15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La paz se construye desde las regiones y con todos los colombianos

22 de abril de 2013

Expertos en la resolución de conflictos como el que vive Colombia, consideran que la reserva es una herramienta vital para lograr avances  conducentes a la paz.

En el documento que dio inicio a las conversaciones con el grupo subversivo, y que es de conocimiento público, se estableció que “la construcción de la paz es un asunto de la sociedad en su conjunto que requiere la participación de todos, sin distinción (…)”. En ese sentido, el Ejecutivo abrió espacios para que la sociedad civil, de manera paulatina y conforme a los avances de la agenda acordada entre las partes, haga sus aportes.

Estos espacios han sido sumados a nuestra política de descentralización. Como Gobierno somos conscientes de que la negociación requiere del apoyo y el compromiso de las regiones y de sus autoridades locales. Por ello, desde el pasado 22 de noviembre, el Ministerio del Interior ha convocado a alcaldes y gobernadores para que hagan parte de la premisa de que la paz en Colombia se construye en el territorio, donde están las raíces más profundas de nuestra violencia, así como el camino de la reconciliación y la construcción de convivencia.

Es así como hemos reunido en diferentes escenarios del país a los 32 Gobernadores; a diferentes Alcaldes y Alcaldesas, a los de las zonas más afectadas por el conflicto armado y a los de las 25 ciudades capitales; quienes por diferentes vías le han hecho saber a los colombianos y colombianas su respaldo irrestricto al Proceso de Paz, manifestando su disposición de ser aliados del Gobierno Nacional y enriqueciendo con su posición la mesa de conversaciones, como articuladores de propuestas sobre su región o localidad y también como facilitadores de los mecanismos de participación de la sociedad civil.

Son los propios alcaldes y gobernadores quienes han asumido su rol en los diálogos de Paz; por eso, el Ministerio del Interior decidió concentrar todos sus esfuerzos para facilitarles la participación en este proceso. No se trata solamente de la manifestación pública de su apoyo, se requiere que sean los principales aliados del Gobierno en esta iniciativa  legitimando y liderando la opinión pública sobre el proceso y siendo los articuladores, pedagogos y planificadores a nivel local y regional de la paz.

Precisamente, Cartagena fue el escenario para reiterarles a alcaldes de diferentes regiones del país, que como Ministerio de las Regiones, somos y seremos el puente que los conecta con la mesa de conversaciones, garantizando que su voz llegue a los delegados del Gobierno en La Habana y enriquezca los 6 puntos de la agenda que nos ayudará a edificar el fin del conflicto. Este diálogo fluido permite que como líderes naturales de la democracia visualicen su papel en el postconflicto y den el primer paso de una pedagogía de paz en sus comunidades.

Ningún sector puede quedarse callado frente al proceso. Todas las zonas del territorio nacional jugarán un papel clave en la etapa del postconflicto; el debate público y su participación serán relevantes para el equipo negociador del Gobierno Nacional. Sin embargo, es necesario insistir en que en una democracia como la nuestra, los aportes, propuestas e incluso las críticas se deben hacer con solidez buscando siempre mejorar el proceso, porque finalmente la paz que tanto anhelamos no será de unos pocos, sino de todos los colombianos.