18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Manizales lidera en competitividad y Palmira está rezagada

30 de agosto de 2013
30 de agosto de 2013

 

El Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional presentaron ayer la tercera versión del Doing Business en Colombia, un estudio que compara las regulaciones comerciales en 23 ciudades colombianas enfocándose en las regulaciones nacionales y locales que afectan cinco etapas del ciclo de vida de las pequeñas y medianas empresas nacionales: apertura de empresas, obtención de permisos de construcción, registro de la propiedad, pago de impuestos y comercio transfronterizo.

Entre 2009 y 2012, se han hecho 69 reformas regulatorias y al menos una se ha hecho en cada una de estas ciudades. En ese periodo todas progresaron en materia de regulaciones más eficientes, con excepción de Sincelejo, ya que allí se incrementaron las tarifas del ICA, de delineación urbana y se introdujo la sobretasa medioambiental.

En Manizales, que se ubica una vez más en el primer lugar junto con Ibagué, se hacen las mejores prácticas nacionales y ésto la pone a niveles de las economías desarrolladas. Por ejemplo, mientras que un empresario tarda 11 días para registrar una propiedad, al igual que en Corea del Sur y Dinamarca, en Pasto y Cartagena deben esperar 36 y 33 días, respectivamente.

El tiempo total para obtener permisos de construcción es menor en Manizales y también en Bogotá. Según el reporte, con 39 y 54 días respectivamente, “ninguna capital en Latinoamérica se les asemeja y, a nivel mundial, solo las superan 5 economías, entre ellas: Estados Unidos, Corea del Sur y Singapur”. En esta ciudad se abolieron requisitos de obtención de paz y salvos de pagos de impuestos, las curadurías redujeron en un 40% el tiempo de expedición de licencias de construcción y es la que más ha avanzado en integración de servicios y trámites en la Ventanilla Única de Registro.

Por su parte, Palmira, el hogar vallecaucano de grandes ingenios azucareros, ocupó el último puesto. Uno de los aspectos más complicados allí es la obtención de permisos de construcción, ya que se requieren 11 trámites que tardan 101 días y cuestan 279,9 % del ingreso per cápita. En contraste, en Pereira, la mejor en este indicador, los constructores deben completar 8 trámites en 63 días y cuestan el 104,2% del ingreso per cápita.

El desempeño promedio de las 23 ciudades ubica hoy al país a medio camino entre los países de altos ingresos de la Ocde y de Latinoamérica, lo que evidencia que aún falta mucho por recorrer.

Cartagena, una de las más reformadoras

Medellín, Bucaramanga y Cartagena fueron las tres ciudades que más reformaron, según el Doing Business en Colombia del Banco Mundial. Medellín y Bucaramanga mejoraron significativamente los trámites para la apertura de empresas y para obtener permisos de construcción. Hoy en día, los empresarios de Medellín pueden declarar y pagar en línea el impuesto de industria y comercio (ICA) reduciendo la carga administrativa de pagar impuestos.

Cartagena escaló 16 posiciones en el indicador de apertura de empresas, principalmente porque el municipio remplazó el certificado de uso de suelo por un sistema de consulta virtual. La obtención de permisos de construcción mejoró en 17 ciudades, principalmente por la aplicación a nivel local de las disposiciones del Decreto 1469 de 2010 que compiló y actualizó la reglamentación de las licencias urbanísticas.

La República