11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Nicolás Maduro presidente de Venezuela por estrecho margen

15 de abril de 2013
15 de abril de 2013

La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, hizo el anuncio con el 99,12 % de las actas escrutadas y aseguró que la tendencia es irreversible. Agregó que 78,71% fue la participación de los electores.

«En vista de estos resultados tan cerrados, hemos hablado con los candidatos», precisó.

Según el primer boletín Nicolás Maduro obtuvo 50,66% de los votos y su principal contendor, Henrique Capriles Radonski, alcanzó 49,07%.  (7.270.403, votos). Otras opciones obtuvieron 0,26% (38.756 , votos)

«Luego de una intensa jornada electoral, queremos de nuevo felicitar al pueblo venezolano», dijo Lucena.

Lo que dice Telesur

El candidato socialista venezolano, Nicolás Maduro, ganó las elecciones presidenciales celebradas este domingo en el país con 50,67% de los votos, frente al 49,07% que obtuvo el abanderado de la derecha Henrique Capriles Radonski, según el primer boletín emitido por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que informa sobre los resultados cuando ya se consideran irreversibles.

El candidato Nicolás Maduro tuvo una victoria de siete millones 505 mil 338 votos mientras que el candidato antichavista obtuvo siete millones 403 mil votos lo que representa el 49,07 por ciento.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena explicó que el escrutinio se hizo con 99,12 por ciento y con una participación del 78,71 por ciento de los electores.

La presidenta del máximo organismo electoral felicitó al pueblo de Venezuela «por esta joranda que fue tranquila y pacífica donde todos acudieron a los centros de votación para decidir el destino del país en paz y tranquilidad».

Lucena aseguró que los resultados son irreversibles. “Como siempre el Consejo Nacional Electoral cuando da un resultado electoral es porque son resultados irreversibles”.

También hizo un llamado a los líderes políticos para que orienten a sus seguidores a culminar una jornada electoral en paz.
Estas elecciones presidenciales fueron convocadas por el máximo ente electoral en marzo pasado, tras la desaparición física del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, quien en diciembre había pedido al pueblo que eleigiera a Maduro como presidente en caso de que quedara incapacitado tras una operación a la que se sometió en La Habana, Cuba, para combatir el cáncer que lo aquejó.

“Si algo ocurriera, repito, que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón”, dijo en diciembre en su última alocución pública.

El candidato antichavista Henrique Capriles ya había sido derrotado en las urnas el 7 de octubre por el Comandante Chávez, quien lo aventajó por más de un millón 800 mil votos.

Capriles y su comando de campaña se han negado a legitimar la autoridad del CNE y fueron los únicos en no firmar un documento redactado por el Poder Electoral en el que todos los participantes de la contienda política se comprometen a aceptar los resultados que éste emita.

Además, el candidato antichavista ha dedicado toda su campaña, que inició apenas fue anunciada la fecha de los comicios sin respetar el calendario electoral, a atacar al CNE. Este mismo domingo, tras ejercer su derecho al voto, Capriles Radonski dijo que el organismo no es un árbitro fiable.

“Espero que el árbitro cumpla con su trabajo, que el CNE cumpla con su rol”, dijo la víspera en una rueda de prensa en la que llamó al Consejo Electoral “partido político”.

“Voy a respetar la voluntad del pueblo. Lo que diga el pueblo yo lo acato, ahora que lo que diga el pueblo sea una copia fiel de lo que va a decir el CNE”, dijo.

Este domingo 19 millones de personas fueron convocadas a elegir a un nuevo presidente, tras la desaparición física de Hugo Chávez el pasado 5 de marzo. En Venezuela el voto no es obligatorio.

teleSUR/MM