22 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Extraditado a EEUU cabecilla de la banda criminal de “los rastrojos”

29 de agosto de 2013
29 de agosto de 2013

 

El antisocial fue entregado a agentes de la DEA en el aeropuerto miliar Catam, aledaño a Eldorado, donde fue embarcado en un avión que los trasladó a Miami, Florida, donde una corte federal lo juzgará concretamente por introducir varias toneladas de cocaína a territorio estadoundense.

Alias “Diego rastrojo”, de 42 años, quien fue capturado el 3 de junio de 2012 en Barinas (Venezuela), estaba recluido en la cárcel de “Palo Gordo” del municipio de Girón, departamento de Santander y tras ser avalada su extradición fue trasladado a Bogotá para ser enviado a Estados Unidos.

En Colombia, el extraditado es investigado por nueve delitos, entre los que se incluyen 66 asesinatos, perpetrados entre 2008 y 2012 en los municipios de El Dovio, Roldanillo, La Unión, Buga, Cartago, Tuluá y Toro, todos ubicados en el departamento del Valle del Cauca.

De acuerdo con los registros policiales, la banda criminal de “los rastrojos” fue creada por el capo del narcotráfico Wilber Varela alias “Jabón”.

Fue uno de los 2 ejércitos del Cartel del Norte del Valle, junto con “Los Machos” del Narcotráficante Diego León Montoya Sánchez alias “Don Diego”, con el que tuvo enfrentamientos a causa de la enemistad entre “Jabón” y “Don Diego”.

Tras las capturas de alias “Don Diego”, alias”Chupeta”, y los principales lugartenintes de alias “Jabón”, las cuales contribuyeron a la desaparición del Cartel del Norte del Valle, el grupo se desintegró.

Sin embargo, la banda fue revivida por exintegrantes de los grupos paramilitares para tomarse los espacios dejados por los narcotráficantes del Norte del Valle en alianza con la guerrilla de las Farc.

Actualmente es uno de los cuatro grupos narcoparamilitares más poderosos del país, junto al ERPAC de “Cuchillo” y el “Loco Barrera”, “Los Urabeños” y las Águilas Negras, que además se dedican al secuestro, la extorsión, al sicariato y al reclutamiento de menores, según la Policía.