12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Asesor virtual para invertir en la bolsa de valores

21 de septiembre de 2013
21 de septiembre de 2013

asesor virtual
En el mundo de los portafolios de inversión, la frontera eficiente es un concepto que define tanto el factor mínimo de riesgo que existe en una transacción comercial como su factor máximo de rendimiento, de acuerdo con los porcentajes de dinero que cada persona esté dispuesta a invertir.

En otras palabras, si alguien tiene cien pesos y los va a poner en la bolsa de valores, con este método puede saber cuál es el riesgo de perderlos y la posibilidad de duplicarlos. Al final de la operación se saca una estimación promedio que dará más certeza a la hora de tomar decisiones.

Sin embargo, para el común de la gente, incluso, para profesionales en finanzas, hacer estos cálculos resulta bastante engorroso dada la multitud de ecuaciones requeridas y la cantidad de variables que se deben tener en cuenta.

Ricardo Rojas Medina, director del Grupo en Finanzas Cuantitativas de la Facultad de Administración de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales, desarrolló un software que facilita esta tarea a los inversores. Él tomó la frontera eficiente –modelo inventado por el premio nobel Harry Markowitz– y la introdujo en un aplicativo de fácil uso y al alcance de todos los que quieran invertir en la bolsa de valores.

El valor de las estadísticas

El profesor Rojas –experto en evaluaciones socioeconómicas de proyectos y profesor de la U. N. – asegura que los actuales programas computacionales que estiman el riesgo de las inversiones en los mercados de capitales son muy costosos y de difícil manejo, por lo que no están al alcance del público.

“Nuestro aporte es un aplicativo sencillo y muy completo para obtener la mejor combinación de datos del portafolio deseado. Para ello empleamos estadísticas robustas que mejoran los procesos de estimación”, señala el experto.

‘Robustas’ se refiere a un tipo de estadística que permite hacer estimaciones sin que los errores o las pequeñas variaciones que existen en alguno de los datos del global de la información afecten el resultado final. En cambio, en la estadística clásica la menor desviación puede alterar sustancialmente el producto final, aún cuando ese dato no sea relevante para lo que se quiere hallar.

Para el proyecto se utilizó un software libre llamado R, que cuenta con gran cantidad de herramientas que lo hacen potente y rápido, y dan mayor precisión y solidez a los cálculos. Con esta plataforma los ingenieros integraron las complejidades de la teoría financiera al potencial computacional; esto permitió simplificar una tarea a la que no se podía acceder sino a través de un experto en la materia.

Fue necesario reunir información dispersa sobre los códigos de programación utilizados en esta área para poner en marcha el sistema; se les modificó su estructura (la sucesión de caracteres alfanuméricos) para que se adaptaran a las necesidades particulares de los usuarios.

¿A qué acciones se les puede apostar?, ¿cuánto dinero invertir en cada acción?, ¿qué resultado tendría al invertir determinada suma a una sola acción durante un tiempo específico?, ¿qué combinación conviene más para obtener el rendimiento esperado? o ¿qué riesgos tendría? Son algunos de los interrogantes que se solucionan de manera automática y gratuita con el programa diseñado en la Universidad.

La estadística robusta utilizada en este proyecto se llama Método de Determinante de Covarianza Mínima. Esta permite resolver los inconvenientes que se presentan en la bolsa cuando se originan datos atípicos, que son valores muy altos o bajos que distorsionan los promedios de los cálculos.

“Los investigadores en inversiones han utilizado Excel para sus razonamientos, pero a pesar de ser muy útil no lo es para esta área de la economía”, explica Vanessa Castellanos Moreno, una de las gestoras de la investigación.

Herramienta competitiva

Para operar el software se juega con dos valores básicos: el promedio del precio de cierre diario de las acciones por determinado periodo (para así obtener los rendimientos) y el factor de riesgo.

“No hay que ser un experto en programación para utilizarlo. Solo se ingresa a la página de la Bolsa de Valores de Colombia, se observa la historia de los precios de las acciones y se ingresan los datos al aplicativo. Con esta información, el programa optimiza el portafolio consultado al establecer la frontera eficiente mediante análisis personalizados”, indica Castellanos.

Para los neófitos, el aplicativo les facilita todas las tareas relacionadas con las combinaciones que optimizan la rentabilidad de los portafolios y disminuyen el riesgo de inversión. Para los expertos, se facilita la toma de decisiones en la compra o venta de valores. Cabe destacar que en el gremio se suele utilizar la guía con árboles de decisiones (el mapa conceptual de los corredores de bolsa) para estudiar las tendencias de su portafolio, labor que, según los investigadores, llega a ser muy desgastante.

“Con el aplicativo he podido obtener las mejores alternativas, y para quienes se dedican a la inversión (un negocio que implica importantes sumas de dinero) este se convierte en un recurso de gran utilidad ante la variabilidad y la incertidumbre bursátil”, afirma Santiago Medina.

Juan Daniel Rojas Ortiz –analista de Crédito Corporativo en el Banco de Bogotá y estudiante de la Maestría en Finanzas en la Universidad de los Andes– afirma: “La frontera eficiente, calculada con el método R, ofrece gran variedad de información; principalmente, gráficos útiles para la toma de decisiones. Al combinarlo con el software de libre uso de la U. N., permite que eventuales inversionistas accedan a los mercados bursátiles con una ventaja competitiva y sin incurrir en una alta inversión”.

(Por:Fin/amej/LADC)
Agencia de Noticias U. Nacional