10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Nicolás Maduro juró y asumió como presidente de Venezuela

9 de marzo de 2013
9 de marzo de 2013

«Juro a nombre de la lealtad más absoluta al comandante Hugo Chávez que cumpliremos y haremos cumplir esta Constitución bolivariana con la mano dura de un pueblo dispuesto a ser libre», dijo Maduro con la mano alzada frente a la Constitución antes de recibir la banda presidencial de manos del jefe de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

De esta forma, el ex canciller y fiel colaborador de Chávez ejercerá todas las atribuciones constitucionales y legales como jefe del Estado, jefe de Gobierno y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Además, Maduro Moros, tras una sentencia de este viernes del Tribunal Supremo de Justicia, podrá asumir la candidatura presidencial del oficialismo sin dejar su cargo de «presidente encargado».

La ceremonia de juramentación fue encabezada por el presidente del Congreso, Diosdado Cabello, quien elogió los logros de Chávez y resaltó el apego a la Constitución nacional en este proceso de transición.
Antes de que fuera anunciado el cambio de lugar de la ceremonia, los diputados opositores decidieron este viernes no asistir, pues consideran que el acto, avalado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), viola «el hilo constitucional».

El poder electoral convocará las nuevas elecciones venezolanas «seguramente en las próximas horas», informó el viernes el ministro de Exteriores, Elías Jaua.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) fijará la fecha y convocará «en las próximas horas seguramente (…)» las nuevas elecciones «para elegir al presdente que culmine el mandato que no pudo terminar (Hugo) Chávez»,  fallecido el martes, anunció Jaua, sin dar más detalles.

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, informó por su parte que la toma de posesión de Nicolás Maduro como presidente encargado tendrá lugar en la sede del legislativo y no en una dependencia del Fuerte Tiuna, como él mismo había anunciado el jueves.

Cabello indicó en twitter que «que la toma de juramento del compañero Nicolás (Maduro) será en las instalaciones de la Asamblea Nacional».
Antes de que fuera anunciado el cambio de lugar de la ceremonia, los diputados opositores decidieron este viernes no asistir, pues consideran que el acto, avalado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), viola «el hilo constitucional».

«Los diputados opositores dicen que no van, que bueno, más espacio para nuestro Pueblo», escribió Cabello en twitter. Sin embargo, no se han pronunciado sobre si asistirán o no al acto en la sede de la Asamblea Nacional.

Jaua, que explicó que el cambio de lugar de la ceremonia se debió a la insistencia en asistir de varios mandatarios, confirmó la presencia del presidente ecuatoriano Rafael Correa y de tres delegaciones de alto nivel.

La toma de juramento a Maduro ocurrirá varias horas después del final de los funerales del presidente Hugo Chávez, al que asistieron una treintena de Jefes de Estado y de Gobierno, sobre todo latinoamericanos y caribeños.

En su primer discurso como presidente encargado, Maduro recordó a Hugo Chávez y dijo con voz entrecortada que la banda que recibía «le pertenece al comandante».

Recordó lo que le dijo Chávez en plena enfermedad: «Tú Nicolás debes asumir como dice la Constitución, y que sean los venezolanos quienes decidan los destinos del país».

Dijo que esas fueron las últimas instrucciones de Chávez, «como si estuvieran dirigiendo una batalla».

Horas antes, el Tribunal Supremo de Justicia dictaminó que el vicepresidente puede fungir como «presidente encargado» y a la vez postularse a una elección presidencial que será convocada por el organismo electoral ante el fallecimiento del mandatario Hugo Chávez.

Por su parte el ex candidato presidencial opositor en Venezuela, Henrique Capriles, fustigó la resolución del Tribunal Supremo de Justicia que permitió a Nicolás Maduro contender en las próximas elecciones sin dejar su cargo, y calificó de ‘espuria’ la juramentación del vicepresidente.

«A Nicolás nadie lo eligió presidente (…) yo se lo digo , Nicolás a ti no te eligieron presidente, el pueblo no votó por ti, chico», dijo Capriles. «Esa juramentación que se va a hacer ahora en las condiciones que están planteando, esa es una juramentación espuria completamente», agregó.

El líder opositor envió así un mensaje directo al vicepresidente de Venezuela y dijo que no permitirá abusos del poder, ‘porque estos abusos empujan a una línea delgadita que nadie quiere que se rompa’
Además, calificó de un «fraude constitucional» el cometido por el Tribunal Supremo de Justicia al dictaminar que el vicepresidente Nicolás Maduro puede fungir como «presidente encargado».

«Señores del Tribunal Supremo ustedes no son el pueblo, ustedes no deciden en Venezuela quién es el presidente y quién no es el presidente (…) es el colmo que en un día como hoy ustedes despachan una sentencia».

Venezuela será convocada a elecciones por mandato constitucional tras la muerte del presidente. En este sentido, Henrique Capriles pidió cumplir la constitución y dejar de ‘aprovechar un día de dolor’ para emitir una sentencia de ‘tintes políticos’.

«No podemos permitir una situación como ésta, por eso rompo el silencio», dijo en conferencia el líder opositor, quien aclaró que desde el pasado martes mantuvo respeto y silencio por la muerte del presidente de Venezuela.

«Ahora, el día de hoy, mientras el país está de luto, mientras en el país era día no laborable (…) mientras todo esto ocurría, y por eso les digo no me pidan que odie, pero no me pidan que ante un atropello guarde silencio, el Tribunal Supremo de Justicia dicta una sentencia. Y creo que es importante que todos conozcan estos abusos. Estos abusos empujan todo a una línea delgada que nadie quiere que se rompa», dijo Capriles en conferencia.

El Gobierno venezolano programó una ceremonia, tras culminar el funeral de Estado, para tomar juramento como presidente encargado al vicepresidente Nicolás Maduro, ante el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Los opositores consideran que este acto es ‘fraudulento’  por ir contra lo marcado por la constitución, la cual establece que será el líder legislativo quien asuma como presidente encargado tras la muerte del presidente.