13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Luis Alfredo Ramos no le jala a la candidatura presidencial

31 de julio de 2013

 

Cuatro a uno es un hándicap demasiado pesado como para remontarlo y sacar adelante la consulta que él aceptaría para escoger  el candidato del uribismo al certamen presidencial del próximo año.

Los cuatro precandidatos que hasta el momento hay en el corazón de Uribe: el ex vicepresidente  Francisco Santos; el ex ministro Oscar Iván Zuluaga;  el ex embajador Carlos Holmes Trujillo y el senador Juan Carlos Vélez,  no se van a dejar sacar de taquito por el ex gobernador de Antioquia, y por eso unificaron su criterio alrededor de una encuesta que favorecería a quien, como ellos, no es uribista de hueso colorado.

En ese mecanismo Ramos no tendría la misma opción que en el de la consulta que él estaría dispuesto a aceptar, pero al que los cuatro del guiño uribista no le caminan.

Alcalde fijo para Medellín en el 2015

Ramos Botero es en este momento candidato fijo e imperdible para la alcaldía de Medellín en las elecciones regionales del 2015, y ya definió con sus asesores y amigos cercanos que no vale la pena desgastarse en procurar una pre candidatura presidencial que de todas maneras no tiene mayor futuro.

Para la alcaldía de Medellín, en cambio, no hay en el horizonte cercano o lontano alguien que siquiera le haga sombra al ex gobernador de Antioquia, ex ministro y ex presidente del congreso, quien, hablando en términos hípicos es una fija, como cuando en el hipódromo Los Comuneros  corría su caballo Barzán en distancias de fondo.

Votación real y tangible

El objetivo cercano y próximo que va a conquistar Ramos Botero, poseedor de un caudal electoral que más de uno envidiaría en el país, es la jefatura única del partido conservador en Antioquia, meta hacia la cual ya dio los primeros pasos.

En los pasados días varios veteranos de la colectividad azul (Alvaro Villegas Moreno, Juan Gómez Martínez, Fabio Valencia Cossio, Jenaro Pérez Gutiérrez y Guillermo Vélez Urreta)  suscribieron con Ramos una declaración para reclamarle al alto gobierno, en nombre de Antioquia, mayor atención en todos los campos.

Ese fue el primer gran acercamiento de todos esos líderes hacia la unidad que se concretará en torno a Ramos Botero y su jefatura conservadora indiscutible en su departamento, donde la colectividad azul está siendo “orientada” por dos directorios considerados de pacotilla.

La gran perdedora es la rubia Rendón

La única gran perdedora en este panorama que para los analistas de la política antioqueña resulta claro, es la ilusa senadora Liliana Rendón, quien vuelve a soñar ahora con llegar a la gobernación de Antioquia

Posición para la que no tiene sino ganas porque empaque es lo que le falta, a pesar de la carita bonita que la adorna.

Máxime si su jefe se decanta definitivamente por la alcaldía de Medellín, a la que llegaría por segunda vez y a la que tiene “de un cacho”, como se dice popularmente cuando algo pinta fácil.

A propósito, para la gobernación de Antioquia no se vislumbran hasta el momento nombres importantes, y todo hace prever que a la postre será el actual mandatario, Sergio Fajardo, el que logre con alguno de sus pupilos mantener la hegemonía que ahora ostenta con casi un millón de votos alcanzados en el 2011.

Denuncian ambiente pesado en el Canal Caracol

Dice “El Muro del Patán” que el ambiente por los lados del centro de noticias está súper híper mega tenso. El chisme es que con los rumores acerca de la entrada de María Elvira Arango al sistema informativo del canal, más de uno se ha dedicado a destilar veneno. Es más, dicen las malas lenguas que por ejemplo Luis Carlos no pierde la oportunidad para echar sus indirectas como sucedió hace unos días cuando María Elvira regresó de vacaciones después de dos meses de haber ingresado al canal, y el hombre en plena sala de redacción, y a todos sus subalternos les dijo: ¿si vieron? ya llegó su jefecita nueva. La pregunta es ¿qué va a pasar Cuando las nuevas estrategias tomadas por los duros del canal se comiencen a implementar? Mucha tensión.

El retiro forzoso

La Corte Constitucional ha considerado legal el retiro de los empleados oficiales a partir de la edad de 65 años. Este criterio es de 1968 y se aplica a los magistrados de la altas Cortes. La Constitución de 1991 no dispuso que los  magistrados de la Corte Constitucional y del Consejo Superior de la Judicatura  deban retirarse a esta edad. En estas condiciones se  viola el principio de igualdad.  El tema se ha discutido y la tendencia es la de que todos deben retirarse a los 65 años. Pero también puede verse el asunto desde otra óptica.  La Constitución es de 1991 y tiene más fuerza que una ley. Si los magistrados de la Constitucional y de la Judicatura no tienen edad de retiro forzoso y si cumplir 65 años no hace presumir incapacidad para juzgar y más bien por el contrario un juez a esta edad es más ponderado y comprometido con la justicia, lo acertado sería que los magistrados de las altas Cortes no tuvieran edad de retiro forzoso. Esta es una verdadera forma de aplicar el principio de igualdad. La decisión la debe tomar una Corte de conjueces. (Abogado Carlos Fradique-Méndez).

TOLON TILIN

Cuando los alcaldes eran designados por decreto, la gente de Salamina se rebotó porque el gobernador de Caldas les nombró a un advenedizo que no distinguía una O de una A. Los indignados amenazaron con meterlo en la fuente de agua de la plaza principal, si se posesionaba. Angustiado, el hombre le preguntó a su nominador: ¿”Qué hago”? Respuesta que le  dieron desde Manizales: “Por si acaso, posesiónese en vestido de baño”.