septiembre de 2013

 

“Como en un juego de ajedrez el rey se queda en la retaguardia, se queda atrás y avanzan los peones que son los que van a luchar contra los alfiles y los caballos. Laura Chinchilla se ofreció a la avanzadilla del hostigamiento verbal, esa es la razón por la cual muy olímpicamente el presidente Santos se dio el lujo de no hablar”, explica Miranda.

Chinchilla en su discurso ante la Asamblea de la ONU acusó a Nicaragua de agredir el derecho internacional y violar las disposiciones de la Corte Internacional de Justicia de La Haya en el caso del diferendo territorial por el área de Harbour Head. La mandataria asegura que Nicaragua envía activistas políticos a la zona cuando, según ella, la Corte reiteró el llamado a respetar las medidas provisionales.

“Los pueblos de Nicaragua y Costa Rica deseamos y merecemos vivir en paz, pero el Gobierno nicaragüense se empeña en impedirla. Con su conducta deliberada y reiterada, el Gobierno de Nicaragua también agrede al derecho internacional y al sentido mismo de las Naciones Unidas”, dijo Chinchilla.

La mandataria propuso crear mecanismos para que las decisiones de la CIJ sean acatadas y llamó a la comunidad internacional a abrir el debate.

Por su parte, el experto nicaragüense en Derecho Internacional, Norman Miranda, resalta que además del discurso solitario de Chinchilla, el mismo Santos entregó una debilitada carta al secretario general de la ONU Ban Ki-moon señalando a Nicaragua de expansionista. Miranda indica que el presidente colombiano, el pasado 9 de septiembre dijo que la carta sería conjunta con Costa Rica, Panamá y Jamaica, pero al final, este último país no la suscribió y Panamá a través de su canciller rectificó e indicó que su país no considera que Nicaragua sea expansionista.

Connotación política

“Lo que hemos escuchado de parte de la presidenta de Costa Rica, doña Laura Chinchilla, es la posición de una de las partes en el proceso judicial que no le corresponde resolver ni a Costa Rica ni a Nicaragua ni a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Son alegatos que, en todo caso, deben presentarse en los momentos procesales adecuados (ya sea en la fase oral o escrita) ante el propio tribunal de justicia, pues es la Corte y solo ella, quien dirime las diferencias jurídicas que han sido radicadas en su seno”, consideró Mauricio Herdocia Sacasa, también experto en Derecho Internacional.

Sostuvo que lo contrario es sacar la disputa de su escenario jurisdiccional natural donde está anclada ya de forma irreversible, para darle una connotación simplemente política donde impera la voluntad de quien presenta el tema.

Paralelo a la disertación de Chinchilla, Costa Rica acudió ayer a la CIJ para pedir nuevas medidas cautelares contra Nicaragua por la supuesta apertura de dos caños en la zona de Harbour Head.

“Nuevamente, se trata de un acto procesal ante un tribunal de justicia y no será Nicaragua ni Costa Rica las que van a resolverlo, sino el tribunal mundial”, aseguró Herdocia Sacasa.

Recordó que en el espíritu y letra de la Orden de 2011 de la Corte, estaba buscar soluciones comunes a los problemas entre Costa Rica y Nicaragua, donde se pone en evidencia el vacío en esa importante función diplomática del encuentro bilateral entre vecinos que, ante todo y en primer lugar, deben buscar cómo armonizar sus diferencias antes de llevarlas al exterior.