13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno colombiano y campesinos en paro reanudan negociaciones

19 de septiembre de 2013
19 de septiembre de 2013

 

Ambas partes buscarán complementar el acuerdo firmado el pasado 8 de septiembre, cuando los campesinos aceptaron levantar las multitudinarias protestas y bloqueos de carreteras, con la condición de que sus propuestas fueran escuchadas, analizadas y respondidas a la brevedad posible.

Los voceros de la Mesa Nacional Agropecuaria y Popular de Interlocución y Acuerdo (MIA) se sentarán a dialogar nuevamente con los titulares de los ministerios del Interior, Agricultura y Comercio, y con el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, principal delegado del mandatario nacional, Juan Manuel Santos.

Tras el acuerdo que puso fin a los bloqueos que mantenían los labriegos en 15 departamentos, el Ejecutivo se comprometió a designar una comisión de alto nivel para debatir sobre los seis puntos presentados por los agricultores.

Las seis propuestas del gremio son acceso a la propiedad de la tierra, reconocimiento a la territorialidad campesina e inversión social en la población rural y urbana en educación, salud, vivienda, servicios públicos y vías, entre otras demandas.

El dirigente agrario Luis Eduardo Betancourt, vocero de la MIA, indicó que asistirán al encuentro “con el convencimiento de que el diálogo es la ruta, con la demostración de nuestra capacidad de movilización, con múltiples denuncias del trato militar a la protesta y con propuestas construidas y probadas en procesos en los que llevamos mucho tiempo».

Betancourt recordó que en las últimas semanas no han logrado una salida al conflicto y reiteró que no están conformes con el Pacto Agrario Nacional propuesto por Santos, ya que su firma se logró con la ausencia de muchos gremios agrícolas en paro.

Por un lado, el Pacto incluye entre otras cosas fortalecer la estructura del Ministerio de Agricultura, creando un viceministerio específico para el desarrollo rural. Por el otro, loa campesinos denuncian que ese acuerdo “es una componenda de los gremios y élites terratenientes” que “sepulta la posibilidad de una reforma agraria”.

Precisamente, el gremio agrario quiere avanzar «hacia una reforma agraria integral que reconozca los territorios colectivos indígenas, dote de la tierra y territorialidad necesaria al campesinado, y desmonte los grandes latifundios que han concentrado la mayor parte de la tierra cultivable».

El paro nacional comenzó el pasado 19 de agosto y -debido a la represión militar y policial- la MIA afirma que hasta la fecha ha dejado un saldo de 12 muertos, cuatro desaparecidos, 660 casos de violaciones de derechos humanos, 262 detenciones arbitrarias, 485 heridos y 52 casos de hostigamientos y amenazas.

teleSUR-PL-ElColombiano/MARL