13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

MIRA apoya paro cafetero pero no por vías de hecho

1 de marzo de 2013
1 de marzo de 2013

 

Debemos reiterar que el Movimiento MIRA apoya el ejercicio ciudadano del derecho de protesta por medios legales y pacíficos, pero en ningún momento avala la utilización e vías de hecho, como bloqueos o constreñimiento a la ciudadanía para participar. Estos actos no son acordes a los principios del Miraismo, por lo cual además de abstenernos de participar en los mismos, no promovemos su ejercicio y condenamos cualquier acción que pongan en riesgo la vida de los y las colombianas.

Por último deseamos reiterar la propuesta bandera del Movimiento MIRA para esta crisis, que es destinar parte de los recursos que provienen del 4 x mil, mientras es desmontado en su totalidad, para apoyar directamente a los cafeteros y ayudarlos a superar esta crisis.

Recordemos que el 4 por mil (Gravamen a los Movimientos Financieros o GMF) nació como una contribución (un «impuesto» de destinación específica) para atender exclusivamente la reconstrucción del Eje Cafetero tras el terremoto de 1999. No obstante, la Corte Constitucional lo clasificó como «impuesto directo», o sea, que entra al Tesoro Nacional y puede ser usado en diversas inversiones.

Según estimativos, durante el 2012 se recaudaron $5,5 billones de pesos con el 4xmil, si tomamos un porcentaje de esta cifra y lo destinamos para ayudar a los caficultores, podemos ayudar a solucionar esta crisis. El 4 por mil será desmontado gradualmente entre 2014 y 2018, pero de aquí a eso todavía le queda bastante vida útil como impuesto.

Así como se buscó salvar al Eje Cafetero después del terremoto, hay que ayudar a los caficultores, toda vez que según un reporte del Banco de la República de 2012, uno de cada tres empleos rurales en Colombia depende del café. El destino del 4*mil cafetero sería, entre otros aspectos, para mejorar los salarios de todas las personas en condiciones de vulnerabilidad y pobreza involucradas en el cultivo del café, financiar el precio de sustentación y a subsidiar o negociar deudas productivas de los caficultores.

Adicional a los recursos necesarios para solucionar una crisis cafetera, que nunca debió presentarse, ya es hora de empezar a discutir el papel que ha cumplido la Federación Nacional de Cafeteros, argumentó el Senador y presidente de MIRA Carlos Baena.