21 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Revisión a tributos, irregularmente impuestos

22 de marzo de 2013

octavio cardonaEn otras palabras, es la entrega voluntaria o no voluntaria de cierta cantidad de bienes apreciables en dinero, para que el Estado se sostenga y sobreviva, dando como contraprestación protección al tributante y al ciudadano en general.

Aunque los tributos se dividen en impuestos, tasas y contribuciones, de manera genérica se entienden análogos los tributos y los impuestos, lo que me lleva a decir que la semejanza puede surgir del hecho que los unos y los otros son efectivamente impuestos, es decir, que son ordenados por la fuerza legal que permite al Estado disponer de las cargas que deberán sobrellevar los ciudadanos.

No obstante que el tributo y el impuesto se hacen de manera autónoma por el Estado, hay casos en los que el tributo se cobra de manera adecuada y ajustada al querer del legislador, en tanto que en otras ocasiones se cobra erradamente como una imposición por quien interpreta de manera equivocada e inadecuada la norma, por lo que los tributos terminan irregularmente impuestos, pues se cobran a la fuerza, en contra de la lógica y contra la razón misma.

Es por ello que debemos registrar con mucho agrado que en el próximo paquete de Acuerdos que se presentarán al Concejo de Manizales, el señor Alcalde haya decidido, acogiendo el clamor de varios Concejales, entre ellos el suscrito, reordenar el cobro y por tanto el pago de dos tributos que hoy son realmente incómodos y si se quiere hasta escandalosos.

El primer impuesto que se reordenará es el impuesto al teléfono, el cual se viene cobrando hace varios meses de manera equivocada, pues aunque la voluntad de un Alcalde y de un Concejo anterior, fue propiciar una herramienta financiera que ayudara a sostener y dotar logísticamente a los organismos de seguridad en esta ciudad y para ello determinaron el cobro de un impuesto al uso de la línea telefónica, los actuales intérpretes de la norma han hecho extensivo el cobro del impuesto a los servicios de internet, líneas redsi, pbx, troncales, derivaciones y extensiones, lo cual se sale de toda lógica, especialmente si tenemos en cuenta la sentencia del Consejo de Estado que declaró la legalidad del tributo, cuando allí se dijo que para el cobro se debía tener en cuenta lo que se entendía por línea telefónica en la ley 97 de 1913.

La propuesta que se ha anunciado es que el impuesto al teléfono se aplique sobre la línea telefónica básica, que es como se autorizó y que es como ahora en los últimos meses no se ha querido entender.

Igualmente se ha anunciado que en materia de impuesto de industria y comercio se hará una modificación para que se entienda que quienes arriendan un apartamento o una casa o una habitación, no están obligados a pagar impuesto de industria y comercio, como equivocadamente lo vienen entendiendo hoy y como equivocadamente lo vienen cobrando hoy.

No es sensato, lógico, ni adecuado, que en materia de rentas se considere que una señora que alquila un apartamento ejerce la calidad o actividad comercial de inmobiliaria, pues ello es desconocer que las normas civiles propias del contrato de arrendamiento están por encima de las normas comerciales con que se quiere ver el asunto. Una cosa es que una inmobiliaria que se dedica exclusivamente a este asunto pague dicho tributo y otra es que lo pretendan en frente de quien no ejerce esa actividad de consuno.

Afortunadamente la discusión está zanjada por el Consejo de Estado y por los Tribunales Contenciosos, por lo que el entendimiento que ahora se quiere dar con la modificación es lo más equilibrado que se puede hacer.
Bienvenidas estas medidas que en corto plazo serán una solución acertada a equivocaciones recientes.

Lo malo no es equivocarse, lo grave es no reconocerlo.