23 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Dictaron medida de aseguramiento contra el ex gobernador Ramos

6 de septiembre de 2013
6 de septiembre de 2013

El mandatario departamental deberá responder por el presunto delitos delito de concierto para delinquir agravado.

La decisión se da luego de que la Sala Penal analizará los declaraciones entregadas en el marco de Justicia y Paz por los excabecillas paramilitares Fredy Rendón Herrera alias El Alemán y el Tuso Sierra.

El pasado 5 de agosto, en entrevista con Blu Radio, el precandidato a la Presidencia por el Centro Democrático, admitió que sostuvo un encuentro en Bello (Antioquia) con Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez’, exjefe político del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Sin embargo, afirmó que se reunió (cuando ejercía como senador) con Báez porque éste era el vocero de los desmovilizados, dentro del marco del proceso que se realizó en el segundo semestre de 2004.

El pasado 28 de agosto, el exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos se entregó a la Fiscalía y después fue presentado a la Corte Suprema de Justicia, corporación que lo procesa por presuntos vínculos con grupos paramilitares.

La orden de captura del exgobernador de Antioquia se da luego de un fallo de la Corte Suprema en contra del excongresista Óscar Suárez Mira. La sentencia que la Corte profirió contra el exsenador Suárez por ‘parapolítica’ hace referencia a una cita clandestina, en enero de 2005, en la que Suárez se encontró con paramilitares y con otros políticos, entre ellos Ramos, para concretar apoyos a la ley de Justicia y Paz.

En la condena contra Suárez, la Corte dio por hecho que la reunión se hizo en la finca de Bello (Antioquia) del financiador de ‘paras’ Albeiro Quintero. Allí, según el fallo del tribunal, estuvieron Luis Alfredo Ramos, Manuel Ramiro Velásquez y Óscar Arboleda, todos conservadores y con indagaciones preliminares en ese alto tribunal.

“A la conocida reunión (…) asistieron no representantes o emisarios del Gobierno Nacional, sino amigos de las Autodefensas”, dice el fallo de la Corte.

De esa reunión dan fe los testimonios de ‘Alberto Guerrero’, exjefe del bloque Cacique Pipintá, y de Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez’.

‘Báez’ dijo que él les relató a los congresistas las incidencias del proceso de paz, porque la idea era hacerlos aliados para que apoyaran la aprobación de esa ley, que sería la base legal para la desmovilización de grupos paramilitares.

Según él, asistió en condición de congresista, por iniciativa del representante Óscar Suárez, y solo se limitó “a escuchar” las preocupaciones de Iván Roberto Duque, vocero del grupo en plena desmovilización sobre el avance del proceso de paz iniciado por el Gobierno.