10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«En Colombia hay sistema judicial, pero no hay justicia»: Juan Pablo Calvas

21 de abril de 2013
21 de abril de 2013

juan pablo

Hizo sintonizar el dial del FM en la Radio Nacional, durante su paso por la Avenida El Dorado, como director de la estación estatal.  Su estilo causó impacto. La gente de mercadeo de las cadenas comenzó a seguirle la pista. Había estado en Radio Santa Fe y antes en Javeriana Estéreo, pero su estilo y su forma de desenvolverse con los entrevistados, pronto acaparó la atención de Julio Sánchez Cristo. Le hablaron de él y lo conquistó para su equipo.

Su primer día en la W Radio se le notó nervioso. Se pensaría que sería por la rapidez mental que imprime el director, pero en realidad era por la presencia de dos espectaculares mujeres en cabina.
juan pablo calvas
Tiene en su mente la capacidad para analizar el ambiente noticioso nacional e internacional. Se le percibe que posee lo que llamaban los veteranos cuartilleros, un grato olfato periodístico para determinar qué es noticia y qué no lo es.  Juan Pablo Calvas es la nueva voz informativa de Colombia.

–¿Colombia está bien informada?

–Colombia está sobreinformada de política, deportes y farándula, pero muy mal informada de la realidad por fuera de las 5 ciudades principales. Los problemas de las zonas rurales, las fallas en los servicios públicos, las historias que afectan a los colombianos más humildes – que son mayoría – no tienen espacio en los noticieros, periódicos o radios. Desconocemos la esencia de Colombia y vendemos la imagen de un país que sólo vive y respira política.


–¿Qué se oculta en Colombia?

–La pobreza y la violencia. Queremos ser otros.

–¿Las grandes noticias se tapan con fútbol?

–Con fútbol o con otras noticias. Muchas veces escándalos de cosas vacías terminan acaparando más atención que problemas graves. Es más fácil hablar de Natalia París y sus consideraciones sobre el pollo que vuelve homosexuales a los niños, que hacer historias sobre la violencia que sigue azotando al departamento de Córdoba.

–¿A quien escuchaba cuando estaba estudiando periodismo?

–A Julio Sánchez Cristo.

–En una entrevista dijo que no le convenía Julio Sánchez, ¿por qué trabaja ahora con él?

–Aprendí a hacer radio escuchando a Julio Sánchez a él le debo el hacer lo que hago. Sin embargo en el camino descubrí otros tipos de periodismo que me parecen necesarios para el país. Ahora estoy en La W como parte de un nuevo reto profesional y personal: es la oportunidad de hacer radio junto a quien escuché desde pequeño y también la posibilidad de proponer temas y enfoques que me interesan mostrarle al país.


–¿En Francia además de estudiar que mas hizo?

–Leí mucho, tuve un blog que actualizaba periódicamente y me puse a hacer podcast sobre los grupos musicales y su historia.


–¿En la universidad si se aprende periodismo?

–En la universidad se aprende un método. En los medios se aprende el quehacer.

–¿Las nuevas promociones de comunicadores son conscientes que lainvestigación, mas que la ¿teoría son definitivas en el periodismo ?

–Espero equivocarme, pero creo que las nuevas generaciones creen que investigar es meterse a Google. Eso así no funciona.

–¿Qué le sorprendió del periodismo de Juan Guillermo Ríos?

–Es muy cercano a la gente, a las historias de vida. En las entrevistas es experto en tocar las fibras más sensibles. Alguna vez me dio un gran consejo: encuentre su tono, sea auténtico y hágase querer por la gente. Todavía ando en esas.

–¿Por qué se retiró de Todelar?

–Me fui porque una semana después partía a hacer mis estudios en el exterior.

–¿Su llegada a La Radio Nacional fue producto de mística y vocación periodística?

–Llegué a Radio Nacional convencido de que allí iba a nacer un gran proyecto de radio para el futuro del país. Me fui para allá consciente de que una radio pública no es la radio del gobierno, sino de la gente y a eso le aposté: a contar el país sin pensar engobiernismo u oposición, simplemente mostrando puntos de vista.

–¿Cómo se produjo su llegada a la W?

Un correo electrónico, una llamada, un café, una oferta y un contrato.

–¿Es consciente de la responsabilidad que tiene frente al futuro del periodismo nacional?

–Hay muchos más haciendo el camino. Quisiera compartir esa responsabilidad con tantos otros que sé que lo hacen bien.

–¿Cuál es su investigación inolvidable?

–La realidad de los páramos en Colombia. Fue una serie que hicimos en Radio Nacional con la que buscamos abrir los ojos ante la depredación de la que son víctimas estos santuarios naturales. No sólo hay minería: agricultura, ganadería, quemas, están acabando con un ecosistema que sólo se encuentra aquí.

–¿Cuál ha sido la noticia que no quisiera darle al mundo?

–La del fin de la democracia en cualquier país.

–¿A qué mujer le gustaría entrevistar?

–Debe ser fabuloso contar la verdadera vida de la Reina de Inglaterra, no la de la mujer política, sino la de la cabeza de familia.

–¿Qué tipo de música escucha cuando esta descansando?

De todo un poco: paso fácilmente del rock suave de los setentas, al jazz. Disfruto el pop de los ochentas, la música indie y electrónica. Los boleros me sacuden el alma y la música brillante me pone de buen humor.

–¿Usted si se puede desconectar de su oficio?

–Procuro hacerlo cuando me pongo a leer literatura. Es la mejor escapatoria a la realidad avasalladora.

–¿Cuál ha sido su experiencia trabajando con un elenco de bellas periodistas?

El trabajar con bellas mujeres inspira. Sus sonrisas son un bálsamo en medio de la tensión.


–¿Qué le ha aprendido a Alberto Casas?

–La ecuanimidad.


–¿Les cree a personajes como Roy Barreras y Armando Benedetti?

–Todo político es un actor. Los actores hacen papeles que no corresponden a su realidad y ganan plata por eso.

–¿La falta de medios especializados en Colombia ocasiona que losinformativos denuncien miles de casos, pero no alcanzan aprofundizarlos?

–Sí, aunque también es el exceso de información que se maneja en Colombia. Hay tantas noticias que es imposible hacer seguimiento a todo.

–¿Se podrá llegar a la paz en Colombia?

–Es un sueño al que todos debemos apostar.

–¿Cuál es el principal palo que se pone a la rueda de la paz?

–Intereses políticos y económicos.

–¿Hay justicia en Colombia?

–Hay sistema judicial, pero no hay justicia.

–¿Cree que la extradición si ha servido para algo?

La extradición se ha llevado al extremo de que ya en Colombia no se juzga a los delincuentes cuando muchas veces los crímenes más graves fueron cometidos acá y no allá.

–¿Cómo considera que les irá a los políticos en las próximas eleccionesen Colombia?

Duele decirlo: nada cambiará.