11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El futuro político de Venezuela: entre la revolución y el cambio

8 de abril de 2013
8 de abril de 2013

Los nacientes ciudadanos con capacidad de votar anotan con frecuencia que no hay tesis de fondo entre Nicolás Maduro y Henrique Capriles. Que ambos responden a intereses personales. Que no conocen “en carne viva” el país del siglo XXI y los efectos sociales y económicos que dejó el Gobierno de Hugo Chávez, luego de más de una década en el poder.

Este es el panorama político del país suramericano. Una nación que los años 90 se perfilaba como un nuevo protagonista del mercado energético mundial, pero que hoy está dividido desde sus entrañas entre “chavistas y antichavistas”, bajo un escenario de escasez de alimentos, inseguridad, con una alta injerencia de Cuba en su institucionalidad y con más interrogantes que respuestas entre sus habitantes. Incluso de aquellos, -que residen en el exterior- y que emigraron en búsqueda de proteger su calidad de vida.

Lo que se percibe en las calles de Caracas, es que hoy los venezolanos comienzan a despertar del duelo por la muerte de Hugo Chávez. Comienzan a  comprender –en toda su dimensión- que Venezuela se encuentra en una de las crisis más difíciles de su historia que comprometen la democracia y la libertad. Que no coinciden con generación presente, que desea un cambio. Que quiere darle vuelta a la página.

En la Venezuela del 2013, la degradación individual y colectiva amenaza con comprometer no solo el papel de los ciudadanos como protagonistas del desarrollo, sino la propia integridad territorial y los principios esenciales de la coexistencia pacífica de la sociedad. Venezuela y los venezolanos asistirás a las urnas el 14 de abril, para definir si sigue la revolución bolivariana o llega un nuevo aire al Palacio de Miraflores.

En medio de esa decisión, saben, reconocen y tienen una preocupación latente por lo que puede ocurrir luego de la cita electoral; gracias a la aguda crisis socio-económica, que al paso de las horas y de los días puede destruir los valores nacionales, las instituciones y “salpicará” la geopolítica de América Latina.

Más del 53 por ciento de los venezolanos, respaldan el cambio. Un cambio se vio frustrado en varias ocasiones años atrás porque lo impidió el Gobierno Chávez. En medio de las dificultades y los errores de esa época por parte del máximo jefe de las fuerzas armadas, los hombres y mujeres que ejercerán su derecho al voto tienen fe y esperanza para el “tsunami” de cambio salga a la luz. Comenzó la hora cero para Venezuela. A propósito de este comentario usted que piensa.

*Internacionalista, Comunicador Social-periodista, experto en Marketing de ciudad, marketing político y TLC

 

E mail [email protected]