13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

9 de marzo de 2013
9 de marzo de 2013

Son cosas que nadie entiende. Con razón se dice que, mientras el costo de vida trepa en jet, el salario mínimo se mueve a paso de burro.

Hechos insóitos

El gobierno de Santos ha protagonizado en los últimos meses hechos tan insólitos que soprenden al ciudadano más imperturbable. Por ejemplo, decretó un alza escandalosa en los precios de los combustibles en pleno paro cafetero. Eso era como echarle gasolina al fuego. La consecuencia inmediata fue un paro de camioneros. No le quedó más remedio que echar para atrás el incremento del AcPM. Todo esto lo pudo evitar tomando antes las medidas que tomó después. La percepción que tiene el ciudadano común y corriente del gobierno de Santos es que se está improvisando demasiado y manejando el país con mucha ligereza.

Una institución más moderna

El senador del Partido de la U Mauricio Lizcano propuso  una reforma estructural a la Federación Nacional de Cafeteros para dar paso a una institución más moderna que beneficie al sector.El político caldense dijo que los cafeteros lograron  el aporte económico  más grande en su historia pues el Gobierno subsidiará  cerca del 25% de la producción del país. Sin embargo,  aclaró que el paro pudo haberse evitado ya que desde el año anterior los cafeteros manifestaron su intención de solicitar el apoyo del Gobierno nacional ante la crisis del gremio.

Insistió en que se debe luchar por solucionar los problemas estructurales del café para que este sector no siga siempre subsidiado por el Gobierno sino que se convierta en una industria autosostenible y para ello es necesario una reforma de fondo a la Federación Nacional de Cafeteros y revisar temas como los costos de producción, los insumos, la renovación cafetera y la productividad.

Al que le caiga el guante…

En el Acuerdo para la Prosperidad de Bucaramanga el presidente Juan Manuel Santos dijo que durante la protesta de los caficultores las autoridades observaron que mucha gente quiso aprovecharse de la situación y se vio a oportunistas políticos tratando de aprovecharse y tratando de estimular la protesta.¿A quiénes se refirió? Al que le caiga el guante… que se lo chante.

Aspirantes costeños

Dos de los candidatatos que presentó el conservatismo yepista para la Dirección Territorial de Caldas son costeños. Jaime Alberto Restrepo Manotas, médico ortopedista y traumatóloco, y Efraín Eduardo Espinoza Dorado, ex director del hospital San Vicente de Paúl, de Aranzazu, nacieron en el caribe colombiano. Es cierto, hace muchos años que están radicados en la capital caldense. Restrepo Manotas, a quien el gobernador nombró en esa posición, fue el médico del fallecido senador liberal Víctor Renán Barco.

Firme aspirante

Efraín Eduardo Espinosa, quien también fue director del hospital de Samaná, Caldas, fue un firme aspirante a suceder en el cargo a su colega Jorge Hernán Yepes. Dicen que puso toda clase de padrinos. Fracasó en el empeño pues finalmente el gobernador designó a Restrepo. Por ahora seguirá desempeñándose en una de las subdirecciones de la Territorial.

La retaguardia

Cuando vieron a Guillermo Trujillo Estrada, “Piragua”, el despedido ex secretario general de la Federación Nacional de Cafeteros, merodeando por la “cumbre” de Pereira, que puso fin al dilatado paro cafetero, alguien  preguntó: ¿Y ese hombre qué hace aquí, si no tiene arte ni parte  en el problema?, a lo que respondió un delegado de Caldas: Seguramente viene en representación de los antiguos tomadores de tinto de los desaparecidos cafés El Polo y La Cigarra, de Manizales. Juan Guerra.

Zanahoria y garrote

Bien y mal le fue al jefe de prensa de la alcaldía, Mauricio Arcila, en su informe al Concejo de Manizales. El presidente de la corporación, Johnn Heberth Zamora López, le echó flores y dijo que era lo último en «guarachas». Pero a renglón seguido le dio garrote, pues le manifestó que «la información de la página web de la alcaldía es mínima y no da la seguridad  a la ciudad de Manizales sobre lo que realmente se viene ejecutando en los planes de acción no solamente por parte de la Oficina de Prensa,  sino de  las diferentes secretarias de despacho e institutos descentralizados del orden municipal». Es decir, le dio zanahoria y garrote.