18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

28 de agosto de 2013
28 de agosto de 2013

Otra vez Mario Aristizábal

mario aristizabalEn su columna del martes en EJE 21, el abogado Ferney Paz Quintero habló del ex gobernador de Caldas Mario Aristizábal Muñoz. La alusión estuvo asociada a una columna que escribió la semana pasada en «El Tiempo» el ex ministro Fernando Londoño Hoyos, titulada «volvieron los del 8.000», en la que mencionó a un  Aristizábal entre los receptarios de unas cajas con dineros de procedencia ilítica para la financiación de la campaña de Ernesto Samper. «Quisiéramos conocer, si este último nombre corresponde al de la persona que años más tarde fue ungido Gobernador de Caldas, en representación de una coalición  de partidos  y suspendido en el ejercicio de sus funciones por irregular manejo de la contratación y la Hacienda pública», insinuó Paz Quintero. Paz planteó que «resultaría interesante para bien de la verdad histórica, se investigara a fondo lo denunciado, ahora que se habla  de ética, moral, transparencia política administrativa y la opinión ciudadana se entere como fueron asaltados  en su buena fe electoral». A propósito en qué pararon las investigaciones de la Fiscalía contra Mario Aristizábal Muñoz?

Algo que desvela a Gutiérrez

«La falta de transparencia de varias empresas del departamento nos preocupa. Les pondremos orden y toda nuestra capacidad gerencial.Le cuento que por la noche, antes de dormirme, le doy muchas vueltas al asunto». Estas palabras corresponden a una entrevista que le hizo EJE 21 al gobernador, electo, Julián Gutiérrez, pocos días antes de los comicios del 25 de agosto. Las empresas son Empocaldas y la Dirección Territorial de Salud.

Advertencia a los congresistas

«Que los parlamentarios no piensen tanto en la burocracia sino en echar para adelante este departamento con las mejores gentes». La observación es de Julián Gutiérrez e hizo parte de la misma entrevista. Se resignarán nuestros congresistas a las cuotas que les asigne Julián? Porque, a juzgar por lo que dijo, no se dejará manipular en materia burocrática. Gutiérrez debe saber que los políticos, en su mayoría, son puesteros y que, si no los complacen en lo que piden, son capaces hasta de romper una relación. En las relaciones entre gobernantes y políticos siempre han prevalecido la burocracia y la torta presupuestaria. Es un lenguaje obvio.

Los resultados electorales

Puntos de vista de un observador político:

Después de analizarse los resultados electorales, en los pasados comicios en los que triunfó el candidato a la Gobernación de Caldas, Julián Gutiérrez Botero, es oportuno hacer algunas precisiones.

Siete congresistas

Lo anterior para explicar, que Gutiérrez Botero, estuvo acompañado nada menos y nada más que de siete congresistas, cuatro partidos o movimientos; la mayoría de diputados y con las tres bancadas mayoritarias en el Concejo de Manizales. Eso es poco, proporcionalmente.

Muy baja

Es muy baja la votación que le dieron al triunfador. Eso quiere decir que tampoco cuentan con el apoyo de mayorías. Es tan bajo el resultado, que el ganador, no representa una mayoría democráticamente hablando.

La sorpresa en el debate

Sin embargo, hay que destacar la diferencia con el aspirante que le siguió en votación, Augusto León Restrepo, cuantificada en casi 35 mil votos. Nadie esperaba, ni siquiera Julián y sus asesores y mucho menos los de la coalición A, que se iba a presentar una ventaja tan acentuada. Fue la sorpresa de las elecciones.

Pasó desapercibida

Hace dos semanas falleció en Manizales el ex contralor municipal Omar Franco Gutiérrez. La noticia pasó prácticamente desapercibida en la ciudad pese a que este abogado nacido en Pensilvania tuvo su importancia. Además de contralor de Manizales, decano de la facultad de Derecho de la Universidad de Caldas y abobado litigante, Franco fue socio y presidente de la Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales. Cuando ocupó esta última posición promovió la transversal del oriente de Caldas. Paz en su tumba.