22 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

29 de marzo de 2013
29 de marzo de 2013

 

juan manuel llano
Juan Manuel Llano

El que menos cobra contrató por quince millones de pesos la defensa de su cliente. Es decir, la defensa de los imputados mueve mucho más dinero que el monto que los tiene en líos con la justicia ($500 millones).  

Políticos tibios

¿Qué tanto han rezado los políticos de Caldas durante la Semana Santa? Seguramente que muy poco. La mayoría de ellos está disfrutando las playas de Miami, Cartagena o viajando por todo el mundo. A ellos no les interesa sino el voto. Cristo, muy poco. Si fuere así, serían más responsables y menos demagogos.

La vía al Morro de Sancancio

Hay que abonarle a la alcaldía de Manizales que le hace mantenimiento regular a la carretera al Morro de San Cancio. Sobre todo que para las peregrinaciones del Viernes Santos está en condiciones transitables, no satisfactorias, que es muy distinto. Política con pimienta recuerda que en toda la administración de Juan Manuel Llano no le pusieron una palada de balasto a esta vía. En el invierno de hace dos años, los peregrinos regresaron cubiertos de lodo de pies a cabeza. A la mala imagen que tenía entonces la administración de Llano por la corrupción que era un secreto a voces, se agregó la de la ineficiencia. Esta imagen les quedó a todas las personas que caminaron al cerro tutelar de la capital caldense. La vía hoy es una «autopista» comparada con la de esa época.

El sabor de la ‘Última Cena’

¿Qué comió Jesús en la última Cena? Pues además del consabido menú que consistía en pan y vino (que representaba su sangre y su cuerpo), los ingredientes del histórico banquete fueron rastreados por el periodista e investigador español Miguél Angél Almodóvar hace unos años y preparados por su compatriota, David Muñoz, toda una estrella de la buena mesa y el gourmet, en una especie de versión moderna de la Última Cena. Según indicó Muñoz a la agencia EFE “algunos de los cinco platos llevan hierbas amargas, pescado del lago Tiberiades, cordero pascual y ‘Jaroset’, un dulce que evoca los ladrillos con que los que se construyó Israel”. El menú de la cena vanguardista incluye codornices rellenas, un plato popular en los tiempos de Herodes, además de anguila a la mantequilla negra como falso entrante, erizos con kétchup, y ensalada de flores y hierbas anisadas. Delicias que contrastan con el plato central: karpas, que simbolizan las penalidades del pueblo judía en su huida de Egipto.kienyke.

«Sigue el gran negocio de la intermediación financiera con la salud: senador Jorge Robledo

«No pudo empezar peor la reforma a la salud: con la monumental mentira de Santos de que ‘las EPS se van a acabar’, cuando apenas les van a cambiar de nombre», denunció el senador Robledo (Polo Democrático), quien agregó: «seguirá, entonces, la intermediación financiera y el aseguramiento, con el agravante de que se proponen acabar con el No POS –que amplió los derechos del POS– y reducir a poco o a nada la tutela».

El senador del Polo explicó que, «entonces, se está ante la peor reforma a la salud desde la aprobación de la Ley 100 de 1993, porque lo único bueno que les ha pasado a los colombianos en este aspecto en casi veinte años es la creación del No POS, en razón de los fallos de tutela».

La reforma a la salud de Santos es la política del Banco Mundial (http://bit.ly/Zyn0W3) y está diseñada para favorecer a los banqueros, explicó el senador Jorge Enrique Robledo. Se trata de una propuesta tan mala que, como lo señaló la Contralora y la Federación Médica Colombia, incluso se atreve a decir de frente que los recursos públicos para la salud se volverán privados cuando pasen a las nuevas EPS (las llaman «gestoras»), hecho que fue el que generó la intervención de Saludcoop.

Off The Record, el Nuevo Siglo

Nada con Uribe

El panorama de la relación del presidente Santos con sus antecesores no se puede clasificar en blanco y negro, porque con cada uno de los exmandatarios hay particularidades. Es claro que con Álvaro Uribe es con quien la relación está peor. El expresidente no sólo es el jefe de la oposición al Gobierno sino que hizo de impedir la reelección de Santos su principal causa en los dos últimos años. Y para ello no sólo se ha convertido en su principal y más ácido crítico, sino que le tiene montada toda una estrategia con tal de encontrar un candidato que sea lo suficientemente fuerte como para atravesársele en las urnas a la opción de reelección.

Bien con Gaviria

Con el expresidente César Gaviria es con quien Santos parece estar más en sintonía. Se atribuye al exmandatario la estrategia que tiene al liberalismo como el partido que quiere convertirse, en la práctica, en el de “gobierno”, desplazando a La U. Santos y Gaviria coinciden, por ejemplo, en el tema de analizar a fondo un cambio en la estrategia antidrogas, e incluso se dice que ambos ven en Germán Vargas Lleras el nombre que puede servir de puente para avanzar en la ruta de la reunificación liberal. Las críticas de Gaviria al Gobierno han sido pidiendo corrección en las políticas y nunca a la persona de Santos. Además, el hijo del exmandatario es el jefe del partido Liberal, que fue el primero en poner sobre el tapete la necesidad de reelegir al hoy Jefe de Estado.

¿Y con Samper?

Las relaciones entre Samper y Santos son, al decir de los allegados al exmandatario, buenas pero no profundas. Los samperistas dicen que el Gobierno le ha dado juego a más de un dirigente o exfuncionario del expresidente liberal. También se sabe que en los picos de crisis puntuales, Santos ha llamado a Samper -como a otros exmandatarios- para consultar su opinión. Sin embargo, se sabe que Samper dista de Gaviria en que el liberalismo no se puede matricular anticipadamente en la opción de la reelección y que es necesario no sólo respetar un proceso interno en las toldas rojas, sino comprometer al Presidente-candidato con banderas propias de la colectividad. Sin embargo, el proceso de paz (sobre todo con el Eln) es el puente que uniría a Santos y Samper de una forma más natural.

Roce con Pastrana

Y en cuanto al expresidente Andrés Pastrana, hasta hace pocas semanas las relaciones entre él y Santos eran consideradas cordiales, aunque con diferencias marcadas en ciertos aspectos. Sin embargo, vino el primer roce de fondo por el juicio de responsabilidades que trató de hacer el Gobierno sobre sus antecesores debido al lesivo fallo de la Corte Internacional de Justicia que cercena a Colombia miles de kilómetros de mar territorial alrededor de San Andrés. Luego el tema del distanciamiento fue la mecánica del proceso de paz y el hecho de que éste tenga como telón de fondo la posibilidad de reelección. Sin embargo, ayer una alta fuente gubernamental indicó que Santos y Pastrana están de acuerdo con bajarle la temperatura a las polémicas y eso se concretará en reunión personal y privada en próximos días.