15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

‘Necesitamos construir, entre todos, un nuevo contexto nacional de tolerancia’: Presidente Santos

31 de agosto de 2013
31 de agosto de 2013

Se trata de «cambiar las balas por los votos y de que quienes tomen esa decisión tengan garantías para participar en la democracia. De romper para siempre el vínculo entre política y armas», sostuvo.

En su discurso ante los 417 diputados del país, el Mandatario ratificó la necesidad de trabajar unidos para seguir garantizando la vida y seguridad de todos los colombianos.

En este sentido resaltó la importancia del trabajo de los diputados y diputadas: «Los necesitamos para que nos ayuden a fortalecer la justicia y las instituciones de forma que tengamos un sistema capaz de resolver los conflictos», precisó.

Consideró que «la búsqueda de la paz y el manejo del posconflicto no son asuntos únicamente del Gobierno, ni siquiera de los gobiernos departamentales o locales: la paz es de todos».

«Este es el mejor momento para trabajar con ustedes, apreciados diputados –directos representantes de los ciudadanos de Colombia–, para que aporten su voluntad, su fe y su esfuerzo a la tarea más urgente y más importante de todas las que tengamos a nuestro alcance: la tarea de la paz», indicó.

De acuerdo con el Presidente Santos, «los conflictos internos en diversos puntos del planeta, en la mayoría de los procesos de paz del mundo, hay un factor común: la paz no se impone por las armas».

Subrayó que «una paz genuina, una paz que garantice la no repetición, una paz que construya un entorno de reconciliación y que sane las heridas de la confrontación, es siempre el resultado de un acuerdo».

«Los acuerdos de paz se firman con los enemigos, no con los amigos. Por eso son difíciles, por eso las negociaciones son arduas y hay contradicciones, por eso hay que andar con mucho cuidado y evitar caer en las trampas», sostuvo.

El Jefe de Estado reiteró que «no se construye la paz sobre la sangre, por heroica que esta parezca. Se construye la paz sobre el concierto de las voluntades de quienes no piensan igual».

«Nada hay más importante ni más urgente que la paz y nada debe convocar más la voluntad de los colombianos», dijo.

Recordó que en el país se han registrado más de 220 mil muertos en el último medio siglo por causa de un conflicto sin sentido. «Parece inconcebible pero sucedió. Y lo peor es que sigue sucediendo. Ustedes lo siguen sufriendo, lo saben mejor que nadie», les dijo el Presidente Santos a los diputados.

Y concluyó: «Eso no lo podemos permitir. Dejar que esto continúe, que la violencia siga cobrando la vida, la salud y la tranquilidad de nuestros compatriotas día tras día, no puede ser una opción para los colombianos. Por eso estamos trabajando para terminar el conflicto lo más pronto posible. Y hablo de terminarlo, no de suspenderlo para que luego se avive y se haga peor».