17 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Joven invidente se forma con éxito en el SENA

2 de abril de 2013
2 de abril de 2013

Un ejemplo claro de esta labor lo constituye Cristian Camilo Orozco Escárraga, de 19 años,  quien cuenta con una limitación física que le impide ver pero no estudiar e interactuar con sus compañeros de la Tecnología en Análisis y Desarrollo de Sistemas de la información.

El joven que padece glaucoma congénito, se destaca por ser un aprendiz líder, emprendedor, solidario, creativo y  con capacidad crítica. Además,  por su espíritu de servicio y afición al ajedrez.

“Muchos creen que tengo un impedimento y no es así. Alcanzo a distinguir algunas sombras lejanas. Lo importante es que tengo habilidades diversas que me permiten realizar tareas como arreglar equipos de cómputo, monitorear redes, operar programas, manejar reportes y producir datos, entre otras”, expresó el joven.

Para facilitar la transferencia de conocimientos, Cristian emplea el programa JAWS, un software que facilita la  lectura en pantalla a las personas invidentes. Asimismo se apoya en el sistema Braille para tomar apuntes en clases y luego leerlos  en su casa.

Por su parte, los instructores lo motivan, estimulan su participación y adaptación a los distintos ambientes pedagógicos. Comprendiendo su ritmo de aprendizaje diseñan diversas estrategias de evaluación para verificar la apropiación de competencias sobre un tema específico.

“El apoyo que me da el SENA es grande porque aquí puedo capacitarme para luego conseguir un trabajo. Mi hermana, también tiene la enfermedad  así como mis padres. Ella fue admitida hace poco  para entrar a la Tecnología en Comunicación Comercial, es decir, que pronto estará conmigo en estos espacios. Eso nos hace felices porque significa que nos valoran y no crean barreras con nosotros”, agregó.

Cristian asiste a la formación de lunes a viernes en el horario de 2:00 p.m. a 9:00 p.m. Para llegar, toma un bus desde Calarcá que lo deja cerca a la sede Galán hasta donde se desplaza caminando con la ayuda de su bastón.  

“Estuve a punto de retirarme hace tres meses pero comprendí que debía seguir luchando por mis sueños. Reconozco que no seré capaz de hacer interfaces gráficas pero seguro me especializaré en otro campo, porque este es el camino que he decidido tomar”, puntualizó.

Según Carlos Fabio Álvarez Ángel, subdirector del Centro de Comercio y Turismo, el SENA es una institución incluyente y este es un caso de inclusión educativa exitoso. “Esta experiencia nos demuestra que estamos cumpliendo el propósito de fortalecer y apoyar el perfil ocupacional de quienes presentan alguna dificultad visual para que puedan valerse por sí mismos y tengan la posibilidad de conseguir un empleo digno.”

El funcionario hizo un llamado a las personas que quieran obtener un cupo para ingresar a cursar cualquier especialidad en la modalidad titulada para que se acerquen a las instalaciones de la entidad y pregunten sobre las fechas en las que se abrirán inscripciones de próximas convocatorias.