13 de diciembre de 2018

La dulce historia de amor de Mi Gorda Bella ahora en CITYTV

16 de julio de 2013
16 de julio de 2013

mi gorda

La dulce Valentina Villanueva Lanz (Natalia Streignard) es una joven que tiene todo en la vida, menos la belleza física y que ha llenado el  vació de su alma con dulces, lo que la ha hecho sufrir de sobrepeso.

Sin embargo  con el tiempo ha aprendido a quererse y aceptarse tal cual es. Al terminar sus estudios se reencontrará, supuestamente, con su madre, Eva Lanz, una famosa cantante, a quien dejo de ver desde los ocho años cuando su tía Olimpia la encerró en un internado.

Este encuentro nunca se dará  porque poco antes de la graduación, Eva sufre un terrible accidente aéreo dejando huérfana a Valentina, desconsolada se va a vivir a la mansión de su adorado tío Juan Ángel Villanueva; allí su vida cambiara cuando se reencuentra con su primo Orestes Villanueva (Juan Pablo Raba), convirtiéndose él en su amigo y confidente y que con el transcurrir del tiempo caerá doblegado ante su dulzura, para terminar llamándola Mi Gorda Bella

En su nuevo hogar, Valentina enfrentara el odio de sus adversarios como la odiosa prometida de Orestes: Chiquinquirá Lorenz, y Olimpia Mercouri de Villanueva, la madre de Orestes, quien se declarará como su enemiga a muerte.
Valentina Villanueva: Es una chica de diecisiete años, amorosa e inteligente que desde pequeña a carecido del afecto de su familia, al estar encerrada en un internado.

Orestes Villanueva Mercouri: Es un atractivo deportista y  talentoso dibujante, que esta con su novia más por costumbre que por amor, cuando Valentina llegue a su vida se ira enamorando de ella sin darse cuenta.
Olimpia Mercouri de Villanueva: Es una mujer malvada, lujuriosa y nefasta. Imponente y llena de sensualidad se da el lujo de tener un esposo postrado de amor, un amante y un siervo que daría la vida por ella.

Juan Ángel Villanueva: Es un acaudalado empresario, correcto y justiciero, quien no tendrá contemplaciones a la hora de impedir que su malvada esposa Olimpia se salga con la suya.